domingo, 17 de octubre de 2010

Mostrar hechos o tapar vergüenzas

Está confirmado, según el Mostrador el diario La Nación de Santiago de Chile dejará el papel aunque todavía no han dicho cuándo (el 70% es propiedad del estado). En este post y en sus enlaces pueden ver antecedentes.

Mientras el gobierno de Sebastián Piñera cierra el único diario propiedad del estado, otras democracias sudamericanas los abren. El Ecuador de Rafael Correa mantiene con los impuestos de los contribuyentes dos periódicos (además de tres canales de televisión e innumerables emisoras de radio). Uno de ellos, PP El Verdadero, acaba de ser lanzado a la calle. En la Argentina el gobierno mantiene una importante red de periódicos oficialistas de distintos dueños que lucran como proveedores del poder. Otro tanto ocurre en Paraguay, donde Fernando Lugo lanzará un periódico del gobierno. Esto sin contar los ataques reales y patrimoniales (hasta ahora los de Lula son puras palabras) a la prensa independiente en Bolivia y Venezuela.
Fuera de toda elucubración ideológica y otras suspicacias que dejo para los comentaristas, hay que admitir que Piñera no necesita prensa adicta para ser hoy el más conocido de los presidentes sudamericanos. Le ha bastado con protagonizar una de las noticias más relevantes de los últimos tiempos a nivel mundial. Y lo ha hecho con una contundencia que no tiene parangón.

Es la diferencia abrumadora con sus colegas del continente. Ellos solo atinan callar las críticas por lo que no hacen o a inflar sus discursos monocordes.

Mientras uno muestra éxitos en la prensa mundial otros intentan tapar sus vergüenzas con prensa adicta local.
NOTA: Hoy, lunes 18, sabemos que solo han hallado dos mineros sin vida. A los otros dos todavía no han llegado y hasta puede ser que estén vivos...
Publicar un comentario en la entrada