miércoles, 3 de diciembre de 2008

Más al cementerio


La crisis presiona donde duele a ciertas industrias ya de por sí obligadas a evolucionar. Como el sector automotriz. O los diarios. Y la 'selección natural' se convierte en 'recta final' para muchos. (Hago votos porque las muertes sean en plan budista y aquello que valga la pena reencarne a mejor).
Después de Centro, ayer vimos en México una nueva baja. El periódico Palabra, de Saltillo, publicó su último ejemplar tras 11 años de edición. Hay que destacar que se trata de la primer cabecera que en sus 85 años de existencia retira de circulación el acaudalado Grupo Reforma. Se explica así: "la autosuficiencia nunca llegó" y "nuestra principal materia prima, el papel periódico, ha aumentado su precio 50 por ciento en un año."
Habría que agregar la cerrada competencia que han representado sus competidores, entre ellos Vanguardia y Zócalo. Y el pronóstico tan adverso para el mercado publicitario en esta usualmente próspera capital mexicana del automóvil.
Una tristeza ver el fin de una Redacción talentosa. Esperemos que dentro o fuera de la misma empresa mantengan el trabajo periodístico, quizá en otra plataforma y quizá conservando alguna integración como equipo. Lo han dicho los sabios: La audiencia sigue estando ahí y seguirá siendo necesaria la información de calidad. Ante las exigencias de la evolución: Innovación. Ojalá.
Publicar un comentario en la entrada