sábado, 28 de febrero de 2009

El poder y la prensa 11 / Massa 7 - ADEPA 0

A las 13.12 de hoy me llega otro mensaje de ADEPA:

URGENTE: SUSPENDER LA PUBLICACION DE LA SOLICITADA
Estimado Socio:
Rogamos a usted SUSPENDER LA PUBLICACION DE LA SOLICITADA enviada hoy debido a que el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Sr. Sergio Massa, ha convocado a una reunión a todas las entidades de medios de comunicación para el lunes 2 de marzo, a fin de encontrar una solución al tema en cuestión.


Incrédulo y sorprendido llamé por teléfono para confirmar la suspensión y evitar malos entendidos. El presidente de ADEPA en funciones (el titular está en Estados Unidos) dejó el texto final y se volvió a su ciudad. Cuando encendió su teléfono al bajar del avión, se encuentra con siete llamadas perdidas de la Jefatura del Gabinete de Ministros (la de Sergio Massa). Le pidieron que suspendiera ese anuncio con el argumento que la solicitada embarra la cancha. Además le adelantó que ya estaba redactado el decreto para solucionar la cuestión.

"Si no sale, la publicamos el martes..." se excusaron.

Si no sale, la publicamos... TARDE.

El poder y la prensa (la serie)

El poder y la prensa 10 / ADEPA muestra las cartas

Ayer a las 12.30 del mediodía recibí en mi teléfono un mensaje de ADEPA (la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas) vía correo electrónico, con un MUY IMPORTANTE en el asunto:

Estimado Socio:
Con motivo de la presión confiscatoria por parte de la AFIP hacia los medios periodísticos, que sin duda pone en riesgo la supervivencia de muchos de estos en todo el país, ADEPA distribuirá hoy una Solicitada de una página para publicar el próximo domingo 1º de marzo de 2009, a modo de gentileza. En caso de dificultársele dicha medida, la misma podrá ser adaptada por cada medio.
Solicitamos de su amabilidad la reserva del espacio correspondiente, brindándole la mejor ubicación posible, como así también brindarle toda la cobertura periodística y editorial posible al tema en cuestión.
Desde ya, agradecemos su permanente colaboración.


(lamento el mal uso de mismo y de los gerundios)

Como estoy de vacaciones, lejos de Posadas y de Buenos Aires, llamé a mi diario para que reserven ese espacio en un lugar importante.

A las 15.16 llega el anuncio ya diseñado, que reenvío al periódico por si no les llega por otra vía (clic para ampliar):

A las 21.04 recibo un mensaje del Gerente Comercial, a quien había alertado para que reserve el espacio, siempre difícl los domingos:

Me llamaron de ADEPA suspendiendo la publicación a pedido del ministro Massa.

(esta vez el gerundio es de mi gerente)

A las 0.20 de hoy tengo un nuevo mensaje de ADEPA:

URGENTE - SUSPENDER SOLICITADA
Rogamos a usted SUSPENDER LA PUBLICACION DE LA SOLICITADA enviada hoy debido a que el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Sr. Sergio Massa, ha convocado a una reunión a todas las entidades de medios de comunicación para el lunes 2 de marzo, a fin de encontrar una solución al tema en cuestión.

En el truco, el mus, o cualquier juego de naipes, eso se llama mostrar las cartas.

Tengo otro mensaje, a las 0.35, con una nueva versión de la solicitada a la que le cambiaron una línea:

Ayer mismo la presidente argentina acusó a los medios de esconder intereses y de responder a un libreto monocorde de algún oscuro desestabilizador.

¿Usted piensa que la presidente tiene intenciones de encontrar una solución al tema en cuestión?

El poder y la prensa (la serie)

Murdoch en su peor momento. ¿Peor?

Simon Dumenco entrevista a Michael Wolff. Ya saben, el biógrafo de Rupert Murdoch. No lo dejen para mañana porque AdAge sólo deja abiertas sus piezas tres o cuatro días.

El NY Times le arrea (¡No Hay Cuartel!). Se va su mano derecha, Peter Chernin. El NY Post se pasa de la raya. Le crisis muerde. Wolff lo comenta agudamente. Extractos:

:: What the Post will suffer from is its owner's greater interest in The Wall Street Journal. In other words, it no longer has Rupert Murdoch's absolute support.

:: He [Murdoch] is not only mellowed, he's changing his business model. [...] it's not that Murdoch's brand was damaged but that he's repositioning his brand.

:: His shareholders are never his primary concern. He does what he wants to do -- even if that might appear to be counterintuitive or dopey.

:: [The story of the Times on Murdoch is] telling the world Rupert Murdoch is in trouble for buying newspapers, so that he doesn't buy The New York Times.

:: News Corp. has less debt and more cash in the bank than most media companies. [...] On the other hand, its proprietor and controlling shareholder wants nothing so much as to be in the newspaper business, with his big dream to buy The New York Times. Since the Times now has a market cap of only a half billion dollars -- remember Rupert bought The Wall Street Journal for $5.6 billion -- that dream may well be at hand. So I think that's what happens: Rupert uses this general economic downturn, and this specific downturn in the newspaper business, to buy newspapers, The Wall Street Journal and the Times, that he could never have hoped to buy before. Investors and journalism students be damned.

Pues eso.

viernes, 27 de febrero de 2009

Agonía


Final Edition de Matthew Roberts.

¿Quiere Vd. saber cómo es la muerte de un diario con 149 años de periodismo a la espaldas? El Editor Multimedia del Rocky Mountain News se lo cuenta. Es duro. Es triste. Es penoso. Sirve para poner las barbas a remojar.

Esta es la última portada, en la que retoman su primera Primera:

El negocio del periodismo (y 5)

Cuando llueve se venden paraguas; en verano trajes de baño y cuando hace frío ropa abrigada. No se le vende miel al colmenero ni se le piden peras al olmo. Son leyes elementales de la microeconomía, porque ya se sabe que hay oportunidades para cada negocio. Y también es cierto que a la oportunidad la pintan calva.

No fue la revolución industrial la que engendró los diarios populares, fue el nacimiento de la clase media a partir de la revolución industrial. Los grandes cambios tecnológicos no engendran diarios, los producen los grandes cambios sociales. Los periódicos acompañaron o lideraron esos cambios. Así nacieron los diarios de la transición española, los nuevos diarios en la antigua Unión Soviética y los que aparecerán en Cuba cuando se la isla recupere su libertad.

No es buena idea basar un negocio periodístico en una revolución tecnológica. Siempre, en cambio, habrá negocios detrás de los cambios sociales que esa revolución apareja. Pero el negocio del periodismo no consiste en ganar dinero, sino en prestar un servicio fundamental a la sociedad, en el medio que sea.

Ese servicio no es la información. No es decirles que ganó San Lorenzo, Colo Colo o la Real Sociedad; ni dar el pronóstico meteorológico, los horarios de los trenes o las farmacias de turno, o explicarles cómo funciona el tocadiscos. No lo es aunque sea parte de la misión de los medios y del periodismo, como también es información y servicio la publicidad.

El negocio del periodismo no consiste en ganar dinero y esto no es una novedad en ninguna actividad humana honesta: los que tienen éxito no son los codiciosos sino los apasionados y solo los ladrones y los extorsionadores tienen como fin único el dinero (el ajeno, claro).

Unos por codiciosos y otros por impacientes, muchos empresarios han entendido mal el imperativo de la independencia y se volvieron extorsionadores. Es otro negocio, que no periodismo, vertiginoso y cortoplacista, porque se somete a los caprichos del poder. Esos editores renunciaron al sagrado deber de mejorar el mundo y lo único que cambian es el grosor de sus billeteras a costa de las de sus hijos. Lo entendieron mal o se lo explicaron así algunos consultores que justifican con eso de la independencia su propia codicia.

Ganar dinero es crucial, pero secundario, para ser independientes y cambiar el mundo, que es lo primero. Lo que se entiende con cierta dificultad es esta escala de prioridades. Y no hay negocio más rentable -estoy hablando de dinero- que cambiar la realidad de acuerdo a las propias convicciones.

El negocio del periodismo la serie (negociodelperiodismo)
Buscamos personas de más de 20 años de edad para un puesto en ventas con los siguientes signos astrológicos: Capricornio, Tauro, Acuario, Aries o Leo.

Clasificado en el Salzburger Nachrichten.

Ni los clasificados son fiables. La Crisis. El Hundimiento. El Armagedón (¡Adónde Iremos A Parar!).

jueves, 26 de febrero de 2009

Pintan bastos



Scripps, la editora del Rocky Mountain News, el diario más antiguo de Colorado, ha anunciado hoy que dejará de publicar el viernes. No ha encontrado comprador. Aquí viene todo. Su difusión cayó el año pasado un 6.6% a 210.281 ejemplares. Su rival, el Post, circuló 210.585 (-6,6%). La edición dominical –conjunta con el Post– difundió 545.442 copias en 2008 (-9.13%).

Dejo aquí un homenaje a lo mejor del RMN: su sección de fotografía. Es The Final Salute un reportaje ma-ra-vi-llo-so sobre el regreso de los soldados muertos en la guerra de Irak. El último saludo.

Arriba, vídeo: Rich Boehne, Presidente de Scripps, anuncia el cierre. La portada, de cuando el diario anunció que estaba a la venta: John Temple, el director, se dirige a la redacción, desolada.

Esta semana Hearst Corp., propietaria del emblemático San Francisco Chronicle, anunció también que deberá "recortar significativamente" su plantilla –1.500 empleados– cuanto antes o se verá obligada a vender o cerrar el diario si no logra reducir gastos.

Hearst ha cerrado varias revistas, etre ellas CosmoGirl y Country Home.

El Chronicle, 145 años bajo su cabecera, vende 339.000 ejemplares (es el 12º por difusión en EEUU), un 7,1% menos que en 2007. Ha perdido más de 50 millones de dólares en 2008 (unos 39 millones de euros). Y está en pérdidas desde 2001. Hearst era propietaria de su rival y antiguo líder, The San Francisco Examiner, que vendió en 2000 para comprar el Chronicle por 660 millones de dólares (515 millones de euros).

SFGate.com, su sitio web, pasó de 2.785.000 visitantes únicos a 3.503.000 el pasado año (+26%), según Nielsen. Es la 10º entre las webs de diarios.

En agonía: el Seattle Post-Intelligencer. También de Hearst. Y el
Tucson Citizen, fundado en 1870, de Gannett (20.000 ejemplares) cerrará el 21 de marzo si no encuentra comprador.

Heridos graves: el Philadelphia Inquirer y el Philadelphia Daily News, cuya editora se declaró en bancarrota esta semana.
Lo mismo con el Minneapolis Star-Tribune. McClatchy también quiere vender el Miami Herald. Y… más vale no seguir.

[Gracias J*]

Millonario: vende agua del grifo

Les presento a Craig Zucker, 29 años, millonario. Vende agua del grifo embotellada.

Bajo la marca TAPD –tipografía estilo bomberos de NY: «Tap'd NY. Purified New York City Tap Water» y a 1,5 dólares por botella –unos 35 centavos menos de lo que cuestan Poland Springs o Evian. Lo cuenta Anna Grau en ABC.

Dicen que Nueva York tiene una de las aguas del grifo más buenas y con mejor sabor del mundo.

Zucker explica que apenas hay fuentes públicas en la ciudad y que la manía de ir a todas partes con comida y bebida a cuestas genera una demanda que él aprovecha. Además está la presión de las autoridades a favor del consumo del agua del grifo contra la embotellada, ecológicamente más onerosa –su transporte genera CO2, etc.

Y encima no es de NY. Es californiano. Gente que sabe de escaseces de agua. Que es un problemón.

Así que buscó un socio en Craigslist, alquilaron un almacén en Brooklyn y… dale. Pagan 2 dólares al mes por toda el agua que quieren y la embotellan al lado, en New Jersey. Ya han vendido 50.000 botellas y 75 establecimientos de NY la distribuyen.

Es la mejor historia de hoy. ¿Se puede tratar la información así? ¿Es la información agua del grifo? ¿A que no? Pues algunos piensan así. Dicen: ¿no es el agua un contenido? Que Google les maldiga.

[Gracias R* y R*]

Primer axioma comunicatiu de la Llei de Reimons

Normalment, la complexitat d'una frase pronunciada és inversament proporcional a la solvència mental de qui la pronuncia.
R*, hoy, a las 14:05.

Vamos por la pendiente


Además que ya no se sabe quién es el tabloid y quién el de calidad… ¿Es esto tan relevante? Uno no lo ve claro pero tampoco lo tiene claro. Pobre Cameron. [Reparen en que el Express y el Star siguen en línea xenófoba]

Todo lo que quería saber sobre Politico.com

Gabriel Sherman entra en las tripas Politico.com en The Scoop Factory en The New Republic. Dice Sherman que los periodistas de Politico are masters of knowing what will make prime time y se cuestiona si el sitio es vitamina o veneno para el periodismo.
Sherman advierte que esa maestría en ocupar el prime time de la información política ha hecho que el sitio camine en el filo de la navaja informativo y que genere un alto nivel de estrés entre sus periodistas, además de una considerable irritación entre el commentariat del DC.
Si trabajas en Politico se quiere que publiques noticias antes de las 8 de la mañana. A esa hora arrancan las primeras reuniones del día de los asesores parlamentarios y funcionarios de la Casa Blanca. Máximo: 1.500 palabras. La presión es grande (¡Tengo Que Salir En La Home YA!). Y se cometen errores; se dejan cabos sueltos. No muchos, pero fastidiosos.
Bill Keller, el director del NYT, juzga insustancial el contenido de Politico: "Sobre eso no se puede establecer un medio informativo sostenible".
Tres comerciales de la web envían enlaces con las noticias a blogs como Drudge Report y Huffington Post y a los informativos de televisión. Para asegurarse tráfico en todos los sentidos.
Y lo mejor: sus anunciantes –en el impreso que sale tres veces por semana y en la web– están relativamente protegidos de la crisis. Son lobistas, que están activos con crisis y sin crisis. Y 68 diarios y 36 estaciones de tv han firmado acuerdos con Politico: contenidos del sitio gratis a cambio de una porción de sus ingresos publicitarios.
La pieza de Sherman es buena. Léala. A uno, con todo, se le hace un poco sospechoso que TNR sea una de las publicaciones afectadas por el éxito de Politico. Y que el resto de críticos estén más picados que razonados. Veremos qué pasa.

martes, 24 de febrero de 2009

Kindle 2.0: Un poco más


Se generaliza la opinión de que con su rediseño el Kindle se acerca más a ser la plataforma de la lectura electrónica. Lo que iTunes a la música.

Acá Toni citaba ayer a The Economist y se le notaba (a Toni. También a The Economist) el anhelo de ver este dispositivo como el gadget para leer noticias.

Hoy en el NYT David Pogue, el superstar de la reseña high-tech, alaba el reciente relanzamiento y opina que esta apuesta de Amazon puede convertirse en "la chispa que encienda el mercado de los libros electrónicos" (un juego de plabras con el significado en inglés de la palabra kindle: Encender).

Y no es tan descabellado. Quienes nos hemos vuelto adictos a las noticias por iPhone lo sabemos. Una oferta de lectura electrónica competitiva o superior al iPhone, por ejemplo con una pantalla más grande, es un buen comienzo para pedirnos que dejemos atrás el consumo de árboles muertos.

Las reseñas son muy favorables y presentan al Kindle como un avance real en el desarrollo de una experiencia digital de lectura de libros. Sin embargo tiene aún importantes limitaciones en lo que respecta a lectura de noticias. Por ejemplo el ser monocromático, blanco y negro.

Steve Jobs fue muy crítico con el Kindle en su lanzamiento original. Su argumento era que quedaban muy pocos lectores de libros pero en realidad en ese mercado habría que incluir a la prensa, la lectura de noticias. Y aunque Apple tendría todo para competir queda por ver si el futuro de la lectura vendrá de Cupertino.

Las disculpas de Murdoch

Rupert Murdoch ha pedido perdón por el cartoon del New York Post:

As the chairman of the New York Post, I am ultimately responsible for what is printed in its pages. […] Last week, we made a mistake. We ran a cartoon that offended many people. Today I want to personally apologise to any reader who felt offended, and even insulted.

I have had conversations with Post editors about the situation and I can assure you, without a doubt, that the only intent of that cartoon was to mock a badly written piece of legislation. It was not meant to be racist, but unfortunately, it was interpreted by many as such.

We all hold the readers of the New York Post in high regard and I promise you that we will seek to be more attuned to the sensitivities of our community.

Bien.

La Pregunta

J* se lleva la mano a la barbilla y pregunta:

¿Los diarios se mueren por culpa de internet o es que la información ya no compite con el entretenimiento?

Se queda uno rumiando.

La cereza del pastel

A propósito de Kindle, comenta N*, nuestra Directora General favorita:

the sound of turning a page is a cherry on top of a cake.

Bonito.

lunes, 23 de febrero de 2009

Ciao, Direttore

Candido Cannavó murió ayer. Viven sus cincuenta años de periodismo. La Gazzetta dello Sport le homenajea espléndidamente. Hace años, Giovanni Agnelli dijo de él: "Decidió ser periodista y abandonó un destino que lo llamaba a ser médico. Nunca sabremos qué perdió la medicina pero sí sabemos lo mucho que ha ganado el deporte –y nosotros– con él".

Fatemi capire…

El momento iTunes de los diarios

La aparición de Kindle, el lector de libros de Amazon, bautizado como el iPhone de los libros, hace decir a The Economist:

Giving news away on the internet, as most newspapers do, and selling online advertising alongside it, is not sustainable because the ad rates are so much lower online. Attempts to charge subscription fees or set up “micropayment” schemes have failed.

But consumers treat phones (and Kindles) differently from PCs. People pay for text messages, even though e-mail is free. Apple has sold millions of iPhone applications through the iTunes store. Several newspapers and magazines are already available, by subscription, to Kindle users. As with iTunes, people are happy to pay once it is made easy.

So it is not unreasonable to suppose that someone could step in, as Apple did with music, and introduce a comprehensive and easy-to-use shopfront, through which books, newspapers and magazines could be supplied to paying customers. The convenience of having content delivered to devices automatically overnight, and being able to flick quickly between stories at the breakfast table, when underground or on an aeroplane, might be something that people will pay for. If this approach took off, newspapers would no longer depend on advertisers and could wind down their paper editions. (They could also quietly scale back their free websites.)

Alfredo Triviño habló de todo esto en la reunión de la WAN en Ciudad del Cabo el 2007. La gente salió de su sesión y fueron a tomar copas y a hablar de plegadoras. A* recibió ofertas de trabajo como Director de Arte en un poderoso diario. Pero nadie le dijo: oiga, joven, yo le pongo el capital para ese chisme.

Uno piensa que falta empresario con la cabeza, el liderazgo y el coraje para entrar en esa estrategia, para construir ese futuro, para adelantarse al porvenir. To step in. A sus bisabuelos y abuelos les movía mejorar la sociedad, promover unas ideas, enfrentarse a una situación que querían diferente… y lograron ganar dinero con eso. A estos de hoy sólo les mueve el dinero, el poder o ambos a la vez. Y como la codicia y la cartera son cobardes...

Y a los periodistas, que hemos ido detrás de publishers tan lucidos… nos da todo un miedo atroz. Somos más conservadores que el Ejército y la Universidad juntos. Tiene castañas la cosa.

Esta fórmula –empresario codicioso y profesional cobarde– deja campo libre al descuidero, al descerebrado y al tecnócrata –a veces travestido de consultor. A estos, el periodismo y la ciudadanía les importan un rábano. Como al editor roñica y al periodista pusilánime... y ellos se juntan.

Pero saldremos adelante. Todo esto es un estado transitorio. Quizá venga Steve Jobs a salvarnos. Sería el colmo del glamour.

Bien dicho, Craig

El hooligan de los diarios impresos suele culpar a internet de todo lo que le ocurre. Nuestro Cantamañanator es un ejemplo significativo. En esta casa no. Tomen a un tipo como Craig Newmark [<], creador y CEO de Craigslist, harto de que le llamen asesino de diarios (¡Ese Cabrón Que Regala Nuestros Clasificados! ¡The Newspaper Killing Gang!).

De momento, su sitio ha despegado en poquísimas de las más de 300 ciudades del globo donde se ofrece. Newmark reconoce que tiene un impacto cualitativamente significativo pero cuantitativamente bajo: sólo 'monetiza' (¡Perdón!) al 1% de sus usuarios.

Y vamos a lo que íbamos. Hace siglos ya, dijo Newmark que la prensa local es más culpable que nadie de su propia ruina. Rescato este trecho: "los diarios tienen entre manos los asuntos decisivos. Pero han olvidado que son un servicio público. Se supone que deberían cantarle las verdades del barquero al poder, verificar y contrastar lo que publican y editarlo bien. Como dejan de hacerlo, pierden la confianza de la gente. Y esto es mucho más dañino que cualquier otra cosa que nosotros podamos hacer".

Pues sí. Donde las dan las toman.

[Gracias, 233grados, por retratar a Cantamañanator]

domingo, 22 de febrero de 2009

Más lectores… de libros

"Las ventas de libros de bolsillo han aumentado en España un 17 % en enero", dice Núria Cabutí, directora editorial de DeBolsillo (Random House Mondadori).

"El libro no tiene grandes oscilaciones: ni se dispara cuando todo va muy bien, ni cae en picado cuando todo va mal. Y si el índice de lectura de libros ha bajado 2,3 puntos, ello afecta a quien dice leer sólo uno o dos libros al año, porque el lector frecuente no deja de subir y ha pasado del 22% al 37%", dice Antonio María Ávila, director del Gremio de Editores.

"Nos temíamos lo peor. En noviembre no entraba casi nadie, pero a mediados de diciembre todo cambió y las ventas aumentaron un 7%. Hemos acabado el año con una subida de entre el 4% y el 5%. Este enero hemos subido un 1%", dice Antonio Ramírez, director de la librería La Central de Barcelona.

El precio importa. Han caído las ventas de libros caros (los que cuestan más de 40 euros) y de arte (un 15% menos).

Los estudiantes con pocos recursos han encontrado en las bibliotecas de Barcelona un refugio cada vez más utilizado: las visitas aumentaron en el 2008 un 11% (5,7 millones de usuarios) y los préstamos de libros, un 12%.

Uno se pregunta por qué este aumento de compradores de lectura no repercute en los diarios y revistas –impresos, por internet… qué más da. Culpa suya no debe ser: tienen ganas de leer y gastan dinero y tiempo para hacerlo. ¿Entonces? ¿Seguimos silbando y mirando al techo?

Suma y sigue

Jeff Jarvis replica a Alan Mutter por tercero interpuesto. Dejo el enlace aquí para que sigan este debate. Y el resumen:

Alan and I disagree about one thing: the likelihood that newspapers will be able to charge for their content online when their information—news—is quickly commodified and when there is no end of free competition. Mind you, I’ve never said that charging for content is bad. If you can charge, mazel tov! My argument is instead that charging is unlikely to succeed and talk of it lately is another unfortunate example of news executives grasping at straws rather than building the future.

Los de Reus me van a matar

Ya aclaré que no tienen nada que ver los naturales de Reus, pero así quedó bautizado este género de fotografía, publicada por gente que ni mira la foto y escribe leyendas como para pegarle con un bate de béisbol.

sábado, 21 de febrero de 2009

El negocio del periodismo (4)

Joseph Pulitzer fundó la segunda escuela de periodismo (o la primera, según cómo se mire) en la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York. Es que, a diferencia de la primera, la de Missouri en la ciudad de Columbia, está dedicada a potenciar periodistas profesionales y no a dar títulos de periodistas a quienes no lo son.

Las universidades han resultado bastante responsables de la falta de periodistas y también de la carencia de conocedores del negocio. Las cosas empezaron a fallar cuando crearon escuelas o facultades que intentaron enseñar una enfermedad, como si eso fuera posible. Pero más grave es que creyeron que lo lograban. Antes de las escuelas se distinguía a los periodistas a tres leguas, en cambio ahora cualquiera dice que es periodista y eso confunde a todos.

Para hacer periodismo hay que contratar periodistas, no graduados (aunque a veces coinciden).

Pero algunos consultores tienen tanta culpa como las escuelas del fracaso del negocio del periodismo. Los consultores tratan con los gerentes y les venden ilusiones, fuegos artificiales y mentiritas piadosas, como los vendedores de autos usados. Los gerentes compran cualquier cosa, perdidos como están. Los consultores dejan el tendal y huyen hacia adelante, allí donde nadie sabe nada de ellos. Sacan soluciones de un cajón multipropósito y manejan con codicia la función de buscar y reemplazar del procesador de texto.

El negocio del periodismo no pasa por el diseño, ni por la convergencia o la integración de sus redacciones. Esas son cuestiones formales, secundarias, que quizá ayuden a ganar eficacia o ahorrar un poco dinero o de tiempo. No es cuestión de arquitectura ni de muebles, tampoco de tecnologías ni de consejos, por más útiles que parezcan.

Si quiere tener éxito en el negocio del periodismo no busque consultores, contrate periodistas.

Continuará... (negociodelperiodismo)

El negocio del periodismo (la serie)

Las monerías del NY Post

El reverendo Al Sharpton promueve una protesta frente a la sede del NY Post. Dice que el chiste que arriba aparece refleja los tradicionales "estereotipos racistas" que comparan a los negros con los chimpancés.

El reverendo interpreta que se compara al mono con Barack Obama. Bien: el stimulus bill fue escrito por el Congreso, no por el presidente. All in all ¿no es esto fruto de un complejo contorsionismo mental? El chiste es más malo que el sebo, de acuerdo. ¿Es eso pretexto para montar el cirio? A uno le recuerda lo de las Siete y Media: si no llegas, pierdes; si te pasas… es peor.

Los manifestantes, unos 200, gritaban: ¡Boicotead al Post! ¡Que lo cierren! Pues nada. Genial.

El cartoon venía en aquella edición tan decisiva que ustedes ya vieron en esta casa. El chimpancé, llamado Travis, se pasó dos días peligrosísimo. Agredió a un amigo de su dueño. El propio amo llamó a la policía y los agentes mataron a tiros al bicho. Le sangra el corazón a uno.

Es verdad: el Post es un diario poco simpático para el mundo políticamente correcto. Feisty, se dice en inglés. Unos gamberros, dicho sea con la peor intención. Son muy dueños. Pero también se ve que el reverendo no tiene nada mejor que hacer –lleva decenios viviendo de este cuentito. Ahora ha dado importancia a una estupidez del Post.

Prudentemente (¡El Post Prudente! ¡Milagro!), el diario aclara en un editorial que esa no era su intención. Y pide disculpas. Excusatio non petita… Tampoco está mal que prueben su propia medicina.

El Post es propiedad de Murdoch. Para que luego digan.

viernes, 20 de febrero de 2009

¡Felicidades Luzma y Javi!

Buenísimo. Justísimo. Un diario griego (Elefteros Typos) y un semanario portugués (Expresso) diseñados por Javier Errea y un diario mexicano diseñado y art-directed por Luzma Díaz de León (The News) están entre los cinco Mejor Diseñados del Mundo según la Society For News Design. Muchos ya lo sabíamos. Pero ahora queda claro para el resto. Celébrenlo todos.
  • PS del sábado 21 a las 16:25: la gente de Ultra Rojo armó el diseño de The News para la salida. Lo apreciamos en lo que vale y a instancias de nuestra Luzma.

Newsweek y la supersegmentación

Newsweek ha duplicado el precio de su suscripción anual: de menos de 25 dólares a 40. Ha rediseñado y orientará los contenidos hacia la opinión y el análisis. El papel será más grueso para que los anuncios se vean mejor. El semanario quiere concentrarse en los 1,2 millones de suscriptores que tienen intereses en contenidos de análisis y rentas mayores. "Son nuestros mejores clientes y además pagan mejor", ha dicho el consejero delegado de la revista, Tom Ascheim.

Jay Rosen la ha bautizado ViewsWeek. A The Independent le gustaba llamarse ViewsPaper en mejores tiempos (¡Mucho Mejores! ¡Vuelve Simon!).

Un problema: sus columnistas –Will, Hitchens, Zakaria, Gross, Weisberg…– son buenos y buenísimos pero son muy predecibles –vale, quitemos a Zakaria– y uno puede decir casi con seguridad qué dirán sobre un tema dado –y perdonen la pedantería.

Ya puestos, podrían plantearse ser la versión impresa de Slate. Ambos medios son de la misma casa y Slate le pisa a la revista la mayoría de las firmas… antes. (¡Integración, Integración!).

Es una opción. Uno desea que la publicidad lo entienda.

jueves, 19 de febrero de 2009

NY-NJ

Cinco periódicos de la costa Este de EEUU intercambiarán textos, fotos y gráficos a través del recién constituido Northeast Consortium: The Record (Hackensack, New Jersey); Star-Ledger (Newark, New Jersey); Times Union (Albany, NY); Buffalo News (Buffalo, NY) y New York Daily News (NY). Me lo señala El Gran Carlos en 233grados, que lo toma de Media Post. Bien.

Es otro episodio de la Gran Movida USA que les contamos acá y acá. Léalo Antes En PaperPapers. [O Después, Pero Siempre En PaperPapers].

¿Qué estarán tramando los llamados grupos regionales españoles al respecto? Porque algo están tramando.

Mi pueblo es lo más

El Honorable J* me pide que lea aquí lo siguiente:

“La Justicia argentina investiga un vídeo sobre la operación de rescate de un guía de montaña muerto en el Aconcagua que, según la familia del fallecido, demuestra que fue abandonado cuando aún estaba con vida. El cuerpo de Federico Campanini, de 31 años, fue recuperado el pasado 28 de enero, 20 días después de morir congelado en el pico más alto de América y del mundo fuera de Asia.

Así cualquiera. Mi pueblo es el más bonito del mundo, fuera del resto de pueblos del planeta, claro.

miércoles, 18 de febrero de 2009

El negocio del periodismo (3)

A un periodista de Buenos Aires una vez le ofrecieron dinero para atacar a un personaje de la vida política argentina. Aceptó y se fue volando a ver a quien tenía que atacar a contárselo, así que consiguió el doble del dinero que le ofrecieron ¡para no hacer nada! Pudo ser así como nacieron los prenseros: gente que se dedica a imponer temas en la agenda de los medios a cambio de unos honorarios. Muchos de ellos han sido antes periodistas. En casi todo el mundo, quien quiera influir en la opinión pública tiene que contratar un prensero y pagarle el doble, por las dudas (no pagar es peligrosísimo). Hay prenseros que trabajan por su cuenta. Otros están a sueldo del poder. Y otros han formado sus propias empresas de opinión pública o de prensa, o trabajan para alguna de ellas.

A los periódicos se les escapa muchísima energía por los huecos que dejan en las redacciones. Por allí han florecido negocios redondos -como el de los prenseros- que hacen lo que no hacen los periodistas y muchas veces deshonestamente. Suelen corromper a los periodistas, que terminan trabajando para las fuentes más que para el periódico.

A los prenseros no se les escapa ni una línea enterrada en la página 54. Son más perseverantes y pesados que cuatro copy editors trabajando juntos. Cuando algo no aparece, llaman y llaman. Truecan favores, regalos, viajes y privilegios... por centímetros. Titulan como los dioses. Muerden como perros de presa y son capaces de hacer tres periódicos en un día. Los echamos de las redacciones hace mucho tiempo porque nos molestaban o porque preferimos trabajar con graduados en universidades de postín, de esos que no beben ni fuman pero tampoco saben nada de la vida. A esos yuppies los prenseros los manejan como corderitos mamones que se quedan encantados porque les hacen el diario: ¡Qué fácil es el periodismo! ¡Si te traen todo hecho!

Los prenseros saben bastante más que casi todos los gerentes del negocio del periodismo. Pero eso no es todo.

Continuará... (negociodelperiodismo)

Más sentido común

Alan Newsosaur Mutter. Imprescindible siempre, siempre, siempre:

Free is a business model. I know this, because Jeff Jarvis says so. Actually, I think Chris Anderson, the author of The Long Tail may have said it first. Be that as it may, here’s the question: Given Jeff’s deeply held belief that content should be free, why is he charging a retail price of $26.99 for his new book? The central thesis of Jeff’s book, What Would Google Do?, seems to be that music, news stories, legal advice and other types of intellectual property should be free to roam the web to create links and communities which, somehow, Providence eventually will monetize. So, why is Jeff charging $27.99 for the audio version of his new book? […]

He forthrightly answered the question himself here in Newsweek: “I'm a hypocrite. I didn't put this book up as a purely digital, searchable, linkable entity — I didn't eat my own dog food —because I got an advance from the publisher, and other services. Dog’s gotta eat. I couldn't pass it up.” Speaking of dog food, I need to go buy some myself. I hope the store accepts Googlejuice in lieu of cash.

El resto del post es también muy bueno.

Alan es un poco injusto con Jarvis. Pero, en fin, lo suyo ya lo dijimos aquí y aquí. PaperPapers: imprescindible siempre, siempre, siempre.

Sentido común

"La suma dels comunicats de premsa de Catalunya no explica Catalunya". Buenísimo. Lo dice S*, director del medio en cuestión.

Amén.

Test

Póngase en situación. Esto es una operación antidroga. Detenidos:
  • Un teniente coronel de la Guardia Civil española.
  • Un ex Inspector Jefe de la Policía Nacional española.
  • Un agente de la Guardia Civil española.
  • Otras seis personas, ente ellas un periodista.
¿Cuál de estos hechos emplearía usted para titular?

En El País seleccionaron éste:

Prisión para un periodista por presuntos vínculos con 'narcos'

¿Cómo dice? ¿Que por qué no titularon con el teniente coronel? Pero, hombre, qué pregunta. Pues porque el periodista trabaja en la competencia. También pusieron su foto. Siempre con el presunto por delante, con cuidadín. Hipócritas.

martes, 17 de febrero de 2009

Impagable periodismo revolucionario

Decisivo para las vidas de los cubanos. No se pierdan la mesa redonda. Deberían hacer un master en Periodismo Real en los tabloides de NY. ¡Ésos sí que son serios! Compuébelo inmediatamente:

Un magnífico ilustrador

Gabi Campanario ha abierto exposición en internet. Allí muestra sus excelentes dibujos e ilustraciones. Gabi, un hijo de l'Hospitalet de Llobregat –donde deberían ponerle una calle ya– es Diseñador e Ilustrador del Seattle Times. Antes fue Director de Arte del Palm Desert Sun y Diseñador Senior en USA Today. Una carrera al servicio de Gannett. También es el agitador de un sitio fabuloso llamado Urban Sketchers. Lo mejor es que ¡es periodista y no decorador! Bien.

LA MOLESKINE DE GABI, ABIERTA POR EL 9 DE SEPTIEMBRE DE 2008

Los 100 mejores blogs

Bryan Appleyard ha colgado una magnífica guía de los 100 mejores blogs del momento en The Sunday Times. Todo lo que se puede hacer con un blog desde el punto de vista de la sustancia.

Es una elección personal [¡Claro, Listillo!] pero vale la pena: vitaminas para toda la semana. Preparen sus dedos para pulsar manzana-D [en los pc no recuerdo cómo es].

ft.com se mueve

El sitio del Financial Times se renovará en breve y este es el retoque que proponen desde esa casa poco más de tres meses después del rediseño:
  1. Opción de elegir entre noticias y cotizaciones en el buscador.
  2. Agregar un segundo nivel de navegación en el menú.
  3. Gráfico de mercados y no sólo cifra final.
  4. Más titulares desplegados en doble columna –en lugar del pobre display actual a una columna.
  5. Sumarios de noticias de Internacional y Negocios.
La semana pasada pidieron a algunos fieles que valoraran el sitio actual y evaluaran los cambios propuestos. A ver.

lunes, 16 de febrero de 2009

El negocio del periodismo (2)

En Montecarlo (Misiones) hay un bar en el que es imposible aguantar más de cinco minutos. En cuanto uno llega, el empleado que lo atiende le pregunta a qué vino. Si pide una cerveza le preguntará para qué la quiere y si usted pone cara de extrañeza por el mal trato, le amenazará: si no le gusta, váyase. Alguien me explicó que no quieren extraños en ese local y hasta se tejió una leyenda sobre un posible reducto nazi (los colonos de Montecarlo son alemanes y tienen fama de muy serios). Sea como sea, ya se ve que tienen un concepto bastante peculiar del negocio de la hospitalidad.

Estoy seguro de que Ferran Adrià no contrataría a este señor para mesero en El Bulli, como nadie contrataría a Herodes para dirigir un kindergarten.

Muchas veces dejamos los periódicos en manos de personas que no tienen más pasión que el dinero (se llama codicia). Son los gerentes que recortan los costos echando a los mejores porque son los más caros. Persiguen a los que se equivocan, que son siempre los que más hacen. Miden la productividad por la cantidad de texto y no por el fuego de esas palabras. Pretenden llenar el diario con refritos sacados de Internet y creen que el público es idiota... Si tuvieran un restaurante contratarían al camarero de Montecarlo.

Ignacio Gutiérrez Zaldívar es un marchante argentino que se ha hecho rico y conocido. No es pintor, pero tiene y entiende la pasión de los artistas con quienes trata. Carmen Balcells es la legendaria agente literaria que nunca escribió una novela, pero entendía perfectamente lo que hacían sus autores. Zaldívar y Balcells saben tratar con pintores y escritores y son capaces de hacer lo que nadie: sugerir a unos y otros temas, colores, tamaños, estilos, sin inmiscuirse en la libertad de esos artistas para hacer lo que les plazca. Los artistas saben que están en buenas manos, que los consejos son sabios y que el negocio será rentable también para ellos. No hay nada mejor para un buen pintor que un galerista sagaz y detrás de todo escritor que triunfa hay siempre un editor apasionado (gracias M.R.A por recordarme el nombre de Carmen Balcells).

Hay gente capaz de encauzar en un negocio la pasión del periodismo, como hay quienes saben convertir en energía la corriente del Paraná o el viento de Tarifa. La del periodismo es una pasión de una fuerza descomunal, capaz de cambiar el mundo. Esa fuerza es la de El Quijote de la Mancha, que ha formado más la sociedad iberoamericana actual que la suma de todas las ediciones de nuestros diarios desde sus fundaciones.

Algo nos pasó y no sé cuándo, pero fue después de Pulitzer y Hearst. Ahora nos faltan Cervantes y Gerentes y no es porque no existen, es que no los buscamos bien.

Esto es apenas el presupuesto del negocio del periodismo, que va todavía mucho más allá.

Continuará... (negociodelperiodismo)

User Generated Revenue

Es el método Wikipedia. Uno de los diez sitios con más tráfico del mundo [60 millones de usaurios] se niega a monetizar su marca, su tráfico, su cosa. No quiere. Y es el sitio de mejor User Generated Content del mundo. Y el más crowdsourced.

El fundador de la cosa, Jimmy Wales, ha decidido también extender su modelo editorial a su modelo de negocio. Ha optado por User Generated Revenue. Literalmente: pide dinero a sus usuarios. Ha conseguido más de seis millones de dólares en donaciones. Es una relación transaccional.

Relación y transacción

Reporteros, fotógrafos y editores profesionales son vitales para la calidad del periodismo. Huffington Post y similares no pueden reemplazar a The New York Times: el periodismo de calidad es costoso, demanda tiempo y puede ser peligroso.

Sostiene [pdf] Jill Abramson, subdirectora del NYT, en NY University.

“La cobertura de Afganistán y de Pakistán y de la crisis financiera depende del Times”. Bueno: depende de los que se toman el periodismo –o sea, a los ciudadanos– en serio. Como, en general, hacen el NYT y algunos más.

Ante la crisis, Abramson confia en la audiencia global y la reputación de su diario; su nivel es una protección de la que carecen el Chicago Tribune y el Boston Globe. “Los lectores consideran The Times como una relación más que como una transacción”. Bonito.

Este puede ser un bonito benchmarking para dueños de diarios, directivos y directores: ¿a mis lectores y a mis anunciantes les pesa más la transacción o la relación? Si es la transacción… encargue el ataúd.

Minifalda para los progres

La revista madre de todos los progres norteamericanos ha rediseñado su website. Monika Bauerlein y Clara Jeffery, las Codirectoras lo explican diciendo lo que se dice siempre y vestidas de Virginia Woolf antes de tomar el té con Vita Sackville-West.

Otros lo juzgarán gráficamente, pero a uno le parece interesante el concepto.

1. "El sitio tiene un back-end más eficiente, lo cual significa que podremos pasar más tiempo dedicados al periodismo y menos a las programación". Bien, Monika.
2. El sitio está hecho sobre Drupal, código abierto. La revista pone parte de su trabajo en manos del dominio público y cualquiera puede usar la plataforma para sus propios proyectos. Bien. Lo mejor de estas revistas es que suelen tener un público más inteligente que sus periodistas. No hay problema en crowdsourcearlo todo. Si tienes pocos recursos y lectores listos… pónlos a trabajar contigo. Gratis [¡Llamen a Anderson!].
3. Tres secciones (Politics & Current Affairs, Environment & Health, Media & Culture). Simple.
4. En cada página un módulo llamado Re:action [¡Nombre Simpático!] que muestra lo más visto, lo más comentado, etc. Nada nuevo. Pero el sistema de comentarios permite enlazarlos por tags y votarlos sólo a favor como solución o como resultado. Eso ayudará a los lectores a separar los asuntos que requieren acción de los que sólo quieren opinión. Buena idea: requiere menos administración.

El diseño es de Steven Lyons, profe del California College of the Arts de San Francisco. Dice haberse inspirado sobre todo en la elegancia de New Yorker, la cómoda arquitectura de Slate y la habilidad de NPR y de The New York Times para presentar limpiamente enorme cantidad de contenido.
Lo mejor sigue siendo su lema: Smart, Fearless Journalism. Qué grande.

Por qué a Hulu le va bien y a YouTube no

El contenido generado por el usuario (UGC) convierte a YouTube en un fenómeno pero le impide ser un negocio.

Los anunciantes salen corriendo cuando oyen hablar de UGC. Su calidad es baja o muy baja y gran parte es pirateado –o sea, que es causa de demandas millonarias. En fin, hoy por hoy, "ugc" y "marca" son dos conceptos que no se pueden escribir en la misma frase.

Así que YouTube domina la red si el éxito se mide por el número de vídeos vistos/cargados por los usuarios. Y es una notable herramienta social y política. Pero no halla el modo de monetizar ese gigantesco tráfico de vídeos y usuarios ni su potencia viral.
Todo eso lo descubrieron Jason Kilar [^] y su gente a mediados de 2007 cuando pensaban en Hulu, el sitio de videos promovido por NBC Universal y News Corp [¡Murdoch!]. Kilar, ex Amazon, parece que ha dado respuesta [¡Por fin!] a una de las Grandes Preguntas: cómo ganar dinero con el vídeo en Internet.

Antes respondieron otras:

:: ¿Necesita un nuevo servicio online ofrecer simultáneamente ugc y vídeo profesional?

:: ¿Es mejor agregar contenido procedente de muchos medios o ser canal exclusivo de uno solo?

:: ¿Quiere la gente descargar películas o series de tv a sus ordenadores y de ahí a su iPod? ¿O prefieren un único streaming de vídeo?

:: Si prefieren streaming, ¿aceptarán instalar nuestra aplicación de vídeo en sus ordenadores o querrán verlos directamente en su navegador?

:: Ingresos: ¿Pago por contenidos, Publicidad o ambas cosas?

Casi todas las permutaciones de estos factores han sido aplicadas ya: Amazon, Apple, NetFlix, Joost, TV.com... Ninguna funciona bien.

Pero Hulu parece que ha aclarado la confusión. Le va bien en todo. Aún está muy por detrás de YouTube, pero en cuarta posición y creciendo.

Mejor aún: Hulu ha agotado su inventario publicitario. Por tanto, está en la rara posición de aumentarlo –claro, mediante nuevos contenidos, que le proporcionarán más vistas– y ganar más plata. Hulu ya tiene más de cien anunciantes, entre ellos marcas como McDonald's, Bank of America o Best Buy.

¿Cómo respondió Kilar a las preguntas?

:: Ofrece sólo contenido profesional [¡A los anunciantes les encanta!].

:: Agregar contenido de muchos medios es un negocio potencialmente más amplio que ser canal exclusivo. Hulu ofrece contenidos de NBC y Fox, pero también de otros 110 medios.

:: Mejor streaming a través del navegador que descargas de pago: vemos tal película o tal serie sentados y una sola vez; pero escuchamos tal canción muchas veces y en movimiento. O sea, la descarga es canal adecuado para la música pero no tanto para el vídeo.

:: “Regla de mamá”: el servicio debe ser tan fácil de usar que "mi madre pueda aprenderlo en 15 segundos o menos sin ayuda". Hulu no requiere descargar e instalar nuevo software y no parece Tokio de noche, bromea Kilar. YouTube, pese a ser propiedad de Google, es un desorden. Kilar comenzó su carrera en Walt Disney y quiere trasladar a Hulu la cultura de ofrecer riqueza de contenidos sin agobiar al usuario –como los parques temáticos de Disney.

Eso no significa que las descargas de pago estén muertas: algunos usuarios quieren guardar contenido. Eso puede ser parte del paquete premium de Hulu.

La mejor lección de Hulu: la publicidad en streaming funciona mejor que el cobro por descarga. Los anuncios son pocos y cortos, con un sutil temporizador de cuenta atrás que los hace más soportables. En algunos casos, los espectadores pueden incluso elegir el anuncio, por lo que es probable que seleccionen los más relevantes para sus intereses. Y tienden a recordar mejor los anuncios vistos en Hulu que en tv.

De momento, YouTube está demostrando que el video online tiene público, mientras Hulu está demostrando que los anunciantes están dispuestos a pagar la factura.

domingo, 15 de febrero de 2009

Periodistas a la violeta

En la radio y televisión españolas trabajan 230 tertulianos, explica hoy Cristina Castro. Sin contar los programas del corazón. Lo dice un estudio de Serfusion. Esos 230 ocupan 480 sillas. Algunos binan y trinan y… Hay tertuliano que opina en cinco programas. "Pilar Cernuda (Herrera en la Onda en Onda Cero, Alto y claro en Telemadrid) y María Antonia Iglesias (La noria, La mirada crítica, ambos en Telecinco) o Carlos Carnicero (59 segundos en TVE 1, La mirada crítica, Hora 25 en la cadena SER) ocupan al menos cuatro sillas habitualmente. Algunos recorren programas de radio y televisión durante mañana, tarde y noche".

Agrega uno que muchos escriben también en la prensa –como los mentados. Usualmente, escuchas a las nueve lo que leíste a las ocho o ves el domingo lo que te dijeron el jueves.

Cristina se para, piensa y pregunta: ¿cuándo tienen tiempo para leer y reflexionar sobre todo aquello de lo que hablan? Genial.

Respuesta: no tienen. Y ellos dirán: Cristina y usted, envidia cochina. Y soberbia puñetera. Quizá. Pero insiste uno: ¿tendrá el tertuliano ciencia infusa? Porque si no tiene ciencia infusa ni tiempo para prepararse… ¿engaña a la gente? ¿su postura ya está tomada de antemano porque tiene amo y es La Voz De? ¿No es esto un fraude? En fin ¿por qué no trabajan?

sábado, 14 de febrero de 2009

¡Exclusiva! Cómo ser periodista en el siglo XXI

INSTRUMENTAL NECESARIO PARA EL REPORTERO MULTIMEDIA, circa 1968 ('CROWDSOURCING' Y BATERÍAS NOT INCLUDED)

La buena intención es gigantesca, desde luego. Pero la miopía, también. Reproduzco entero este post de Periodismo en las Américas, que me parece un canto al despiste y a la desorientación:

¿Cuáles son las habilidades que necesita un periodista?

Joe Grimm, colaborador del área de reclutamiento del Poynter Institute, ofrece estos consejos para periodistas que quieran aprender las más importantes tecnologías digitales.

"Yo aprendería en varias áreas y me preocuparía menos sobre programas específicos", recomienda Grimm. "Yo no me fijaría en el software". Con todo, cuando un reportero aprende a producir video usando cierto programa, puede transferir esas habilidades a otros softwares.

Grimm continúa: "se debe saber de grabación y edición de audio y video, edición de fotos (en este caso, recomiendo PhotoShop como norma general) y bases de datos (Excel es un buen lugar para empezar)". También recomienda saber sobre sistemas de admistración de contenidos (CMS, por sus sigla en inglés).

Los periodistas deberían saber también herramientas para la web, como lenguaje HTML básico, y un programa de diseño como Dreamweaver o FrontPage. A juicio de Grimm, está bien preferir las computadoras Mac, pero se debe estar familiarizado con los PC y estar seguro de que el trabajo que se haga se pueda ver cualquier plataforma o navegador.

Por último, hay que “pensar más allá de la web y saber cómo transmitir información a reproductores de MP3 y celulares”, añade Grimm.

Por encima de todo, dice Grimm, los periodistas no deben pasar por alto la importancia contar con fuertes habilidades en materia de criterio noticioso, ética y narración.

[¿Por encima de todo pero lo último de todo? No juzgo, pero me asombro. ¿No deberíamos guardar un poco las formas?]

Un complemento de lectura o-bli-ga-da sobre
Periodismo 007, aquí.

Ahorro

La Nación y Clarín de Buenos Aires de hoy publican dos versiones del mismo artículo de Paul Krugman. Por lo menos sirven para una competencia de traductores. Esta es la versión original en el NYT ¡el jueves pasado!

viernes, 13 de febrero de 2009

La foto de la crisis


Anthony Suau, un gran clásico, se ha llevado hoy el World Press Photo con la imagen de todo lo que dejan detrás las hipotecas basura, las CDOs y el credit crunch. Un inspector comprueba que no queda nadie en una casa, abandonada por imposibilidad de pagar la hipoteca. Parece que por allí pasó la guerra y no el banco. Magnífica estampa. Deberían colgarla en sus despachos ministros y financieros, alcaldes y directores de sucursal de banco. Y en las bolsas de todo el mundo.

No se pierdan la visita a la galería de ganadores de los WPP de este año. Por favor.

Por si no sabían quién es Suau dejo acá tres imágenes suyas que refrescan la memoria de cualquiera:

Muro de Berlín, 10 de Noviembre de 1989

Soldados USA en ruta hacia Irak, 12 de marzo de 2007

Una madre surcoreana desesperada por la detención de su hijo, 1987

El negocio del periodismo (1)

Me quedé pensando en el periodismo deportivo. Hace tiempo escribí sobre esta realidad que implica toda una definición del negocio del periodismo. La he utilizado muchas veces, pero me temo que no se entiende tan fácilmente, así que ahora lo intento con el pie que me da TP y los contertulios nocturnos del DF.

Ese post sobre las coberturas deportivas y la entrevista a Candido Canavò, antiguo director de La Gazzetta dello Sport, me hicieron acordar de uno sobre El Gráfico. En realidad no era sobre esa revista deportiva semanal, editada en Buenos Aires desde el año 1919, sino sobre el negocio del periodismo deportivo. Decía entonces que si la Argentina consigue una desproporcionada cantidad de buenos resultados deportivos se lo debe en gran medida a la revista El Gráfico (ahora aclaro que es desproporcionada respecto de su población y de sus crisis y también que TODOS los deportistas argentinos que destacan lo hacen en especialidades en las que se gana buen dinero).

Lo suelo explicar cuando en una empresa periodística se me quejan de que no hay información deportiva porque el país, la región o la ciudad, no producen resultados deportivos que merezcan la atención y le echan la culpa a las autoridades, a los dirigentes y hasta a la alimentación o la abulia de sus ciudadanos. ¡Pero si es culpa de ustedes! Les contesto y les cuento la historia de El Gráfico que alentaba el deporte y a la vez creaba la necesidad de periodismo deportivo. El Gráfico supo ser –en sus buenos tiempos- la revista imprescindible del deporte argentino.

El negocio de El Gráfico era cambiar el deporte argentino aunque quizá ellos no lo supieran. Y el negocio del periodismo es mejorar el mundo en el que vivimos. Lo demás no es periodismo, aunque se le parezca. Lo que buscan los lectores los lunes en el periódico no es información, es periodismo. Pero es lo mismo que buscan en la portada y en la primera sección y en política y en espectáculos y en economía y en cables y en cada foto que publicamos. Buscan algo que los remueva, que les impacte, que les corte el desayuno y el hipo, que los haga soñar o llorar, sufrir o disfrutar (la prueba del desayuno es veneno para el periodismo).

El negocio del periodismo no es ganar dinero aunque lo gane y el negocio de la información hace agua por todos lados porque information want’s to be free, como nos repitió hace un par de semanas Walter Isaacson en la revista Time (How to save your newspaper). No es una novedad: lo había escrito Steward Brand en 1987 y eso quiere decir que antes lo sabía el Media Lab del MIT. El negocio del periodismo es cambiar el mundo (ya lo he dicho tantas veces, por ejemplo aquí, aquí y aquí también…) Pero es un negocio complicado porque a los que quieren cambiar el mundo nunca les ha interesado el dinero y es bastante lógico porque da un placer tanto mayor (si es que el dinero lo da).

En el fondo, la clave del negocio del periodismo consiste en aprovechar la energía descomunal de los que quieren cambiar la realidad.

Pero hace falta una pasión tan grande como el periodismo.

Continuará… (negociodelperiodismo)

Revistas al piso

Las ventas de revistas en los quioscos de EEUU cayeron un 11% durante la segunda mitad del año pasado: 19 entre las 25 más vendidas perdieron circulación. Lo dice el Audit Bureau of Circulations.

Newsweek, Time y U.S. News, las tres grandes de noticias, sin embargo, aumentaron esas ventas más del 10%. Es la primera vez en cinco años que ocurre. La elección presidencial ayudó. O sea, las noticias, eso mismo.

En cambio, las celebridades, al piso: -32% para In Touch, -31% para Life & Style, -21% para Us Weekly y -11% para OK. Pero... People +3%.

Las ventas en quiosco de todas las revistas –incluidas las que no están registradas en la ABC– cayeron un 11.7% en 2008, según The New Single Copy, la newsletter de John Harrington. La primera mitad del año la caída era del 7.4%. En la segunda, del 14.9%.

525 revistas cerraron durante 2008 en Estados Unidos –y otras 335 abrieron. En lo que va de año ya han desaparecido otras 40. Son datos de MediaFinder via 233Grados.

En 2007, la cifra de publicaciones extinguidas fue de 591. Es decir, que la causa de los cierres no puede atribuirse sólo ni principalmente a la crisis económica. La enfermedad viene de lejos.

Otros datos no invitan al optimismo. Una encuesta de la Association of National Advertisers (aquellos que protestaban por el Yahoo+Google) indica que el 77% de los departamentos de marketing planea reducir sus presupuestos de publicidad este año. El 68% exigirá a sus agencias que rebajen sus costes y otro 48% les pedirá mayores descuentos.

Esta encuesta es continuidad de otra publicada el pasado agosto.

Top 25 de revistas por suscripciones

Bob Liodice, presidente de la ANA comenta: "No hay ni una sola buena noticia en este informe. La incertidumbre en el sector es total"

Pues sí. Normalmente, el marketing recibe el impacto del crecimiento económico seis meses después de su arranque. Echen cuentas. En el mejor de los casos –o sea, si la recuperación arranca este verano–la publicidad no remonta hasta el 2010.