jueves, 12 de febrero de 2009

La prensa tiene un problema de halitosis

Varios ejecutivos de la prensa de EEUU están detrás de NewspaperProject.com. El sitio es parte de una campaña para combatir la percepción de que la prensa impresa está condenada al fracaso. Incluye anuncios en periódicos y webs como el que viene con este post.

Ken Doctor, periodista, veterano de Knight-Ridder y consultor, tiene razón: sólo el nombre ya revela un problema fundamental. "En 2009 habría esperado de los editores que advirtieran que ya no se trata de los diarios, sino de las noticias". Del periodismo, diría uno.

Uno de los primeros posts del sitio le da la razón. Se titula
Newspapers are Fact-Checked, Hand-Delivered, No Pop-up Ads. What's Not to Love? Ya ven, un canto al despiste y al tradicional paternalismo papelero: los lectores no compran los diarios porque son burros y no se dan cuenta de todas esas ventajas que tiene el impreso sobre internet.

¿No será que todas esas ventajas ya no son tales o ya no son competitivas? ¿Y que, además, ya hace tiempo que es así? Podían haber añadido que los diarios son portátiles –puedes llevarlos de aquí para allá sin gran esfuerzo– o que sirven para secar el suelo y envolver el pescado, etc. Es como decir al canceroso que su problema es el mal aliento. En fin.

Si hay un press killing gang son la gente de NewspaperProject. ¿Los ejecutivos que han llevado a las empresas informativas a este estado de cosas son quienes sacarán a esas empresas de la tormenta? No lo creo: no hay peor ciego que el que no quiere ver.
Publicar un comentario en la entrada