jueves, 20 de enero de 2011

El guardacoches que era periodista ciudadano

La fila de taxis, de a dos en fondo, compacta y segura, venía desde más allá del Ministerio de Economía de la República Oriental del Uruguay por toda la calle San José de Montevideo. Un espectáculo: como doscientos autos. Pregunto qué pasa al cuidacoches del garaje frente a El Fogón. El tipo se limpia las manos de grasa con un trapo y sonríe. Lo tiene claro:
"Estos [los taxistas] están de paro mientras su patronal negocia la suba de tarifas con el Ministerio. Les conviene la suba, porque los chóferes son empleados y cobran un porcentaje del viaje/de la carrera. El Gobierno ya prometió subir la tarifa el año pasado, pero lo frenó porque se había marcado un tope de inflación del 7% y estaban llegando al 6,92%-6,93%, creo. Si hubieran aceptado el aumento de la tarifa del taxi se pasaban del límite de inflación. Ahí lo pararon. Si fuera [Danilo] Astori [Vicepesidente y ex ministro de Economía] seguro que no subía la tarifa, pero como negocia [Fernando] Lorenzo [el actual Ministro de Economía]… y ese tiene un sillón más alto detrás… Habrá subida".
Los hechos, el contexto, el análisis. En 160 palabras. Un periodista ciudadano, ese guardacoches.

N del B: "tener un sillón más alto detrás" significa aspirar a un cargo mayor, en este caso a la Presidencia de la República.
Publicar un comentario en la entrada