sábado, 20 de enero de 2018

La extinción del periodismo

Tengo que decir algo, de nuevo, sobre las escuelas de periodismo, pensaba mientras leía esta nota del boletín de la Universidad de Navarra. Es que lo que dice Antonio Caño es tan cierto como que las universidades hemos perdido la prerrogativa de formar el ser de los que buscan la verdad urgente y la no tan urgente. Peor todavía: cambiamos nuestras viejas escuelas de periodismo por facultades de comunicación y nos dedicamos a preparar el ser de los manipuladores de la realidad que son los comunicólogos, los relacionistas públicos, los marketineros políticos, los publicitarios, los lobbistas, los prenseros y los de asuntos corporativos. Le paso la nota tal como salió, pero también lo corrijo a Antonio Caño: lo que está en vías de extinción es El País, no el periodismo.

“En dos años la mitad de las noticias que consumiremos serán falsas”

“Es obligación del periodista crear lectores críticos y luchar contra el sectarismo político”, afirmó el director de El País en la Universidad

"El periodismo es más necesario que nunca pero paradójicamente estamos en peligro de extinción”, ha afirmado Antonio Caño, director de El País, en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. “Se calcula que en menos de dos años la mitad de las noticias que consumirán los ciudadanos serán falsas”, aseguró. Fake news, posverdad… se trata, en su opinión, de un fenómeno posible por la tecnología y que se produce por desestabilizar o simplemente por entretenimiento. Según dijo, es necesario que los gobernantes actúen contra esto y que los periodistas luchemos contra el sectarismo que genera lectores pasivos dispuestos a creer todo. “Nuestra obligación es crear lectores críticos que sean capaces de defenderse de esta tendencia creciente”.

En su conferencia “El futuro del periodismo”, que impartió ante un aula repleta de alumnos y profesionales de la Facultad de Comunicación, señaló no hay que confundir periodismo de calidad con aburrido y que la búsqueda de la verdad hoy es más necesaria que nunca: “Los medios de comunicación solventes y referentes son a los que acuden los ciudadanos para estar bien informados”.

En este sentido, se refirió a la alianza con plataformas tecnológicas para combatir estos intentos de desestabilización. “Los grandes medios trabajamos con plataformas como Facebook y Google para combatirlo. Ahora esta alianza es imprescindible”.

Los medios, vehículo para el diálogo en democracia

Antonio Caño subrayó que los medios han perdido credibilidad por un exceso de sectarismo político. Esta debilidad, a su juicio, es una buena noticia para los políticos que recelan de la transparencia, pero “es necesario ser conscientes del daño que esto genera para la democracia”. “Los medios debemos actuar como vehículos para el diálogo y la discusión, pero desgraciadamente esto no ocurre de manera suficiente”.

“Hay que admitir sin tapujos que los periódicos hoy somos más débiles que en el pasado”, destacó Antonio Caño en la Universidad de Navarra. “El papel se muere sin acabar de morirse y el digital aumenta sin seguir teniendo un modelo alternativo claro”.

Sin embargo, el director de
El País confía en la supervivencia del periodismo, “sobre todo el de calidad”, unido a los avances tecnológicos. “Rechazar el cambio es condenarse a morir”, insistió. “Más del 70% de los actuales lectores de El País leen las noticias a través del teléfono móvil. Mantendremos el papel todo lo posible pero nuestro reto es hacer el periódico digital con la misma calidad”.

"Nosotros estamos y estaremos donde estén nuestros lectores. No trabajo para hacer un periódico rentable pero la rentabilidad es una garantía para poder trabajar en libertad", concluyó.

jueves, 18 de enero de 2018

Estaba escrito: cerró Hoy de La Plata

La noticia, tal como titula La Nación, parece que no es definitiva, pero no se sostiene un negocio extorsivo sin poder ni un paraguas político sin dinero. El periodismo es otro negocio que nunca intentó el Hoy. Este es el número de hoy del Hoy, el último: 


Lástima por los empleados, pero también hay que decir que sabían dónde trabajaban y cómo funcionaba el negocio de Marcelo Balcedo.

Libertad de extorsión, en Paper Papers, 7/1/2018

martes, 16 de enero de 2018

El Gráfico no llegó a los 100 años


Cerró El Gráfico, la revista que hizo historia en el periodismo deportivo. La mató el deporte aunque le echen la culpa a internet y a los nuevos hábitos de consumo de noticias. Desde que dejó Atlántida fue dando tumbos por la vida hasta que quedó con vida vegetativa en Torneos (antes TyC y antes Torneos y Competencias). No supo convertirse en diario cuando el fútbol dejó de ser un episodio semanal y después ya no reaccionó. Arriba la última portada, abajo la primera (30 de mayo de 1919). Aquí la nota de Clarín sobre el cierre y aquí la historia por ellos mismos al cumplir 90 años.

lunes, 15 de enero de 2018

The Guardian abandona el berlinés


The Guardian se apeó hoy del formato berlinés y se pasó al tabloide, un tamaño más barato para la escala de la industria en Gran Bretaña (menos papel, menos tinta por el nuevo ajuste de colores, tamaño estándar imprimible en cualquier rotativa, menor tamaño de los paquetes en la distribución, menos peso...)

De paso cambió su cabecera; también se apeó de las minúsculas para volver a las iniciales mayúsculas. Como es lógico mantiene el estilo de la prensa de calidad británica: los artículos empiezan en la portada.

Aquí en El País (Madrid) y aquí en 20 Minutos.

Y aquí abajo la última edición (la del sábado 13 de enero) en formato berlinés anuncia en su friso que es una edición de recuerdo. Los domingos sale The Observer, también en plan de remodelación.


Mire que genial el videito que hizo un lector:



jueves, 11 de enero de 2018

A los amigos de Trump no les gusta el periodismo

Es un artículo de Paul Bedard en el Washington Examiner que transcribe resultados de una encuesta del Pew Research Center:

Pew: US media bias ranks worst in the world
Americans on both sides of the political aisle believe the media does a poor job covering political issues fairly, according to a blockbuster new survey of media consumption in 38 nations. 
What’s more, the Pew Research Center’s study found that supporters of President Trump believe the media is doing a worse job covering politics than the supporters of any of the other international political leaders in countries surveyed.

“Large gaps in ratings of the media emerge between governing party supporters and non-supporters. On the question of whether their news media cover political issues fairly, for example, partisan differences appear in 20 of the 38 countries surveyed. In five countries, the gap is at least 20 percentage points, with the largest by far in the U.S. at 34 percentage points,” said Pew.

The survey found that just 21 percent of Americans supportive of Trump and Republicans believe the media is fair. Some 55 percent of those who don’t back Trump also believe the media is fairly covering politics in the U.S.

In every other case, those numbers are flipped, said Pew.

“The U.S. is also one of only a few countries where governing party supporters are less satisfied with their news media than are non-supporters. In most countries, people who support the political party currently in power are more satisfied with the performance of their news media than those who do not support the governing party,” said the study.

domingo, 7 de enero de 2018

Libertad de extorsión

 
Marcelo Balcedo es el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME), el sindicato inventado por su padre hace ahora unos 60 años. Fue apresado el jueves en su chacra de Piriápolis, en Uruguay, procesado por lavado de dinero y evasión fiscal. En la casa principal de El Gran Chaparral (así se llama la chacra de 20 hectáreas y otros 20 empleados), Interpol y la policía uruguaya encontraron el ajuar habitual: mucho dinero, buenos autos y lindas armas. Hasta ahí todo normal en el esquema de la corrupción sindical a la que estamos bastante acostumbrados. Marcelo Balcedo es el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME), el sindicato inventado por su padre hace ahora unos 60 años. Fue apresado el jueves en su chacra de Piriápolis, en Uruguay, procesado por lavado de dinero y evasión fiscal. En la casa principal de El Gran Chaparral (así se llama la chacra de 20 hectáreas y otros 20 empleados), Interpol y la policía uruguaya encontraron el ajuar habitual: mucho dinero, buenos autos y lindas armas. Hasta ahí todo normal en el esquema de la corrupción sindical a la que estamos bastante acostumbrados. 
El padre de Marcelo, Antonio Balcedo, fue desde muy joven empleado del museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de La Plata y militante histórico del peronismo de Perón. Fundó el SOEME en la década de 1950 y murió en 2012, después de muchísimos años al frente del condado... bueno, del sindicato que heredó su delfín, ingeniero que nunca trabajó en nada relacionado con la minoridad ni la educación. Marcelo también heredó el diario Hoy de La Plata y un par de emisoras radiales de esa ciudad. El diario había sido fundado por Antonio en 1993 y dirigido por él, también hasta su muerte, pero el puesto de directora le tocó a su viuda hasta que en junio de 2016 pasó a Marcelo. 
En 2007 Marcelo dirigía la cadena de radios propiedad del clan cuando tuvo que huir del país porque un juez de garantías ordenó su detención en una causa que investigaba dos hechos de extorsión a legisladores con el propósito de obtener favores del Estado. Para colmo se sumaron las denuncias de extorsión de dos empresarios platenses que adjuntaron pruebas irrefutables: estaba todo grabado. Dicen que Balcedo siguió manejando las radios desde El Gran Chaparral hasta que volvió al país cuando la orden de detención fue anulada por un fallo bastante sospechoso.
Durante la dirección de Nené Chávez –la viuda de Antonio y madre de Marcelo– el diario Hoy trató durísimo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien llegó a calificar de loca. Dicen que el problema era la pauta que no llegaba nunca... Los ataques cesaron cuando Marcelo se hizo cargo de la dirección, poco antes de las Paso de 2016. Parece que el cambio en la dirección y en la línea editorial del diario fue motivado por el tercer puesto en la lista de legisladores provinciales de Unidad Ciudadana para la secretaria adjunta del SOEME Susana Mariño. Además, claro, había buen billete para la campaña. 
Quizá haya sido esta historia la que provocó la expresión libertad de extorsión que usó Cristina Kirchner en sus discursos más virulentos contra la prensa. Sabía Cristina de presiones y extorsiones en los niveles más altos del poder, pero también conocía de cerca a la familia Balcedo por ser del mismo barrio. La extorsión puede ser un negocio, pero es tan ilegal como el negocio de robar o matar. Es un delito deleznable y una telaraña que complica a los que tienen algo que esconder, que es cuando el extorsionado cae en las redes del extorsionador y la vida se convierte en el cuento de nunca acabar. Hay que tener la conciencia limpia, agallas suficientes y micrófonos bien chiquitos para enfrentar a los extorsionadores... 
¿Qué hizo el diario de los Balcedo el día siguiente a la detención de su director? El viernes salió con una tapa negra en la que campa un gran título en blanco: Ataque a la libertad de expresión, como si la condición de periodista fuera una patente de corso que permite a los directores de diarios cometer delitos. Flaco favor le hace a la libertad y al periodismo quien supone que los periodistas no somos responsables de nuestros actos. Somos plenamente responsables de los contenidos que difundimos por los medios en los que trabajamos, pero además respondemos, como todo el mundo, por las consecuencias de nuestros actos libres y en uso de nuestras facultades mentales. 
Hay en toda esta historia un llamado de atención a los que se disfrazan de periodistas para extorsionar: un negocio lamentable pero bastante común en la Argentina y no solo en la profesión de los que buscamos la verdad urgente. Quizá el caso Balcedo sea una señal de que llega el momento de espantar de la profesión a los colados que la han degradado con su corrupción. 
Entonces serán eficaces las palabras de la expresidenta: queremos libertad de expresión, no libertad de extorsión.

Publicado hoy en El Territorio de Posadas.

viernes, 5 de enero de 2018

Extorsión disfrazada de periodismo

Marcelo Balcedo fue apresado ayer en Punta del Este (Uruguay) a pedido de la Justicia argentina. Es el Secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME) de La Plata (capital de la provincia de Buenos Aires), procesado por lavado de dinero y evasión fiscal. Más detalles aquí

Pero resulta que Balcedo es el dueño y director del diario Hoy, gratuito de La Plata que miente con descaro 100.000 ejemplares de circulación gratuita. Aquí abajo la tapa de hoy del Hoy.


Balcedo acusa al juez que pidió su captura internacional de embestir ferozmente contra la libertad de expresión. Inventa una persecución judicial para apretar al juez, que es lo único que sabe hacer. 

Peor todavía: se escuda en la libertad de expresión como si los periodistas o los editores de los medios de comunicación no fueran responsables por sus delitos.


La historia de Hoy de La Plata y del resto de los medios de Balcedo es la historia de la extorsión, un negocio bastante común disfrazado de periodismo en medios del interior de la Argentina. Balcedo atacaba a funcionarios del gobierno kirchnerista y amenazaba al intendente de La Plata con el único objeto de mejorar la pauta publicitaria a cambio de buenas relaciones. La corrupción del periodismo en la Argentina ha llegado a estos extremos, en La Plata y en muchas ciudades, sobre todo del interior del país. 


No hay otro modo de combatir la extorsión que denunciarla, pero antes y sobre todo hay que evitar caer en las redes del extorsionador. No es fácil porque hay que tener limpia la conciencia además de las agallas. El gobierno de la ciudad, de la provincia y de la nación de los doce años de régimen kirchnerista jugueteó con la trampa extorsiva y lo dejó actuar libremente. Ahora cayó preso. Pésima nota para la justicia argentina porque los que dejan actuar o meten presos son los jueces, que son los mismos antes y después de ahora.

Guerra de precios en La Plata, en Paper Papers, 15/6/2007

jueves, 4 de enero de 2018

VR + AI + AR = la próxima cosa

La tecnología es lo de menos para el periodismo. Dice Sumaiya Oma que todas ellas son una amenaza y una oportunidad... bueno, como siempre. El artículo apareció el 1 de enero en el sitio de INMA (International News Media Association) y fue traducido –algo corregí– para el sitio de la SIP (Sociedad Interamericana de la Prensa).

Cinco tecnologías que catapultarán a la industria de los medios

Por Sumaiya Oma / Fundadora de Hashtag Our Stories 
El año 2020 está a solo tres años de distancia, y las tecnologías se están alineando para una tormenta perfecta que podría hacer o deshacer a las empresas de medios establecidas.
El video en vivo, la Realidad Virtual, la Inteligencia Artificial y la Realidad Aumentada hasta ahora han sido palabras de moda a la hora de hablar sobre la "próxima gran cosa". Como productos independientes, ninguno de ellos ha sido la solución mágica. Pero en la intersección de todas estas tecnologías están surgiendo nuevos formatos y plataformas de narración de historias que cambiarán fundamentalmente la forma en que publicamos. 
Aunque no hay una sola cosa que cambie la cara de los medios, varias tecnologías ya están teniendo un impacto drástico. 
Estoy terminando de realizar, en solo tres meses, una gira a través de 25 países, por salas de redacción y empresas de tecnología. He visto medios de comunicación que pivotan sobre el video y continúan fomentando las estrategias del "móvil primero". Ambas estrategias son importantes hoy. Pero es posible que nos estemos preparando para un futuro que no existirá mañana, porque los gigantes tecnológicos ya están planificando un mundo post-móvil, impulsado por la Inteligencia Artificial o la Realidad Aumentada.

Ya se están probando o están implementando cinco tecnologías principales en las que usted, como editor, debería actuar.

  • Resolución 4K (4.000 pixels): Vemos que Apple TV ya ofrece 4K en transmisiones en vivo, y 8K puede estar a la vuelta de la esquina. Sin embargo, los canales de televisión todavía están pasando de transmisiones estándar a transmisiones de alta definición. 
  • 5G (Quinta generación de redes móviles): Desde California hasta partes de China, ya se están probando velocidades de datos celulares 5G. Y 5G significa que el sueño de "Internet de las cosas" finalmente puede realizarse, donde todo los dispositivos que usamos, desde el horno microonda hasta la televisión, está conectado a la red en tiempo real.
  • AI (Inteligencia Artificial): Los representantes de Google siguen hablando de AI e interactúan con la tecnología usando solo su voz. Para la sala de redacción, esto significa que todas las tareas que se pueden automatizar en la sala de redacción se automatizarán. Ya estamos viendo informes básicos de negocios y deportes compilados por la agregación algorítmica de los datos correctos. Y ya estamos experimentando con la edición de video automatizada. 
  • AR (Realidad Aumentada): Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, anunció recientemente que cree que todos llevaremos gafas AR en los próximos años. Claro, Google Glass no fue un éxito para el consumidor, y mi esposo se siente como la única persona que aún se pone la cámara portátil Snapchat Spectacles. Pero es casi seguro que hay un futuro en el que estaremos usando pantallas y cámaras, y nuestro punto de acceso será la tecnología AR. Y, si no lo ha visto, consulte Facebook Spaces como un ejemplo de dónde se unen el video en vivo, la realidad virtual y las redes sociales. 
  • Blockchain: Quizás la mayor irrupción tecnológica de todas sea el posible nuevo backend de Internet que se está desarrollando: la blockchain. En todas partes, en todas las industrias, en todo el mundo, desde la banca hasta la educación y la gobernanza, la descentralización está dominando el cambio. Bitcoin es solo el poster de un nuevo orden mundial de Internet. Desde la verificación y la confirmación de datos hasta los pagos de persona a persona y diversos flujos de ingresos, en ninguna parte la tecnología blockchain tendrá un impacto mayor que el del periodismo.
La historia siempre nos ha dado los bloques de construcción en preparación para el futuro. Ninguna de las tecnología anteriores ha sido una panacea que ha movido fundamentalmente a los medios de comunicación. Pero juntas marcan el comienzo de un nuevo orden mundial de medios digitales.

Al principio, muchas tecnologías y plataformas no parecerán ideales para el periodismo. Pero recuerde que cada nueva plataforma de redes sociales que se presenta a menudo encuentra su primera aplicación comercial en los medios noticiosos. Snapchat tiene la sección Discover de los editores y Facebook está experimentando con la pestaña Watch. YouTube tiene un jardín amurallado de YouTube Red para contenido Premium.

Por lo tanto, cualquier producto nuevo puede ser visto como una oportunidad o una amenaza; una oportunidad de encontrar nuevos mercados, ingresos, audiencias y formas de contar historias, utilizando tecnologías nuevas y creativas, o una amenaza para su negocio existente.

Va el original:

5 technologies catapulting the media industry into the future

The year 2020 is just three years away, and technologies are aligning for a perfect storm that could either make or break established media houses.

Live video, Virtual Reality, Artificial Intelligence, and Augmented Reality have all been buzzwords of the “next big thing.” As standalone products, none of these have been the silver bullet. But at the intersection of all these technologies, new storytelling formats and platforms are emerging that will fundamentally shift the way we publish.

I’m on the tail end of a 25-country tour across newsrooms and tech companies over just three months. I’ve seen a media pivoting to video and continuing to foster “mobile first” strategies. Both of these are important today. But we may be preparing for a future that won’t exist tomorrow, because the world’s tech giants are already planning for a post-mobile, AI-first, AR-driven world.

Five major technologies are already either being tested or are now fully implemented that you need to be acting on.
  • 4K: We see Apple TV already offering 4K live-streaming, and 8K may be around the corner. Yet broadcasters are still transitioning from standard to high-definition transmissions.
  • 5G: From California to parts of China, 5G cellular data speeds are already being tested. And 5G means the “Internet of Things” dream may finally be realised — where everything is connected to the network in real-time.  
  • AI: Google representatives keep talking about AI and interacting with technology using just your voice. For the newsroom, this means every task that can be automated in the newsroom will be automated. We’re already seeing basic business and sports reports compiled by algorithmic aggregation of the right data. And we’re already experimenting with automated video editing.  
  • AR: Mark Zuckerberg, CEO of Facebook, recently announced he believes we will be wearing AR glasses within the next few years. Sure, Google Glass wasn’t a consumer hit, and my husband feels like the only person who still dons the wearable camera Snapchat Spectacles. But there’s almost certainly a future where we do wear screens and cameras, and our access point to technology is AR. And, if you haven’t seen it, check out Facebook Spaces as an example of where live video, VR, and social media all come together.  
  • Blockchain: Perhaps the biggest disruption of them all is going to be the possible new backend of the Internet being developed: the blockchain. Everywhere, in every industry, all over the world, from banking to education and governance, decentralisation is dominating change today. Bitcoin is just the poster child of a new Internet world order. From fact checking and verification to peer-to-peer payments and diverse revenue streams, nowhere will the “distributed ledger” have a greater impact than on journalism. 
History has always given us building blocks in preparation for the future. None of the above have been a golden goose that fundamentally moved the media forward. But together they usher in a new world order of digital media.

At first, many technologies and platforms won’t seem ideally suited to journalism. But remember that every new social media platform to come about often finds its first commercial application in the news space. Snapchat has the Discover section of publishers and Facebook is experimenting with the Watch tab. YouTube has a walled garden of YouTube Red for Premium content.

So, any new product can either be seen as an opportunity or a threat — an opportunity to find new markets, revenue, audiences, and ways of telling stories, using new and creative technologies, or a threat to your existing business.

lunes, 1 de enero de 2018

Por qué la gente no lee diarios (1528)

Este post es continuación de este, de este otro y también de este otro más. Mírelos usted mismo y no me diga que no es un caso de endogamia endógena, de sobrecarga y aburrimiento en esas redacciones.

1 de enero de 2108

1 de enero de 2017

1 de enero de 2016

1 de enero de 2015