miércoles, 6 de octubre de 2010

El nuevo Tiempo y sus pestañas


Ediciones del sábado 2 y domingo 3 de El Tiempo de Bogotá. El rediseño, ya lo saben, es de García Media. Pueden ver detalles, razones y explicaciones en los blog de Mario García y el de Rodrigo Fino.

El diseño es jugado. De esos que hay que esperar para conocer la respuesta del público, que agradecerá que no hayan cambiado el logotipo (hoy almorcé con un empresario colombiano y me decía que no se halla a gusto en ese diario donde no encuentra las cosas).

Las nuevas tres grandes secciones y sus cabeceras las explicada Rodrigo Fino (el resaltado es suyo, las negritas y la corrección en las primeras son mías):
Todo el contenido del diario se agrupó en tres grandes marco secciones: Debes saber, que es la actualidad, lo factual, la información dura. Debes hacer, es un cuadernillo de información más relacionada al comportamiento, al que hacer, al servicio, el espectáculo. Debes leer, allí se agruparán todos los análisis, los contenidos relacionados con la opinión y la profundidad. Los nombres de estas tres secciones (que llevaron un largo e intenso debate sobre si el debes era o no imperativo o incluso si no era muy informal) marcan la intención del periódico de cuál es su selección del día y de todo aquello que los editores creen que es lo más relevante e importante de cada sección. Se le puede poner el nombre que cada uno quiera, pero esa selección estará presente siempre sino no sería un diario. Sin selección no hay edición y se sabe que en toda selección hay siempre y es inevitable una exclusión.
Me canso de pellizcar las pestañas y no sale nada. Aplasto los botones de la derecha y menos. No entiendo la interactividad de internet, tomada del papel y luego falseada en el papel. Necesito que me lo expliquen. También el imperativo paternalista, justo ahora que nadie acepta que le digan lo que tiene que hacer (clic para ampliar).

Fíjense lo que les pasó en el primer número: 
lo que debes hacer es striptease

El sábado 23 tenemos un seminario con Rodrigo en Buenos Aires. Se lo voy a preguntar...

NOTA 1: agradezco al cielo que no hayan cambiado el logotipo. 

NOTA 2: aquí Eduardo Arriagada cuenta parte de la historia de estas pestañas.
Publicar un comentario en la entrada