domingo, 22 de octubre de 2017

Nuevo diseño de El Tiempo de Bogotá

Ayer

Hoy

El modelo que dejan, de 2010, es el de las pestañas de corte autoritario (debes saber, debes leer...) pero sobre todo de confuso lenguaje visual, fue realizado por el estudio de Mario García, con Rodrigo Fino a la cabeza. Aquí la explicación del nuevo diseño, que esta vez sale de la misma casa editorial.

El nuevo Tiempo y sus pestañas, en Paper Papers, 6/10/2010

lunes, 16 de octubre de 2017

En The New York Times descubren la pólvora

Les paso el link y la nota con el resumen de la presentación de Michael Golden en la sesión de apertura de la IFRA Publishing Expo and DCX de Berlín el martes pasado (10 de octubre). Diera la impresión de que en The New York Times estarían descubriendo recién ahora que este negocio consiste en hacer periodismo por el que valga la pena pagar...
"Our strategy is to make journalism worth paying for" 
"We measure our success by the number of people who pay us to be subscribers in print and in digital."
***
NYT's Golden: 'Everything we do in one way or another is to increase engagement' 
“We are in this for the long term ... Our horizon is the next 100 years,” said Michael Golden of The New York Times, during the Opening Session of IFRA Publishing Expo and DCX on Tuesday in Berlin.

Photo: IFRA/DCX 2017 - Christian Laukemper
"The New York Times has been under the control and the active senior management of the Ochs-Sulzberger family for 120 years," he said. "Obviously, we manage the business on an annual basis, but we believe we will be one of the most successful digital businesses." 
Golden, Vice Chairman of The New York Times Company and President of WAN-IFRA, shared recent developments and The Times' strategy with the standing room-only crowd. "Our strategy is to make journalism worth paying for," Golden said. "We measure our success by the number of people who pay us to be subscribers in print and in digital."

1 million print subscribers, 2+ million digital 
Right now, he said, The New York Times has about 1 million subscribers in print in various forms: Sunday-only, weekend, 7-day. All of those subscribers have full access to The Times' digital offering. 
They also have more than 2 million digital-only subscribers who pay between $225 and $450 a year for NYT digital subscriptions. "In addition to that we have more than 200,000 subscribers to a crossword product, which is doing very well," Golden said. 
He also said that The Times' short-term goal is to reach $800 in million digital revenue.
"One of the big changes that we have made in the last two to three years is that we are very focussed on audience-first," he said. "Advertising is critically important to our business, but we do not believe it is the future of our business. We believe it's much less dependable, much less available to newspapers and news organisations and that audience-first and audience revenue is the key to it." 
Being a news destination is critically important to The Times' strategy, Golden said.
"We need people to come to our website, to come directly to our journalism," he said. "That's how we think you really build a relationship and really build value. We use Facebook. We use Google. We use social media to bring our audience in, but we work very, very hard to bring them directly to The New York Times. We cannot rely on them coming solely through social media." 
He said The Times' core appeal will remain national-international news, science news, culture news, that they are well known for worldwide. "But we believe that if we are going to get to 5 million, to 10 million digital-only subscribers, then we have to have more touch-points, more areas in your daily life where you see The New York Times as an authority," he said. 
"Everything we do in one way or another is to increase engagement," Golden added.
The test for success is if you can engage consumers enough to return again and again. 
Not if you can bring in a lot of people once, he said. 
Print still significant 
"Readers have stayed with print because it is a different experience, an experience they value," Golden said. "I believe that we have a significant number of years ahead of us in print – I am not going to put a number on it because then everyone will focus on the number. We are aggressively building our digital business, but personally I believe that we'll be in print for another generation."

martes, 10 de octubre de 2017

Print's not dead


Siempre pasa lo mismo: los que vienen a darnos consejos nos dicen lo que hacemos hace 200 años. Lo curioso es que los aplaudimos, pero curioso porque si nos sorprenden o los aplaudimos es porque alguna vez nos olvidamos de los principios básicos de este negocio. Van los cinco puntos que destaca esta entrevista a Robertson Barret, el presidente de Hearst Newspapers Digital Media.
1. Permanecer local
2. Profundizar el compromiso
3. Inventar productos
4. Invertir en datos
5. Directo al mercado
El título, dicho por ellos mismos, no tiene mucho sentido: Print’s Not Dead. How Hearst Is Using Social To Power-Up Its Papers.

Yo diría que mientras haya impresos y gente que los lea, habrá noticias impresas. Lo que no sabemos es de quién van a ser.

viernes, 6 de octubre de 2017

Periodismo gonzo y otros adjetivos inútiles


Llaman gonzo en argot irlandés de los bajos fondos al último hombre que queda en pie en un maratón de alcohol, y eso en Irlanda es mucho decir... Parece que de ahí sacó Hunter Thompson la expresión gonzo journalism. Periodismo gonzo sería en castellano, pero el problema de estos adjetivos sin sentido es que no significan nada y nos dejan igual que antes hasta que alguien explica el significado de la palabra inventada y luego hay que acordarse de qué quería decir. Estaría mucho mejor decirle periodismo encubierto y todos en paz.

Ahora imaginemos a un periodista que decide cubrir un maratón de aguardiente o de comer choripanes como un tragaldabas para contar a su audiencia qué se siente, pero en carne propia. Bueno, resulta que para eso tiene que llegar hasta el final y ganar el maratón. Quizá por eso dice Hunter Thompson que “para ser gonzo se necesita el talento de un maestro periodista, la mirada de un artista o un fotógrafo, y las bolas bien plantadas de un actor”.

Se trata de ser el protagonista de la historia que se relata. Involucrarse, pero no ser uno más sino el que lleva la voz cantante y sin que esto choque con la condición esencial del periodismo que es el rigor informativo... El gonzo es una subespecie del Nuevo Periodismo que inventó Tom Wolfe, pero además del viejo Wolfe lo ejerció con maestría Truman Capote y lo sigue haciendo Gay Talese, bastante mayorcito también: relatar hechos puros y duros con todos los recursos de la novela. Pero la idea central de Thompson no es el relato sino el protagonismo; el relato viene después. A los 27 años escribió Hell’s Angels después de haberse infiltrado en una banda de motoqueros violentos durante un año entero. Y parece que cuando los motoqueros se enteraron casi lo matan a patadas.


El Nuevo Periodismo no plantea ningún problema ético, ya que está más relacionado con el estilo de escritura y con el contexto de los hechos que se relatan. Las coberturas se realizan a la luz del día y todo el mundo lo sabe... hasta que Gay Talese escribió El motel del voyeur, la historia real del propietario de un motel en Colorado que espiaba a sus huéspedes. Es cierto que Talese publicó sus crónicas muchos años después de los hechos, cuando el hotel ya había cerrado y no quedaba nada del edificio ni de los artilugios que usaba el voyeur para mirar desde el cielo raso a sus pasajeros hacer las cosas más increíbles y anotarlas meticulosamente en un cuaderno.

El problema del periodismo gonzo es que lo ejerce un encubierto metido en tribus que pretenden mantener sus actividades en secreto por ser bastante ilegales. Precisamente por eso los tribunales les han dado la razón ya en varias ocasiones y siempre que se trate de deschavar actividades delictivas. Así que puede dormir tranquilo, ya que mientras no esté haciendo macanas no se le va a meter ningún gonzo en su casa.

Pasa que el periodismo cambia con la sociedad y también cambian sus estándares, sin embargo no creo que sea legítimo usar recursos de los servicios de inteligencia –mucho menos si son ilegales– para meterse en la vida de los demás, aunque los demás sean delincuentes: para eso está la policía. Prefiero la idea del periodismo border que se inventó Emilio Fernández Cicco, un pibe de Lobos (Buenos Aires) que hasta ahora ha curtido de porno star, sparring de la Hiena Barrios, enterrador en el cementerio de la Chacarita y cosas parecidas para publicar sus historias. Está en las librerías Yo fui porno star y otras crónicas de lujuria y demencia, que se parece mucho al título del uruguayo Horacio Quiroga (1878-1937) Cuentos de amor, de locura y de muerte, que al fin y al cabo era bastante border. Gabriel García Márquez escribió con estilo y recursos de novela el Relato de un náufrago, la Crónica de una muerte anunciada y la Noticia de un secuestro. ¿Le parece poco como aporte de nuestro continente al Nuevo Periodismo, al border, o al gonzo? Y hay muchísimos más, en el Ecuador, en la Argentina y en toda nuestra Améric a mestiza. No estamos inventando nada nuevo.

Todos los periodistas tenemos algo de gonzo y de border y también de delincuente y de policía... y de voyeur y de todo. Además somos artistas y –varones o mujeres– tenemos lo que hay que tener, además de un bolígrafo, una cámara de fotos, un micrófono o una computadora. Somos periodistas y punto.

lunes, 2 de octubre de 2017

El nuevo taz

Viernes 29

Sábado 30 (edición de fin de semana)

Lunes 2 de octubre


 Les paso la traducción –bastante libre y a pesar de Google– del editorial de Georg Löwich. Y un solo comentario ¡Hay que ser alemán!
Relevante y singular 
Seguramente usted se pregunta qué pasó aquí arriba. Qué estamos estamos imprimiendo en el borde, arriba la izquierda, por supuesto. Y lo más importante, la cabeza roja que se corta en Montag (lunes). Esa se supone que es la intención del taz: irritar. Queríamos hacer el periódico un poco más divertido y con estilo. Lo hemos rediseñado, no sólo ópticamente. Hemos empezado por nuestra propia cabecera, con el coraje de ser juguetones. El mundo está cambiando, Europa está cambiando y el taz no puede quedarse quieto. Quien quiera ganar lectores hoy debe ofrecer singularidad y una oferta relevante. El taz consigue singularidad a través de la originalidad de sus temas, posiciones y formas. Relevancia significa el deseo de hacer algo en el mundo, para esto debemos ser vistos y escuchados, debemos penetrar. ¿Por qué el taz tiene ese poder? Cualquiera puede experimentar cada mañana en el tren cómo las personas leen el taz sobre el cristal de su teléfono celular. Nos apasiona taz.de En la noche de la elección el Bundestag el taz tuvo entre tres y cuatro millones de lectores en Facebook. No se trata de una cosa o de otra. Estamos fusionando con el nuevo formato y a la vez estamos desarrollando los antiguos. Porque cuando tanto perezoso clica y twittea, la realidad se convierte en vértigo.  Hay algo claro en el papel. Todas las mañanas sobre la mesa. También en de la variante como ePaper y aplicación diaria el principio diurno algo aclaratorio. Examinar, parar aquí, leer, y al final tienes una idea de los acontecimientos de un día. Internet es interminable. Desde 2009 no renovábamos nuestro producto original. Nuestro clásico. Nuestro nombre. El diario. Le invitamos a acompañar los cambios de hoy, de estos días y de las semanas siguientes. Escríbanos a neu@taz.de. Una visión de lo que hay en cada edición la encuentra en las "cosas taz" en la página 2, una de las innovaciones. Pero mire todo eso en este ejemplar.