lunes, 8 de diciembre de 2008

Cómo evitar el uso de la palabra terrorista

Digámoslo a la antigua: por su inusitado interés recomendamos este artículo de Mark Steyn (foto) en National Review. Tranquilos: es una excepción y además viene recomendado en The New Republic por el propio Marty Peretz. O sea, tengan la seguridad que no procede un neocon infltrado en TNR. Así que cálmense los progres.

Steyn comenta la práctica de algunos periodistas de evitar la palabra terrorista para definir, bueno…, en fin… a los terroristas. El sobresalto de Bombay/Mumbai ha vuelto a poner el asunto sobre el tapete. Explica Steyn que The Australian llamó a los terroristas teenage gunmen y una tele británica les denominó practitioners. "Practitioners of what, exactly", inquiere.

De mucho interés por estos mis pagos, donde hemos leído tantas veces en NYT y en la prensa británica que los terroristas de ETA eran the basque guerrilla o incluso basque fighters.
Publicar un comentario en la entrada