miércoles, 11 de febrero de 2009

Los viejos que eran viejos

Aparece Slate.fr y lo primero que se les ocurre es publicar una crónica sobre la crisis del PS francés… ¡de François Hollande! Por favor, por favor, por favor. Es lo más rancio nunca visto como estreno de sitio web. Y nos prometían Valor Añadido Editorial, etc. Mi gozo en un pozo. Pero bueno. Demos otra oportunidad a este equipo. Son siete u ocho periodistas y unos 40 colaboradores.

El Washington Post –dueño de Slate.com– tiene un 15% de la empresa francesa, que espera equilibrar sus cuentas en 2012. El sitio es gratuito y pretende financiarse con publicidad y la venta de contenido a terceros. Por ejemplo la telefónica Orange, que ya ha firmado.
Publicar un comentario en la entrada