jueves, 26 de febrero de 2009

Pintan bastos



Scripps, la editora del Rocky Mountain News, el diario más antiguo de Colorado, ha anunciado hoy que dejará de publicar el viernes. No ha encontrado comprador. Aquí viene todo. Su difusión cayó el año pasado un 6.6% a 210.281 ejemplares. Su rival, el Post, circuló 210.585 (-6,6%). La edición dominical –conjunta con el Post– difundió 545.442 copias en 2008 (-9.13%).

Dejo aquí un homenaje a lo mejor del RMN: su sección de fotografía. Es The Final Salute un reportaje ma-ra-vi-llo-so sobre el regreso de los soldados muertos en la guerra de Irak. El último saludo.

Arriba, vídeo: Rich Boehne, Presidente de Scripps, anuncia el cierre. La portada, de cuando el diario anunció que estaba a la venta: John Temple, el director, se dirige a la redacción, desolada.

Esta semana Hearst Corp., propietaria del emblemático San Francisco Chronicle, anunció también que deberá "recortar significativamente" su plantilla –1.500 empleados– cuanto antes o se verá obligada a vender o cerrar el diario si no logra reducir gastos.

Hearst ha cerrado varias revistas, etre ellas CosmoGirl y Country Home.

El Chronicle, 145 años bajo su cabecera, vende 339.000 ejemplares (es el 12º por difusión en EEUU), un 7,1% menos que en 2007. Ha perdido más de 50 millones de dólares en 2008 (unos 39 millones de euros). Y está en pérdidas desde 2001. Hearst era propietaria de su rival y antiguo líder, The San Francisco Examiner, que vendió en 2000 para comprar el Chronicle por 660 millones de dólares (515 millones de euros).

SFGate.com, su sitio web, pasó de 2.785.000 visitantes únicos a 3.503.000 el pasado año (+26%), según Nielsen. Es la 10º entre las webs de diarios.

En agonía: el Seattle Post-Intelligencer. También de Hearst. Y el
Tucson Citizen, fundado en 1870, de Gannett (20.000 ejemplares) cerrará el 21 de marzo si no encuentra comprador.

Heridos graves: el Philadelphia Inquirer y el Philadelphia Daily News, cuya editora se declaró en bancarrota esta semana.
Lo mismo con el Minneapolis Star-Tribune. McClatchy también quiere vender el Miami Herald. Y… más vale no seguir.

[Gracias J*]
Publicar un comentario en la entrada