lunes, 31 de enero de 2011

La República comunica a sus lectores que les miente

Es una de las noticias más bizarras que he visto en los últimos tiempos. La República de Montevideo cuenta a sus lectores el pasado 28 de enero que:

1. Un cronista de La República mintió.

2. Ese cronista mantiene una pública confrontación con un periodista a quien acusa de su despido en el diario Últimas Noticias, y con una empresa con la que ha mantenido diferendos penales.

3. Ese cronista ha utilizado las páginas de La República para incidir en sus diferendos personales (¡dale con los diferendos!).

4. Ese cronista ha ocasionado un grave daño de credibilidad a La República.

5. Ese cronista no se ha retractado de esa noticia falsa.

6. Ese cronista burló la buena fe de la dirección que creyó en su información.

7. Ese cronista se negó durante tres días seguidos a concurrir a la empresa para explicar la veracidad de la información publicada.

¿Qué hacía entonces ese cronista en La República? ¿No había editores, jefes, periodistas, directores, ejecutivos, propietarios en La República? ¿Los cronistas de La República son citados hasta tres veces para explicar la veracidad de lo que publican? ¿En ese diario no hay nadie con un par...?

Me lo pasa, cuando no, Claudio De Luca, del blog Señales.

sábado, 29 de enero de 2011

Cómo no usar una foto

Hace tres días saltó esta foto de las protestas en El Cairo:


Pensé: qué maravilla. Explica tantas cosas. Fui raudo a kiosko.net, seguro que la encontraría en tantas portadas/tapas de papel. Estaba dispuesto a hacer mi propio carrusel para Esta Casa. Enseguida me desanimé. Eran pocos los medios que habían aprovechado la imagen y los que la llevaban, más que editarla, la asesinaron. Vean y díganme si no tengo razón:



Ya me doy cuenta que la de Folha no es exactamente la misma instantánea y de eso también me quejo: me juego lo que quieran a que metieron la otra porque al no tener el dedo levantado la podían editar más horizontal para meter más títulos por encima del doblez (la FSP es un sábana).

Me vino a la cabeza una vieja tapa de Correio Braziliense (¡Cómo No!), que era un diario donde esas cosas no se hacían. Los protagonistas son un civil palestino y un soldado del Tsahal. Es de 2001 o 2002, ahora no puedo saberlo (de nuevo pido disculpas: la tengo en diapo sin digitalizar; esta imagen procede de un powerpoint: es lo mejor que tengo ahora):


Pregunté a RN*, que era el director, por qué apostaba tan fuerte por el asunto si esos días no estaba pasando nada especialmente relevante. Él contestó, más o menos: "Sí, claro. ¿Y cuándo carajo nos llegará otra foto que nos deje meter ese asunto na capa de modo tan interesante para los lectores, para que se lo lean? ¿Te acuerdas de hacer interesante lo importante? Esta es la nuestra. Hoy o nunca". Fabricaron ese título en unos diez minutos y ya. Realmente, la foto y el título pintan la magnitud de la tragedia en un segundo y a cualquier lector. Claro, la geopolítica es más compleja, etc. Por eso hace tan malas portadas.

He visto estos días otras fotos que me parecen más de portada que calles con manifestantes. La que me parece mejor es esta, también de El Cairo:

viernes, 28 de enero de 2011

Esto ya da miedo


Federico Fasano, dueño hasta la semana pasada de la mayoría accionaria del diario La República de Montevideo, anunció el jueves 20, en una asamblea con los trabajadores del diario, que había vendido entre el 50% y el 60% de su propiedad al Grupo Ick (los porcentajes no son iguales en las distintas versiones). Estaba presente Gustavo Yocca, quien ese día asumió el cargo de administrador general de la compañía.

Aquí la noticia en UyPress (cuyo propietario es cercano al Frente Amplio). Y aquí en Paper Papers.

Enseguida La República, ya en manos de Yocca, desmintió la participación de Ick en la compra del diario. Pero desmienten al vendedor, que anunció que lo había vendido a Ick, según aquella web.

Y aquí, por fin, la información oficial en La República de hoy, que nombra a Gustavo Yocca y Miguel Ángel Jorge como los nuevos inversores, patriotas santiagueños, casi uruguayos...

Algo no cerraba: basta con googlear Gustavo Yocca para enterarse, cuando se pasan los escalofríos, que era uno de los peores enemigos del Grupo Ick. Quizá Fasano no dijo "Grupo Ick" y había un error en alguna de las fuentes...

O quizá fue un descuido de Fasano...

Yocca tiene acciones en El Liberal, el diario tradicional y antiguo de Santiago del Estero, cuyo accionista mayoritario ahora es Ick, aunque esta perla de su corona no figure por ningún sitio como parte del Grupo. Miguel Jorge es un testaferro de Victorio Curi, el zar de la construcción y de los negocios oscuros durante el gobierno del caudillo Juárez, el mismo que denuesta el editorial de Fasano. Y para colmo de líos, Curi fue enemigo mortal de Ick. Yocca dirigió El Liberal un par de años hasta que Ick tomó el control en abril de 2009. "Actualmente Yocca no está enfrentado con Ick" dice también JR, mi fuente santiagueña.

Hay que creer, entonces y por ahora, que los nuevos dueño son Gustavo Yocca y Miguel Jorge. Y que con esta operación Fasano ha salvado el periódico cuando estaba a punto de quebrar. El País dice hoy que pagaron un millón de dólares a Fasano y que destinarán otros cinco para dejar el diario en números azules, pero la fuente de los números de El País es Búsqueda y La República desmiente a Búsqueda.

Ahora tienen –tendrían– que poner dinero para sostener y mejorar el periódico –para pagar los sueldos en tiempo y forma, para empezar. Dicen que Yocca lo tiene. Pero si lo googleó, ya sabe que hay motivos para preocuparse. Este negocio da miedo: ¿para qué quieren dos santiagueños de fértil prontuario un periódico casi quebrado en Montevideo?

Federico Fasano se ha agarrado de un clavo ardiente para no caer en la quiebra. Esta historia está empezando...

Hemos podido actualizar esta información desde lejos gracias a datos de mucha gente, pero sobre todo a Claudio De Luca, del blog Señales.

The New York Times basado en Quora o Demand Media

DS* publica una invención divertida que ilustra cómo viene la mano: una versión de nytimes.com editada á-la-Demand Media, la granja de contenidos que salió a la bolsa el miércoles y obtuvo un valor de capitalización mayor que el del propio Times en un solo día [Clic > Amplía]:

La edición real

La edición demandificada o quorificada

Se me ocurre que si se basara en contenidos de Quora la edición también sería similar. Saldríamos perdiendo. Eso no descalifica a Quora ni a Demand Media. Descalifica a quienes se empeñan en considerar medios de comunicación a esas entidades y juzgar periodismo –o periodismo equiparable al del nytimes.com– a sus contenidos. Esta prueba es clara.

Publicar no es periodismo. Los datos no son periodismo. El algoritmo no es periodismo. La participación no es periodismo. Un hashtag con millones de entradas no es periodismo. Las preguntas sin resolver –con ninguna respuesta o con mil respuestas–, tampoco. Ni siquiera clasificar hechos, opiniones, datos. Periodismo es, sobre todo, edición. Mucha edición. Los medios son, sobre todas las cosas, máquinas de editar.

El resto son fuentes,  instrumentos de edición o modos de presentar la información. El periodismo no está en la cantidad, el orden, la participación o el soporte. Eso es accesorio, perecedero, circunstancial. El periodismo está en la cabeza y se hace con pasión. De lo contrario, no está y no se hace. Todo eso necesita una dosis fuerte de individualidad –de subjetividad (¡Uy Lo Que Ha Dicho!)– que la edición colectiva, al estilo Wikipedia, erosiona y puede llegar a destruir.

¿O le gusta más la Demand Media Edition del Times?

jueves, 27 de enero de 2011

Libre no será popular

Esta vez me juego por el nombre que nos pasó Maxwell. Libre fue el título de una revista estilo Interviú de Editorial Perfil en los años 80. Tenían la marca guardada y ahora la ocupan. No discuto si el nombre es bueno o malo (a Maxwell le parece malísimo). Digo que es más apropiado para un diario joven que para uno popular. Y Libre será eso, tal como lo describe su director, Darío Gallo, en esta entrevista de Roberto Guareschi.

También me juego que el logo va a imitar la bandera de los taxis de Buenos Aires.

Miércoles nego


Gracias a Diario Z encontré la tapa de El Cronista de ayer que se suma al error increíble en el título principal de Clarín. Un miércoles negro, de colección.

miércoles, 26 de enero de 2011

Un director liberal que se cabrea de vez en cuando

Erik Izraelewicz
MV* envía un teletipo de Agence France Presse que da cuenta del nombramiento de Nicolas Demorand, de 39 años, como nuevo director de Libé y de Erik Izraelewicz, de 56 años, ídem en Le Monde.  Sustituyen a Laurent Joffrin y a Eric Fottorino, respectivamente.

De Demorand dice el teletipo  que hasta ahora "anima una emisión en la radio privada Europe 1". Con un poco de mala leche, agrega:
Son absence totale d'expérience dans la presse écrite devrait être compensée par l'adjonction d'un bras droit issu de la rédaction du quotidien.
Y digo mala leche porque una ausencia es total por naturaleza. ¿O existe una ausencia parcial? O estás o no estás. Digo.

De Izraelewicz recuerda que es doctor en Economía, que ha dirigido Les Echos y La Tribune,  que era Redactor Jefe en el Monde, etc. Y anota con mala onda pero más salero:
Il renvoie l'image d'un libéral discret et d'un journaliste intègre même si certains évoquent un côté colérique.
Así me gusta. Côté colérique. Que se cabree de vez en cuando. C'est formidable!

La fueza de la potada de Claín


Via NC*

¿Quién miente, Sport o Mundo Deportivo?


Son las contraportadas/contratapas de hoy de ambos diarios. Gracias a AA*

martes, 25 de enero de 2011

Inversiones santiagueñas en Montevideo

El Grupo Ick de Santiago del Estero compró el diario La República de Montevideo. No le voy a repetir la noticia que puede encontrar aquí. La República es el diario cercano al Frente Amplio, en el poder en Uruguay. La Agencia Uypress, que da la noticia, también.

Ick es el grupo empresario y de poder más importante de una de las provincias más pobres de la Argentina, donde poder y negocios se confunden según un sistema autoritario y feudal. En Santiago del Estero controla servicios públicos, la banca pública y los medios de comunicación.

Para los Ick (todavía no sé si el apellido es de origen ucraniano o árabe) el periodismo es una mercancía que se compra y se vende.

Solo me queda preguntar qué otros negocios planea Néstor Carlos Ick en Montevideo.

Y agregar que puede ser una desgracia para el periodismo oriental.

NOTA: El 28 de enero La República anunció los cambios en la composición accionaria. Toda la información actualizada en el post de ese día en Paper Papers.

El Mundo falla el elefante a dos metros

Para El Mundo de hoy la noticia no era la noticia. La noticia eran ellos (Yo, Yo, Yo), que entrevistaban al Presidente del Gobierno de España en su canal de tv. Quizá pensaron que la ministra de Economía convocó una rueda de prensa –donde dio la una de las noticias del año, de esas que salen en los libros de historia– para contraprogramar su exclusiva mundial. Otra vez, habría deseado ser una mosca pegada a la pared de la sala donde se decidió que la portada era esa y escuchar los argumentos de los asistentes –si es que hubo alguno (algún argumento, quiero decir). ¿Y el titular? ¿Querían que el Presidente del Gobierno dijera "Tiro la toalla: perderemos las elecciones por paliza"? Ridículo:


Público podía haber editado la foto del atentado de Moscú y dejar lo de las cajas de ahorro en mero título principal. Dicho sea con perdón, porque después de la guerra todos somos generales, una privatización no tiene foto y una masacre tiene muchas. Además, por algún extraño motivo se ve obligado a explicarnos que el Gobierno privatiza con dinero público. En primer lugar, cuando un Gobierno entra en el accionariado de una empresa se llama "nacionalizar" de toda la vida. "Privatizar con dinero público" es un contrasentido. En segundo lugar, ¿qué creían? ¿Que se nacionaliza con el dinero de El Corte Inglés? La indignación es mala consejera para hacer portadas/tapas:

lunes, 24 de enero de 2011

Diario de lunes


Es el título a tres columnas en la contraportada de un diario de hoy. No puedo saber si los editores están de vacaciones o distraídos. Los lectores son unos héroes a los que hay que premiar con algo mejor que estas obviedades.

domingo, 23 de enero de 2011

The New York Times: periodismo digital de pago… y de calidad



Arthur Sulzberger y Hubert Burda en el Digital Life Design, ayer. Algunas de las perlas del Chairman de The New York Times Co:
“Wherever people want us, we must be there”.
“Print will be around a lot longer than most people think”.
“Lies travel faster than the truth on the internet”.
Y algunos datos sobre el diario:
The number of loyal readers who have subscribed for two or more years (for the newspaper) has gone up from 650,000 to 800,000.
People tweets New York Times stories every 4 seconds.
El resto está en VentureBeat. Via IN*. Gràcies..

viernes, 21 de enero de 2011

¿Certificar la circulación es fortaleza o debilidad?

Una constatación y una hipótesis sobre la furiosa respuesta de Ámbito Financiero de hoy al artículo de La Nación de ayer acerca de la distribución de la pauta oficial en la Argentina.

Constatación: Ámbito Financiero usa como fortaleza una debilidad. Como su circulación no está certificada/justificada por el IVC (Instituto Verificador de Circulaciones), pueden decir el número que se les da la gana y hasta intimar a La Nación para que
señale la estadística (si es que existe) sobre las que se basó, ya que este diario jamás dio sus datos de circulación al IVC ni a ninguna otra entidad pública y/o privada.
Además de asegurar que es imposible saber la cantidad de ejemplares que venden, siguen sin decir el número. Sólo dicen que La Nación
falsea brutalmente los números referidos a la circulación de este diario. Simula desconocer que Ámbito Financiero imprime ejemplares en seis puntos del país: Capital Federal, Neuquén, Rosario, Córdoba, Resistencia (Chaco) y Mendoza.

Malos empresarios seríamos, una ironía tratándose de un medio ligado a la economía y a las finanzas, si tuviésemos seis plantas de impresión para editar, diariamente, solo 13.600 ejemplares como consigna el artículo.
Entonces son malos empresarios ellos y los más de 50 diarios de la Argentina -algunos de Buenos Aires- que imprimen unos 2.000 ejemplares en plantas como las seis que usan ellos para imprimir la suma de 13.600 que consigna La Nación. Siguiendo sus propias palabras hay que concluir que tanto ellos como los dueños de otros 50 diarios de la Argentina, son malos empresarios.

No es una novedad que el poder en la Argentina usa la mentira como herramienta de gobierno. Para ellos no hay delitos, no hay inflación, no hay inseguridad, no hay pobreza, no hay narcotráfico... y necesita medios afines como soporte de ese discurso. Pero igual que hay estadísticas del poder, en las que nadie cree (ni ellos mismos) y otras en las que sí, el público cree en unos medios y no cree en otros.

No hay que calcular la circulación de Ámbito para certificar que es escasa: basta con contar la publicidad no estatal de sus páginas para constatar que no venden ejemplares. Alguien cree que si vendieran los que dicen que venden no tendrían la misma cantidad de anunciantes privados que La Nación o Clarín, de esos que sí necesitan la publicidad para vender sus productos.

STOP cinturones apretados para hablar de ajuste económico

Otra vez la misma historia. Portada/tapa de hoy.

Vamos, gente, que hay diez maneras diferentes de hablar de un ajuste económico o un recorte presupuestario. Lo del cinturón está ya un poco sudado. Diez minutos más de pienso, que la primera lo merece. La portada es el espejo del alma:

De izquierda de derecha: 14 de julio de 2001, 13 de mayo de 2010 y 30 de septiembre de 2010 

Gràcies, R*

jueves, 20 de enero de 2011

Babel es ese título

Un titular rigurosamente incomprensible. Un subtítulo/bajada que lo empeora. ¿Cuánta gente los leyó en la redacción antes de mandarlos a imprimir? Alguien dijo que escribe mal quien piensa mal. Quizá. La Babel de la que se quejan ¿no será esa redacción y no el Senado español?


La solución al acertijo del titular está en la última frase del lead/copete. Clic>Amplía

El guardacoches que era periodista ciudadano

La fila de taxis, de a dos en fondo, compacta y segura, venía desde más allá del Ministerio de Economía de la República Oriental del Uruguay por toda la calle San José de Montevideo. Un espectáculo: como doscientos autos. Pregunto qué pasa al cuidacoches del garaje frente a El Fogón. El tipo se limpia las manos de grasa con un trapo y sonríe. Lo tiene claro:
"Estos [los taxistas] están de paro mientras su patronal negocia la suba de tarifas con el Ministerio. Les conviene la suba, porque los chóferes son empleados y cobran un porcentaje del viaje/de la carrera. El Gobierno ya prometió subir la tarifa el año pasado, pero lo frenó porque se había marcado un tope de inflación del 7% y estaban llegando al 6,92%-6,93%, creo. Si hubieran aceptado el aumento de la tarifa del taxi se pasaban del límite de inflación. Ahí lo pararon. Si fuera [Danilo] Astori [Vicepesidente y ex ministro de Economía] seguro que no subía la tarifa, pero como negocia [Fernando] Lorenzo [el actual Ministro de Economía]… y ese tiene un sillón más alto detrás… Habrá subida".
Los hechos, el contexto, el análisis. En 160 palabras. Un periodista ciudadano, ese guardacoches.

N del B: "tener un sillón más alto detrás" significa aspirar a un cargo mayor, en este caso a la Presidencia de la República.

miércoles, 19 de enero de 2011

La plaga que más abunda

Lea el hashtag #alaputacalle en Twitter. Además de risa le dará un escalofrío. Es que en todos los periódicos del mundo se repiten los mismos perfiles: mediocres, copiones, cobardes, llorones, redichos, malos escritores, abusadores de lugares comunes: hay de todo en las redacciones... pero sobre todo hay vagos, que se nos han filtrado como una gotera en un día de lluvia.

Y ahora aclaro que es una expresión bastante española para decir que alguien merece que lo echen de su trabajo, pero de mal modo: que deje de disfrutar el abrigo de una oficina y vuelva al lugar de donde vino, a la intemperie, a la calle más rasa... ¡a la puta calle!.

Sí. La plaga que más abunda en las redacciones son los vagos. Y hay que echarlos a la puta calle.

martes, 18 de enero de 2011

Periodismo y marketing


Lean para tentarse, ir volando a sacar pasaje y gastar unos días en un hotel de aeropuerto de Londres. En este seminario de la INMA (International Newspaper Marketing Association).
In this intense, value-packed workshop, INMA will offer a closer look at new marketing strategies and tactics taken by leading European newspaper publishers: new developments in subscriptions in print, online and mobile; readers' clubs, cards and schemes, as well as exclusive services like events, shopping deals and discount offers. Rest assured this will be an intense workshop as the programme will include sessions with real active participation from delegates and a very practical implementation of INMA's baseline "sharing ideas, inspiring change".
Nunca, nunca, NUNCA se les ocurre que la mejor herramienta de marketing es el periodismo. Que pueden mejorar la lectura, la fidelidad de los lectores y las ventas de ejemplares con PERIODISMO.

Y a muchísimos gerentes les encanta. Se vuelven locos con estas cosas.

lunes, 17 de enero de 2011

La no-noticia para ocultar la noticia

El Tribunal Supremo ha condenado al consejero delegado del principal banco español a ocho meses de prisión, multa e inhabilitación especial para cualquier empleo relacionado con la banca por delitos de acusación falsa y estafa procesal.

¿Qué explicación puede dar la prensa de que esa condena no esté en la home de sus webs ahora mismo? ¿Que es una exclusiva de El Mundo y les da rabia reproducirla porque tienen que citar al mencionado tabloide? ¿Que la sentencia aún no ha sido redactada y entregada a las partes? ¿Que será recurrida al Tribunal Constitucional?

Ahora mismo no se me ocurre mejor explicación de ese comportamiento que la de Barcepundit:
no irritar a uno de los principales anunciantes, en este caso el grupo Banco Santander.
A uno le corroe la duda de si esta delicadeza en el trato del consejero delegado se generalizará a partir de ahora al resto de la humanidad o se trata de una excepción "por ser vos quien sois" —servilismo que gracias a la Red no ha pasado desapercibido. Tan servil que algunos diarios de referencia publican el posible recurso al Constitucional sin haber dado antes la condena. La no-noticia (aún no ha ocurrido) aplasta a la noticia (lo que pasó).

¿Creen que la gente es burra?

Qué pasó en Canal 4 de Posadas

Carlos Rovira y Ramón Puerta cuando hacían negocios juntos

Va un resumen de la historia reciente de Canal 4 de Posadas (Misiones, Argentina). Podría llamarse: Cómo la Renovación madrugó a Ramón Puerta.

Está claro que no se trata de negocios de periodismo sino de poder. Juzguen ustedes:
Ramón Puerta (ex gobernador de Misiones, actual diputado nacional) tiene testaferros para todas las cosas. Canal 4 no es la excepción. Cuando empezó en 1995 lo manejaba Luis Cáceres, mano derecha de Puerta entonces. Gente de su confianza, entre ellos Carlos Valenzuela, montó el canal y tramitó todo, pero no llegó a funcionar como canal hasta que Puerta perdió todo el apoyo que tenía en los medios y no le quedó otra que reflotar el canal, que lo hizo y muy bien.

Pero Valenzuela se distanció de Puerta hace mucho tiempo, aunque sigue siendo socio minoritario porque la licencia de la frecuencia está a su nombre y es intransferible.

Valenzuela ahora tiene vínculos con el oficialismo (la Renovación, el partido provincial que lidera Carlos Rovira). Hace unos meses decidió abrir su Canal 4 y lo hizo. Instaló equipos en otro edificio y emitió una señal con la misma frecuencia que el canal de Puerta y las evidentes interferencias. Entonces, Valenzuela, como titular de la frecuencia fue a la Justicia Federal y radicó la denuncia, con el aval del Comfer (Comité Federal de Radiodifusión) y de la AFSCA (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual).

El juez paró la interferencia y por eso apagó los transmisores del canal de Puerta con la Gendarmería.

Ahí estamos ahora.

Dicen que Puerta tiene un poder, certificado ante escribano, en el que Valenzuela le transfiere a frecuencia a título oneroso en el 2005. Pareciera que es real. Pero no sirve ante las las autoridades del Comfer. Y más (o menos) si saben de quién es realmente el canal.

Es llamativo que en todas las publicaciones del Canal 4, de sus autoridades y las que Puerta instaló a nivel nacional, no aparece Puerta. "Socio allegado al peronismo federal", es lo más próximo. Posible lectura: está flojo de papeles.
Prefiero mantener en el anonimato al autor del texto original.

domingo, 16 de enero de 2011

Acción y reacción

Jueves, 13 de enero


Domingo, 16 de enero

Y así va el periodismo español. A trompicones.

El periodismo y el poder según Lanata


Lean entera la entrevista de Any Ventura a Jorge Lanata en la revista de La Nación de Buenos Aires de hoy. Está la definición de periodismo y del negocio del periodismo. Excelente descripción de las relaciones del periodismo y el poder y de...

Horacio Verbitsky
es más político que periodista. Siempre tuve una relación difícil con él. Yo soy más periodista que político, me interesan otras cosas en la vida. Yo nunca hubiera sido "monto"; las diferencias que yo tengo con toda la cosa armada son muchísimas. Me acuerdo de que al comienzo de Página, le decíamos que sus notas eran largas. Y no hay nada peor que una nota larga. E incluso más, habría que buscar en los archivos, pero había notas de Verbitsky hablando bien de Menem que no se cortaron, y que salieron publicadas. Si vos ahora me preguntás si lo leo, te digo sí, pero no lo leo como periodista, sino cuando quiero saber qué piensa un sector del cristinismo
Diego Gvritz
está haciendo plata. Ok, que haga su negocio, no me importa. Gvirtz ha estado acá varias veces ofreciéndome laburo. Varios años, me ha venido a ver hasta acá para decirme: Vamos a Buenos Aires a hacer tal cosa y tal otra. Y yo sé que lo está haciendo por guita.
Orlando Barone
me dieron ganas de ir y cagarlo a trompadas
Jacobo Timerman
Con Jacobo tenía una relación difícil, porque tuve la suerte de me fuera bien en el momento en que a él le iba mal: él fracasa con La Razón el mismo año en que yo hago Página 12. Por un lado, no se lo bancaba y, por otro lado, me quería. El tenía todo: chapa, edificios, rotativas, y yo no era nadie, tenía veintiséis años. Jacobo tuvo que ver con una Argentina de una época. Y fue un tipo que resultó muy susceptible a los lobbies, que laburó para los milicos, que creó el mismo monstruo que después se lo comió. Murió aislado y solo, acá en Punta del Este.
Víctor Hugo Morales
Me parece muy triste lo que pasó con Víctor Hugo. Está obnubilado por Clarín. Creo que incluso para odiar tenés que poder evaluar. Si el odio te supera hasta punto tal que te impide darte cuenta de dónde estás, no sirve. La sensación que da es la de una impotencia y un odio tan grandes que te preguntás: ¿qué le hicieron? Yo me he peleado mucho con Clarín. Pero no los odio.
Carlos Menem, Néstor Kirchner y Cristina Fernández
en un punto son iguales. Esos tipos están haciendo su negocio de poder. En el fondo, me parecen pobres tipos. Ni siquiera me inspiran respeto intelectual ni nada. Son bastante brutos.
Y mucho más...

sábado, 15 de enero de 2011

Para renovar el periodismo

Nunca es perder el tiempo leer a Daniel Innerarity. Hoy, en Babelia, escribe ¿En qué piensan los políticos?, cuatro párrafos excelentes acerca de la renovación de la política. Léalo ya.

Uno siempre pensó que el periodismo es una profesión política –por eso "periodismo ciudadano" le parece una tautología. Y quiero reproducir unas líneas de lo de Daniel que nos vienen la mar de bien. [En el original pone "pensamiento político" donde ahora dice "periodismo". Lo cambié sin permiso y sin compasión]:
Entre las exigencias que deberían acometer los que tienen como tarea la renovación del periodismo merecen ser recordadas la atención hacia una realidad que es cada vez más compleja (y de lo que suele desentenderse quien prefiere poner la crítica por delante de la comprensión), el deber de escuchar una mayor variedad de puntos de vista (de intereses, de métodos científicos) y la modestia, una virtud intelectual que vuelve tras un largo periodo en el que las seguridades ideológicas parecían haberla convertido en superflua. La sociedad actual recupera la ignorancia como algo que debe aprender a gestionar. Y se adivina que las principales polémicas políticas van a girar en torno a cuánta ignorancia podemos permitirnos, cómo podemos reducirla con procedimientos de previsión o qué riesgos es oportuno asumir. Como pudo comprobarse, algo muy poco heroico y demasiado humano, si lo comparamos con nuestras viejas certezas.
¡La ignorancia! Ese es el gran enemigo. La gran causa de todos los males. El gran pecado. Ya me entiende. Me acordé de Does journalism work? un excelente ensayo de Jonathan Stray donde razona sobre el periodismo como control de la ignorancia (Journalism as surveillance of ignorance).

Muy bonita esa conexión.

Sí, ya sé que lo de Stray es un poco largo. No sea gandul y léalo igual. Así aprovecha el fin de semana y, además –fíjese lo que le digo– podrá defenderse de los que confunden información con datos, edición con algoritmos y periodismo con programación (o marketing).

Cuando los diarios vendían periodismo y no coleccionables (2)



viernes, 14 de enero de 2011

Cuando los diarios vendían periodismo y no coleccionables



El eslógan de la campaña era The Guardian. The Whole Picture. Principios de los años 80. Agencia: The Boase Massimi Pollitt Partnership. Creativos: Frank Budgen; John Webster. Director: Paul Weiland. Producción: Glynis Murray. Director de Fotografía: Tony Pierce-Roberts. Editor: Ian Weil

jueves, 13 de enero de 2011

Documental: un año en la redacción de The New York Times

Andrew Rossi explica las tripas de su documental "Page One: A Year Inside the New York Times", que se estrena en el Sundance Film Festival de este año.



Via RM*

miércoles, 12 de enero de 2011

Prensa militante y periodismo

...el periodismo enfrenta dificultades constantes para mantener márgenes de independencia, especialmente cuando informa sobre temas que afectan a encumbrados intereses políticos y económicos. Esta realidad, sin embargo, no justifica abandonar la búsqueda de distancia frente a quienes toman decisiones que afectan a la ciudadanía. La credibilidad del periodismo radica en cultivar espacios de autonomía para informar algo que alguien con poder no quiere que se sepa.
Es el párrafo que más me gustó del artículo de Silvio Waisbord, que publicó hoy en portada La Nación de Buenos Aires. Léalo.

Nuevo popular de Perfil

Tengo un nombre, pero todavía no lo puedo confirmar. Lo que sí puedo decir es que el nuevo diario de Editorial Perfil será un popular y que el equipo se pone a trabajar el 1 de febrero:

Jefe de Redacción: Dario Gallo
Secretario General de Redacción: Pablo de la Fuente
ProSecretario de Redacción: Javier Manes
ProSecretario de Redacción: Norberto Chab
Editora Jefe: Marcela Tarrio
Director de Imágenes: Carlos Lunghi

Clarín y La Nación tienen proyectos en sus cajones, pero el que saltó primero fue el de Editorial Perfil. Crítica, que ya cerró, se anunciaba como el último diario de papel... En la Argentina después de Crítica nacieron El Argentino, Tiempo Argentino y ahora... vamos a llamarlo Foco, aunque no se llamará Foco, según el comentario de DG, palabra autorizada.

Otra novedad: Claudio Gurmindo se va a Brasil, a dirigir Caras.

Más info en el blog de Gustavo González y en el de Juan Pablo Mansilla: ahí me entero que lo había anticipado Diario sobre Diarios en diciembre.

Una verdad como un templo



Es cierto. Una primicia, hoy, es como uno de esos elementos de la tabla periódica cuya vida es de milisegundos. Tan poco demora en viralizarse.

El tuit me llega via PM*, que ha convertido un tuit en un hashtag que evolucionó a meme y sigue por aquí.

Deia y Ara emplean la misma táctica para decir lo opuesto

…al menos en la portada de ayer sobre el comunicado de ETA –usted disculpe: los viajes no dejan actualizar como se debe [clic > amplia]:


Me encantaría recuperar aquella página de Time donde hacían lo mismo con un comunicado del Pacto de Varsovia (hablo de memoria) y que Libé resucitara su sección 'Décryptages', donde hacían lo mismo con los vocable abstrusos que usan a veces políticos, economistas y tecnócratas en general para decir lo que dicen sin que nos enteremos del todo.

martes, 11 de enero de 2011

Fotoperiodismo ciudadano en 1950


Me entero por MRA y por Apunta y dispara (el blog de Antonio Espejo en El País de Madrid) del caso de la niñera reportera. El descubrimiento increíble de Vivian Maier, una fotógrafa aficionada que dejó unos 100.000 negativos y 30.000 fotografías  4x4 en un baúl de trastos viejos que se remató en una subasta por no pagar el alquiler. Los encontró el comprador revisando las cajas. Por suerte John Maloof es aficionado a las antigüedades y a la fotografía. Que me perdonen los foteros del siglo XX, pero esta chica tenía el talento de Margaret Bourke-White, Dorothea Lange o Henri Cartier-Bresson.



Vivan Maier murió poco antes de que Maloof la pudiera encontrar. El 2 de julio de 2009 Maloof lanzó un blog en el que publica las fotos y la historia de Vivian Maier, tal como la va descubriendo. Vale la pena.


lunes, 10 de enero de 2011

Orsai: por fin algo en el medio

Ya tuve tiempo de leer gran parte de Orsai y de meterme en la lógica de la revista como para animarme a decir algo. Pero adelanto que debería ver por lo menos dos números más para juzgar en serio sus contenidos.

Orsai no tiene pretensiones de actualidad ni más menú de secciones que la entrada y sobremesa de cada nota, a cargo de Hernán Casciari que dialoga con Chiri Basilis y Jorge González. Difícil distinguir entra la ficción y la realidad en unos cuantos relatos, como los de Agustín Fernández Mallo (novelista) o Hernán Iglesias Illa (sin concesiones hasta ahora a la ficción). Me gustó el rescate de Enrique Meneses por José Luis Perdomo y me parece un poco traído de los pelos el ensayo sobre escritura para niños de Natalia Méndez. Todas las historias están contadas con calidad y buen texto escrito o visual y muy bien ilustradas. Un poco repetitivas y bastante gratuitas, para mí, las referencias a la religión en varias historias. Me gusta el estilo desenfadado del editorial, los comentarios y el colofón, pero eso no es una novedad en quienes conocen a los autores. También me gusta el riesgo que corren. Y encontré algunos pocos errores de tipografía: paciencia.

Valioso el intento de perder el pasaporte de Alejandro Seselovsky para provocar la Crónica del deportado en el aeropuerto de Barajas. Es la única historia con actualidad y producción editorial de la revista. Por desgracia o por suerte no pasó nada: uno espera que le peguen una pateadura a Seselovsky, pero no hay caso, justo ese día todos se portaron como Dios manda y Seselovski no se hace el loco. Al final vivió la misma historia superaburrida de casi todos los deportados; los que no tienen una coartada del tipo "vengo a recibir el premio Rey de España de Periodismo" o "mi novia se está muriendo en el hospital de Albacete". Lástima el error en el apellido -bastante conocido- de Luis García Tezanos-Pinto, el diplomático argentino que lo atiende en Barajas (ni una tarjeta le dejó); no era tan difícil sacarlo y le quita verosimilitud al relato.

¿Qué es Orsai? me pregunté después de leerla. El editorial la describe como una revista literaria. Pero ese género parece tan solemne que me resulta pesado. Es un libro periódico y cuesta el precio de un libro. Dice el editorial que cuesta la suma de "quince periódicos de sábado" pero eso es como comparar una mesa de roble con quince trampolines. Es un objeto editorial casi perfecto, gráfico 100 por 100, para los que aman las buenas historias contadas en tinta sobre papel. Una revista literaria, me rindo, aunque parezca solemne (ya me dejará de parecer). Un producto tan material y sabroso como una pizza estilo argentino.

Si se me ocurre algo más lo agrego. El resto está todo en el blog de Orsai y en los comentarios a las notas o en el blog Malas Palabras.

domingo, 9 de enero de 2011

¿Sobran los corresponsales? Quim Ibarz no

Cubriendo el terremoto de Haití, 2010
Imagine que desde mañana su corresponsal favorito, Fulano de Tal, desaparece sin avisar del noticiero de su preferencia. ¿Cuánto tardaría usted en comentar a su pareja: “Epa. ¿Fulano de Tal ya no sale más?” Claro que eso no se lo deseo ni a usted ni a Fulano de Tal. Pero, vea, cuando la crisis entra por la puerta los corresponsales saltan por la ventana. El Media Standards Trust ha sacado las cuentas de la cosa: el número de noticias internacionales en cuatro notables diarios ingleses (The Guardian, Daily Telegraph, Daily Mail y The Mirror) se ha reducido un 40% desde 1979. Datos como ese hay mil más. '¿Sobran los corresponsales?', se pregunta por su parte un excelente paper de la Universidad de Oxford y el Reuters Institute. Es una preocupación acertada y una pregunta mal hecha. No existe el genérico “corresponsal”. Existe el concreto Robert Fisk en The Independent, que localiza la carcasa de la bomba que estalló en un mercado de Bagdad y prueba que pertenecía a la US Air Force y no a terroristas chíies. Existe el concreto Dexter Filkins de The New York Times, que confirma su información con los comandantes talibanes afganos porque tiene sus números de móvil y… se le ponen al aparato. Existe el concreto Joaquim Ibarz, que se arrancó cubriendo la guerrilla sandinista en la selva y lleva 30 años revelando los vaivenes de América Latina en La Vanguardia.

Ahora los peajes de la vida han obligado a Quim a colgar la pluma y a descansar.

Corresponsales como Quim nunca sobran. Lo echo de menos.

En la misión de la Universidad Católica Andrés Bello, barrio La Vega, Caracas, 2005

[Entrada adaptada de la columna publicada en el diario Ara el 7 de enero de 2010]

sábado, 8 de enero de 2011

Publicidad agresiva con lección para los medios

MediaMarkt –un hípermercado de la electrónica– es conocido por la publicidad agresiva de sus bajos precios. Su eslógan es Yo no soy tonto. Tal cual. En Esta Casa decimos: La gente no es burra. La foto es uno de sus anuncios: una factura de El Corte Inglés para demostrar que venden mucho más barato el mismo televisor. A uno, a veces, le encantaría ver este tipo de publicidad medio contra medio. Concretamente de un diario sobre otro diario. ¿Sabes qué es lo único que no tenemos en noticias? ¡Competencia! Ocasiones hay mil. ¿O no?


Foto cortesía de EA*

Un caramelo visual de The Stranger, con permiso de Time

La revista alternativa de Seattle es un pozo de sorpresas. Buena idea. Buena ejecución:

viernes, 7 de enero de 2011

Buena foto de John Boehner en The New York Times

Diez maneras de terminar y/o comenzar el año en portada/tapa

Clásica con sus variantes: lo bueno a un lado o arriba y lo malo a otro o debajo; cómo fue tal asunto en 2010 y cuál será su pronóstico para 2011, etcétera:



Clásica, variante "social media", con nube de tags inventada y completa y facón de regalo:


Portada de pronóstico reservado también conocida como Nadar-Y-Guardar-La-Ropa o Mala Onda:


Pesimista, onda autoflagelación iraní, aquí no estamos para bromas, salimos de Guatemala para entrar en Guatepeor… Son tres diarios mexicanos del mismo día. ¿Tenían los editores de portada un tremendo bajón? ¿El México de los diarios es un alien de papel que nada tiene que ver con el país real? ¿Aumentó el número de depresiones entre lectores de prensa ese día? ¿Se vendió algún diario?:


Optimista, entramos en Guatemejor o Guatemala, país al que pertenecen estas portadas/tapas. Hay que ver lo que cambia el ánimo estar unos kilómetros más abajo:


Plus Ultra: con mensaje de autoestima, superación y buena onda. Un poquito más al sur:


Cervecera (o Portada Belga). Optimismo a prueba de bomba –van para siete meses sin gobierno… ¡y tan a gusto! ¡En 2011 todo irá mejor! La única noticia que incluye –vean que es belga-belga– es contextual al modelo: los monjes de Rochefort aseguran que no abandonarán la producción de cerveza. Bravo.


Increíble. El Libé alemán recomienda regresar a las tradiciones de siempre –proponen hacer el belén– para soportar la ausencia de los seres queridos, la melancolía navideña, el bajón turronero, la depresión post-año nuevo, etc. Lo que me faltaba por ver. [Conste que no me fío. Sigo pensando que es una ironía que no advierto. O quizá es que estoy lleno de prejuicios y me cuesta ver que rojos y progres también tienen su corazoncito navideño. Pero no sé, no sé…]:


Verde Esperanza: Libé ofrece su anual Edición Soluciones elaborada por sus "reporteros de esperanzas". Im per di ble. No la tire aún: guárdela como antídoto del Libé des Philosophes, que suele salir al final del invierno para estropearnos la primavera. También le servirá para contrarrestar los efectos de las ediciones que The Independent pueda encargar este 2011 a Justin Bieber, Dolce & Gabbana o Joaquín Sabina. Hay que estar preparados para todo. La portada de The Guardian… Vaya. Ni los vendedores de crecepelo del Salvaje Oeste prometían tanto.




Penitencial o á la Camus. El semanario alternativo de Seattle hace recuento de sus pifias, faltas de juicio, omisiones, meteduras de pata y salidas de tono en una colosal fe de erratas (esta tapa via Guerra Eterna, que me inspiró el resto de la entrada. Gracias por eso).