miércoles, 22 de abril de 2015

Newsweek isn't working

Lleva uno varios días de despiste con esta entrada, que es un purparlé, una butád, una kermés. Se conoce que existe aún una versión impresa de Newsweek y la semana pasada salieron con esta portada/tapa:


Blair se apunta a la moda de algunos acá que enredan con esa idea del titular. Digo enredan porque no ofrecen nada mejor a cambio y hay que volver a recordar lo de Churchill («La democracia es la peor forma de gobierno, excepto por todas las otras formas que han sido probadas de vez en cuando»), etcétera… Ya sé que Blair no es antidemócrata ni piensa que China ofrece un modelo mejor que el nuestro, tan descascarillado…

A lo que vamos. Inevitablemente, ese titular me recordó la campaña de los hermanos Saatchi que llevó a Margaret Thatcher y sus Tories a la victoria en 1979:




…es un concepto que el Partido Conservador británico explota una campaña y otra y otra:



…y que ha sido utilizado en mil otras ocasiones por los de arriba, los de abajo, la derecha, la izquierda, el centro…





Austerity ya sabe de qué va. El "Boris" del antepenúltimo cartel es el alcalde de Londres, el conservador sui generis y colega Boris Johnson. El Socialist Worker es el semanario del Partido de los Trabajadores (curiosidad: ahí empezó Christopher Hitchens). La "Page 3" se refiere a esa de The Sun donde viene una señora desnuda.

Eso. Le explico el chiste: Blair era o es laborista. Y lo de Newsweek no es muy creativo –o sí.

martes, 21 de abril de 2015

Amarillos pero disimulando

Un estudiante de 13 años entró ayer a las 9 de la mañana en su instituto (liceo, secundaria, etc.) hirió a una profesora con una ballesta y mató a un profesor de un machetazo. Otro profesor pudo reducirle. El chaval había sufrido un brote psicótico. Hasta ayer era considerado un adolescente como los otros adolescentes que había en su escuela llena de adolescentes.

Las portadas/tapas amarillas del día son las siguientes:



La peor no es la de El Mundo, aunque a primera vista lo parezca. ¿O sí? Porque, a ver, utilizar la frase de un chaval armado en su peor momento de enajenación y/o confusión mental ¿qué tipo de información aporta sobre el caso? ¿Qué tipo de estímulo genera? ¿Se trata de un estímulo intelectual (no, no piense en un Nobel, piense en usted cuando piensa)? ¿Se trata de un estímulo visceral, emocional, pasional? Podría seguir preguntando pero seguro que usted ya ha pillado el punto.

Fíjese lo que han hecho dentro, en la portada de su suplemento EM2. Un destrozo. Por si no teníamos bastante con la muerte de un profesor y el tremendo shock ocasionado por el incidente, ahí va eso:



La verdad es que estas primeras (y segundas) viscerales no son tan raras en este tabloide. Usted no se desanime, que ellos tampoco lo hacen. Resistir es vencer. Ánimo.

Seguimos. En realidad, es aún peor la primera de El País, que a) Da por hecho que existe un fenómeno llamado "violencia escolar" (como evocando esas pelis de bachilleres conflictivos, etcétera, ya sabe) y b) Concluye que los hechos de ayer "elevan a un nivel insólito" esa "violencia escolar".

Bien, en su propia información –la que debería defender ese titular de primera– registran cuatro casos cuatro de agresiones fuertes a profesores, sin muertes, entre 2006 y ayer. Es una media de 0,4 casos al año. Aquí no se incluye la, digamos, "violencia de baja intensidad". Esta quizá se deduzca de otro dato en el antepenúltimo párrafo (de un total de ocho): la oficina del defensor del profesor del sindicato ANPE registró el curso pasado 234 llamadas telefónicas referidas a agresiones (empujones, insultos, etc.). En España, el año escolar consta de 180 días y hay 28.064 escuelas. donde estudian 8,1 millones de alumnos y alumnas. Hablamos pues de 1,3 incidentes al día, de menos de 0,9 por centro y curso y menos de 0,00003 por alumno y curso.

Claro, en todo lo humano hay grados y no quiere uno minusvalorar esos incidentes, pero tampoco llamaría "violencia escolar" al cuadro que pintan esos datos. Creo que no se dejan calificar de ese modo y menos aún en el diario español de referencia –aunque a este paso no sé cuánto tiempo más les durará el título.

Es una portada/tapa amarilla, sensacionalista, trolera (trucha). Es una lástima, porque la información dentro está muy bien.

Luego vienen las portadas/tapas 'aire caliente':


Claro. ¿Qué querían? ¿Alegría, fervor, fiesta? No entiendo. Cuando ha pasado lo que ha pasado unas 20 horas antes y sales con obviedades y topicazos como "estupor", "drama" o "conmoción" uno puede sospechar que no llevas información nueva y tienes que armar el titular con una sensación y poner a subtitular los hechos que ya todo el mundo conoce desde el día anterior. Eso, aire caliente.

La portada/tapa del día es la del único que lleva información nueva:

"Se derrumbó, le abracé y empezó a llorar como el niño que es"
(entrevista al maestro que redujo al agresor)
Sí, en el segundo piso de la portada/tapa va el topicazo "conmoción en el barrio de Navas". Nadie es perfecto.

--------
Está muy bien este análisis de Media.cat sobre el barullo que armó ayer la cobertura en la web de este incidente. Entre otras cosas, dice:
"És evident que la situació és confosa i que no hi ha massa informació fiable i és impossible contrastar-la, però potser la solució seria plantejar-se si val la pena fer una cobertura amb aquestes bases". 
Otra vez, las televisiones se coronaron como los medios más agresores (que no es lo mismo que agresivos). Esta mañana, Los chavales de bachillerato (secundaria) de la escuela afectada han hecho una cadena humana ante el edificio para evitar que los medios grabaran a los menores entrando al colegio. Llevaban esta pancarta:

Foto: Agència Catalana de Notícies

lunes, 20 de abril de 2015

Mejor y peor portada/tapa sobre los inmigrantes africanos muertos

Antes de que conozca el veredicto de Esta Casa, una consideración previa. La muerte de más de 700 personas que trataban de llegar a Italia huyendo del infierno de la vida en Libia no es un un paisaje ni una estadística, por muy colorada que me pinte la línea o muy empinada que me la represente. Hoy no es día de estadística ni de paisajes. Por eso son un error portadas como estas:

"Este es el lugar del mayor desastre de Europa"
"Quince veces más muertos que el año anterior"
Lo de NRC Next, pues mira. Siempre puede uno pensar que libraba el subdirector creativo, mala suerte y tal. Pero esa primera del TAZ… Qué disgusto. Qué horror. Hasta los progres alemanes son más alemanes que progres. Además, con ese gráfico no se hace uno a la idea del significado y magnitud de ese "quince veces más". Hablamos de muchas personas muertas –embarazadas, bebés, adolescentes…– no de la deuda griega o del suministro de gas ruso. No sé. Hasta el titular del editorial es tirando a malo: "Fosa común en medio del mar". Puf. Cuánta frialdad. Parece que les da lo mismo seis que sesenta. Parece, digo.

Hoy era día de fotos que capturan mejor la tragedia y llevan al lector, usuario o como se diga, a tener la actitud que merece el momento ("¡pero si son gente cómo yo!" y por ahí):

"Basta"




Usted y yo debemos valorar, eso sí, el esfuerzo de todos (menos del Telegraph, que no pasa por su mejor momento) por titular de un modo diferente, como a continuación de lo que ya sabíamos. Los títulos tampoco son muy allá, cierto. El del Indy, por ejemplo, se puede usar una vez al mes, más o menos, porque está documentado que Europa acumula "su día más oscuro" a ritmo mensual desde las Guerras Médicas hasta hoy. Sin exagerar. Quizá piensan que esas cosas sólo ocurren "en el continente", ya sabe.

También es uno de la opinión que era el día de abrir con esta información y no otras. El Telegraph regala el splash a su cruzada para equiparar al Labour con los nacionalistas escoceses (¿a qué me suena todo esto?) y El Mundo venía desde ayer embalado con lo de Rodrigo Rato… no habría pasado nada si cambia su posición de apertura por la del taglio basso, abajo. Digo.

En fin, que en el empeño por entregar una portada/tapa impresa a la altura de la situación –las fotos, el texto, todo eso– se lleva la palma el de siempre. Claro, tienen esa cultura porque se la han trabajado y trabajando… pues así cualquiera.


¿Se fija, no? Lo de las 15 veces más también viene dicho. Omiten la referencia al Mar Mediterráneo porque, bueno, en realidad todos sus lectores saben dónde está. Incluso en Holanda, país en el que ya no debe quedar una sola familia que no haya pasado al menos unas vacaciones aquí, en el charquito. Por eso el mapa de portada NRC Next pues… como que no.

Siempre lo de siempre: arrojar a la papelera la primera idea de portada/tapa y pensar diez minutos más. Quince, como mucho.

Este es un ejemplo de lo que pasa cuando no arrojas a la papelera la primera idea que tienes, que te quedas a medias:


Bueh. En realidad uno no tiene idea si esta es la primera o la cuarta idea. Pero queda claro que tenían el titular y lo combinaron con una foto pésima que ni se entiende ni se deja entender ni pega con el título ni nada.

Ahora perdóneme, pero le voy a mostrar la portada imbécil del día. También es un diario habitual en esta categoría –junto con el arriba mencionado, por cierto. Así que usted sabrá disculpar que no le sorprenda:


Extraordinario. Setecientos muertos que sirven para meter un navajazo a Matteo Renzi, el primer ministro italiano, que le levantó la silla –y más cosas– al dueño del diario (Il Giornale es el diario de los Berlusconi). Firma esa basura Alejandro Sallusti, cuyas fechorías ya conocen los habituales de Esta Casa. Sí, sí. La culpa es del buenismo de la izquierda. Sobre todo cuando el amo que tira de la correa de Sallusti y tiene la caja de su diario estuvo al frente del Gobierno italiano durante nueve años y medio entre 1994 y 2011. Sería "buenista" también.

Se puede ser corto y no advertirlo (¡lo vemos tantas veces, pobreticos!). Pero ser así de hijoputa requiere una miaja de deliberación y un cierto empeño. Ci vuole. Es el caso.

PS: Tal vez no sea necesario tanto esfuerzo para ser un/a hijoputa. Katie Hopkins, columnista pija de The Sun (eso digo: pija, cheta, fresa, sifrina…) calificaba de "cucarachas" a los inmigrantes africanos el pasado viernes:
"No, I don’t care. Show me pictures of coffins, show me bodies floating in water, play violins and show me skinny people looking sad. I still don’t care". 
Firme aquí si quiere, a ver si conseguimos que le retiren la columna. 

(Mientras escribo esto llega la noticia de que otra barcaza con 300 inmigrantes se ha hundido en la misma zona. Podrían dejarle la columna y mandarla de enviada especial a la isla de Lampedusa, donde se reciben los cadáveres).

viernes, 17 de abril de 2015

Futurologías y supercherías

[clic > amplía mucho]

Están en el sitio de Future Exploration Network que acabo de descubrir. A estas futurologías hay que guardarlas para probar la superchería que es toda predicción del futuro... pero mire si le pega y en dos años ya no hay más periódicos en los Estados Unidos. Por suerte en 2039, cuando se extingan los de la Argentina, estaré jubilado. Abajo la explicación de cómo lo hicieron.

[clic > amplía mucho]

martes, 14 de abril de 2015

Santa Margarita Stolbizer


Es una plaga más que hay que agregar a las ya conocidas (las de Tim Harrower). Las aureolas. Esta es la última que sumo en mi colección.

lunes, 13 de abril de 2015

¿Y quién decide cuál es la buena prensa?

Aquí abajo una parte de la presentación del presidente Rafael Correa en la VII Cumbre de las Américas en Panamá. Luego la respuesta del presidente Barack Obama. Son solo unos minutos.




Rafael Correa:
Creo que todos coincidimos que una buena prensa es vital para una buena democracia, pero también debemos coincidir que una  mala prensa es mortal para esa democracia y la prensa latinoamericana es mala, muy mala.
Barack Obama:
Quizás el presidente Correa tenga más criterio que yo para distinguir entre la prensa buena y la mala. Hay medios malos y me critican, pero sigue hablando esta prensa en Estados Unidos porque yo no confío en un sistema en el que una sola persona toma esa determinación.
Después insistió Correa:


Es curioso lo del falso dilema en palabras de un sofista del siglo XXI. El dilema es quién decide cuál es la prensa buena y cuál la mala. Y es evidente que los saca de las casillas que sean las audiencias las que decidan.

Aquí puede ver la noticia completa en El Universo de Guayaquil.

De paso les muestro (bonus track) cuatro portadas de ayer. El NYPost tendría problemas en el Ecuador y me gusta el título de ABC Color de Asunción.

jueves, 9 de abril de 2015

The Big Move


Mírelo o léalo, vale la pena (no logro insertarlo). Es la clase magistral de Martin Baron, Editor Ejecutivo del Washington Post, en la Universidad de California en Riverside hace dos días: Journalism’s Big Move: What to Discard, Keep, and Acquire in Moving From Print to Web.

lunes, 6 de abril de 2015

El papel nos hace cada día más débiles


En una reunión de editores de periódicos nos explicaba una vez más un consultor que los diarios dejarán de existir, por lo menos tal como los conocemos. Después de un día de deliberaciones sobre el fin de la prensa en papel nadie dijo que nuestro negocio no es comprar papel, imprimir papel, transportar papel y vender papel, que fue de lo que hablamos durante todo un día esos editores reunidos en simpática camaradería.

Nuestro negocio es el periodismo y ese negocio seguirá existiendo, fortalecido si consigue ser independiente de los poderes y debilitado si no lo consigue y lo que más debilita frente al poder político es el papel. Por desgracia casi todos los dueños de periódicos ya no son periodistas y entienden con mucha dificultad el silogismo que explica el corazón del negocio.

A pesar de los agoreros anuncios de los consultores que lanzan anzuelos en las reuniones de editores, en la Argentina hoy se editan más diarios que hace 20 años. En Buenos Aires sigue habiendo 17 y en Posadas, Misiones, hay cuatro. Los números de Posadas son mágicos porque probablemente la circulación sumada de los cuatro equivale a la histórica de El Territorio, el único diario cuando había uno solo en 1982. Claro que hay que calcular que la población se ha duplicado en este tiempo y que en el resto del país y sobre todo en el Gran Buenos Aires la circulación ha bajado notablemente a medida que el número de cabeceras y la población han crecido. En estos últimos 20 años ha habido más nacimientos que defunciones en la prensa de Buenos Aires, y los muertos fueron recién nacidos: Crítica de Jorge Lanata y Libre de Editorial Perfil.

El fenómeno es fácil de explicar: tal como están las cosas el negocio de la mayoría de esos diarios es la publicidad del estado (o del gobierno) y no la circulación. Es que cuando el negocio es la publicidad del estado la circulación es carísima. A fin de 2015 cambiará el gobierno nacional y posiblemente los que hoy gobiernan la Argentina sean parte de la oposición. Entonces los diarios hoy afines al kirchnerismo aparecerán en las reuniones con el resto de la industria y reclamarán igualdad de trato en la pauta publicitaria, exenciones impositivas y declaraciones de patrimonio cultural de la humanidad. Y hasta puede ocurrir que el próximo gobierno llegue con su propia PPP (prensa proveedora del poder) y aparezcan cinco o seis nuevos diarios en Buenos Aires que se quedarán con esa pauta en desmedro de todos los demás, tengan la circulación que tengan.

El papel está echando a perder al periodismo porque lo ha vuelto débil frente a los poderes. Y por esa vía será cada día más débil. El futuro de los periódicos puede tener que ver con la teoría de la evolución, con la supervivencia del más fuerte o del que se adapta mejor al cambio y otros lugares comunes que dicen los consultores en las reuniones de editores.

El futuro del periodismo, en cambio, tiene que ver con la independencia y la libertad para buscar la verdad y contarla. Y el papel se está volviendo el peor enemigo de esa libertad.

domingo, 5 de abril de 2015

Declaracionismo


Es un defecto continental del periodismo latinoamericano que no averigua si buscan al peligroso femicida (título principal en Diario Popular de Buenos Aires de hoy) y tampoco indaga sobre la crisis afirmada por los productores de trigo (título principal en La Capital de Mar del Plata de hoy)

martes, 31 de marzo de 2015

Noticias de Número Cero


Había en Posadas un semanario que chantajeaba igual que Peccorelli/Vimecarte, lo hacía con un anuncio en el diario El Territorio en el que anticipaba un título de la publicación que después salía a favor o en contra, según le pagara o no el chantajeado. La publicación se terminó el día que le rechazamos sus avisos. Esos periodistas siguen existiendo, en Posadas y en todo el mundo. Es el tema de la nueva novela de Umberto Eco que saldrá el próximo 9 de abril en castellano. Aquí la entrevista sobre Número Cero de Juan Cruz en El País de Madrid.


Lea estos párrafos sobre la crisis y el futuro del periodismo y de los periódicos:
Internet puede haber tomado el puesto del periodismo malo… Si sabes que estás leyendo un periódico como El País, La Repubblica, Il Corriere della Sera…, puedes pensar que existe un cierto control de la noticia y te fías. En cambio, si lees un periódico como aquellos ingleses de la tarde, sensacionalistas, no te fías. Con Internet ocurre al contrario: te fías de todo porque no sabes diferenciar la fuente acreditada de la disparatada. Piense tan solo en el éxito que tiene en Internet cualquier página web que hable de complots o que se inventen historias absurdas: tienen un increíble seguimiento, de navegadores y de personas importantes que se las toman en serio. ¡Pero la crisis del periodismo en el mundo empezó en los cincuenta y sesenta, justo cuando llegó la televisión, antes de que ellos desaparecieran! Hasta entonces el periódico te contaba lo que pasaba la tarde anterior, por eso muchos se llamaban diarios de la tarde: Corriere della Sera, Le Soir, La Tarde, Evening Standard… Desde la invención de la televisión, el periódico te dice por la mañana lo que tú ya sabías. Y ahora pasa igual.

¿Qué debe hacer un diario? Tiene que convertirse en un semanal. Porque un semanal tiene tiempo, son siete días para construir sus reportajes. Si lees
Time o Newsweek ves que varias personas han contribuido a una historia concreta, que han trabajado en ello semanas o ­me­ses, mientras que en un diario todo se hace de la noche a la mañana. Un periódico que en 1944 tenía 4 páginas hoy tiene 64, con lo cual tiene que rellenar obsesivamente con ­noticias repetidas, cae en el cotilleo, no ­puede evitarlo… La crisis del periodismo, entonces, ha empezado hace casi cincuenta años y es un problema muy grave e importante. Porque es cierto que, como decía Hegel, la lectura de los periódicos es la oración de la mañana del hombre moderno. Y yo no consigo tomarme mi café de la mañana si no hojeo el diario; pero es un ritual casi afectivo y religioso, porque lo hojeo mirando los titulares, y por ellos me doy cuenta de que casi todo lo había sabido la noche anterior. Como mucho, me leo un editorial o un artículo de opinión. Esta es la crisis del periodismo contemporáneo. ¡Y de aquí no se sale!

El periodismo podría tener otra función. Estoy pensando en uno que haga una crítica cotidiana de Internet, y es algo que ocurre poquísimo. Un periodismo que me diga: “Mira qué hay en Internet, mira qué cosas falsas se están diciendo, reacciona ante ello, yo te lo muestro”. Y eso se puede hacer tranquilamente. Sin embargo, se piensa aún que el diario está hecho para que lo lean unos señores viejos –ya que los jóvenes no leen—que además no usan Internet. Habría que hacer, pues, un periódico que se convierta no solo en la crítica de la realidad cotidiana, sino también en la crítica de la realidad virtual. Este es un posible futuro para un buen periodismo.

...para no morir el periódico tiene que saber cambiar y adaptarse. No puede limitarse solamente a hablar del mundo, puesto que de ello ya habla la televisión. Ya lo he dicho: tiene que opinar mucho más del mundo virtual. Un periódico que sepa analizar y criticar lo que aparece en Internet hoy tendría una función, y a lo mejor incluso un chico o una chica jóvenes lo leerían para entender si lo que encuentra online es verdadero o falso. En cambio, creo que el diario funciona todavía como si la Red no existiera. Si miras el periódico de hoy, como mucho encontrarás una o dos noticias que hablan de la Red. ¡Es como si los rotativos no se ocuparan nunca de su mayor adversario!