lunes, 20 de octubre de 2014

Arreglar piletazos anteriores


Los dos de arriba son de Clarín (Buenos Aires) y El Mercurio (Santiago de Chile) y todos son de portadas de ayer. No es que cada uno lo ve con su propia lente sino que cada diario está dando marcha atrás de sus piletazos anteriores.

viernes, 17 de octubre de 2014

Nicolás Maduro vs Ithiel de Sola Pool


Intentar censurar cualquier idea que se publique en pleno siglo XXI se está volviendo una tarea completamente inútil. La verdad se cuela por los agujeros de un colador y cuando se consigue tapar uno se abren otros diez. Ya lo decía Ithiel de Sola Pool: todos los avances tecnológicos favorecen a la libertad.

Aquí tiene un ejemplo de hoy mismo: el medio argentino Infobae salta la censura de Nicolás Maduro. ¿Ganará la inteligencia de Sola Pool o el autoritarismo de Maduro?

viernes, 10 de octubre de 2014

La estrategia digital de The New Yorker

David Remnik, editor del New Yorker

Conocer a su público debe ser la estrategia de cualquier medio; cualquier otra depende de esta. Ese era el fin de The New Yorker cuando abrió su archivo al principio del verano. Lea esta interesante entrevista de Eduardo Suárez en #nohacefaltapapel al responsable de la web, Nick Thompson (sí, ya sé, tiene unos meses, pero igual vale la pena).

jueves, 9 de octubre de 2014

Estafa al lector

Por si ni lo sabe estoy en contra (ver links de abajo) de las fotos pixeladas, los ojos tapados y toda otra estafa al lector que consiste en publicar una foto inútil como esta:


Inútil y ridícula por donde se la vea: si no se puede publicar la cara, no se publica y ya está. Pero mucho más cuando los demás diarios la dan tal como es, en este caso dibujada por ABC de Madrid.


Estupidez informativa, en Paper Papers, 10/6/2008
Caras tapadas..., en Paper Papers, 11/6/2008
La adopción no es un riesgo, en Paper Papers, 13/6/2008

martes, 7 de octubre de 2014

El tesoro de The New Yorker


Usted ya sabe que The New Yorker abrió su archivo por unos meses. Aquí tiene ahora la nota de Hernán Iglesias, un gourmet catador de medios y de Nueva York, en el número inaugural de la nueva revista de La Nación de Buenos Aires.

viernes, 26 de septiembre de 2014

La era de los periódicos corporativos


Con el poder económico pasa, más o menos, lo que pasa con el poder político. Un día se cansan de gastar en publicidad, perdón en protección, y terminan fundando su propio medio. Ha pasado muchas veces y seguirá pasando y la culpa es de los extorsionadores más que de los extorsionados. Aquí, en el Financial Times, tiene la historia del Richmond Standard, el periódico hiperlocal de Richmond, California, propiedad de la compañía Chevron, dueña a su vez de la refinería que en agosto de 2012 se prendió fuego, llenó de humo la ciudad y mandó al hospital al 15% de sus habitantes.

El Richmond Standard no es el único caso y lo que no sé es si prefiero que los periódicos sean de los políticos o de estas empresas. En la misma nota de FT aparece la historia del Hershey Press, el periódico de la compañía de chocolates lanzado en 1909 en Hershey, Pensilvania.


miércoles, 24 de septiembre de 2014

La nueva edad de oro de los periódicos

Lo que piensa Perdo J. Ramírez sobre la prensa de papel y sobre el oficio de los periodistas. Está en la contraportada de Heraldo de Aragón de hoy y lo encontré gracias a un tuit de Julio Pardo.


Aquí la entrevista completa.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Las fotos no se publican para justificar un gasto

Ayer se celebró la Diada en Cataluña. Como me puedo equivocar dejo a TP los detalles del acto si es que hay algo que corregir o agregar. Los organizadores habían previsto formar una gran V (la de la victoria, pero sobre todo la de votar) con la bandera catalana dibujada por la multitud entre la Gran Vía y la Diagonal, algo casi imposible de ver por los ojos humanos, pero quizá eso no importaba tanto porque el mensaje era de los catalanes a España. Había que hacer una foto y para eso había que contratar un drone y El Periódico lo hizo, pero mire lo que salió...


¡la plaza de toros!, edificios que forman un no y la V que casi no se ve. Toda una lección que podría enunciarse así: por más dinero que hayamos gastado, si la idea no resulta, hay de dejarla caer. O también: aunque la idea sea buena, si no resulta, no sirve. O si quieren: las fotos no se eligen para justificar un gasto.

En La Vanguardia tendrían también fotos de helicóptero, pero aprendieron la lección, así que... hicieron esta chapuza:


Un pobre título, redundante, para una gran jornada. Y el fraude del reflejo, completamente innecesario, pero sobre todo confuso y engañador. Se ve (sigo suponiendo) que necesitaron una foto más cuadrada y ganó el diseño sobre la información. No se animaron a cambiar de lugar la cabecera del diario o editar la portada horizontal.

En Ara no dieron vueltas y publicaron una tapa de diario, como tiene que ser. No se ve donde empieza ni donde termina la manifestación ni la famosa V. ¿Hacían falta?