viernes, 9 de agosto de 2019

El día que el New York Times cambió su título de apertura


Las portadas del New York Times del martes 6 de agosto... bueno, la de arriba es la que quedó en el archivo es la de arriba. Las de abajo son la primera y la segunda.


Lo explica Gabriel Snyder en Columbia Journalism Review y Gonzalo Abascal en Clarín (y en castellano). Se lo copio, por las dudas...
El episodio ocurrido con la tapa del diario estadounidense The New York Times el lunes pasado resulta apasionante para los periodistas y merece ser contado porque propone más de una reflexión sobre los medios y el vínculo con su audiencia. 
¿Qué sucedió? El relato cronológico es cinematográfico. Según cuenta la crónica del sitio especializado Columbia Journalism Review, el diario cerró su edición de papel del martes con el título “Trump urges unity vs. Racism (Trump urge a la unidad contra el racismo)”. A las 21.13 un tuit con la imagen de la tapa y una crítica por el título sin matices favorable a Trump (sólo con la “narrativa” conveniente al presidente de EE.UU.) inició en esa red social una escalada de enojo y frustración contra el diario. Unos minutos más tarde, una periodista de otro medio, The Nation, también tuiteaba su decepción y anunciaba que -con dolor- cancelaría su suscripción. La ola de descontento creció hasta provocar lo impensable: menos de una hora más tarde el diario cambiaba el título para una segunda edición por “Assailing hate but not guns (Atacando el odio pero no las armas)”, siempre en referencia a los dichos de Trump, luego de los ataques con armas en El Paso y Ohio que dejaron 29 víctimas. 
Que el diario más importante del mundo modifique su tapa por la reacción en las redes es inédito y provoca más de una pregunta. ¿Fue necesariamente un error el título original? ¿Fue luego correcta la decisión de cambiar? 
Dean Baquet, editor ejecutivo del The New York Times, intentó una explicación. Primero admitió que había recibido en su casa la tapa antes de que se imprimiera, y no había advertido el riesgo de una reacción desfavorable. “Creo que no le pusimos la suficiente atención al mirarla”, confesó. 
Luego ensayó una justificación que apunta al corazón de la transformación que atraviesan los diarios en estos días: “La edición en papel no está más en el centro de nuestra redacción”, dijo. “No me ocupo más de la tapa, no elijo sus temas, no creo que ese sea más mi trabajo”. 
Hoy parece claro que esa decisión, la de centrar la mirada en sólo una de las plataformas de publicación, implica un riesgo. Y el Times pagó un precio alto al minimizarlo. El foco en el trabajo digital es una elección compartida (en ese sentido trabajan los diarios más importantes del mundo) pero la furia de los seguidores del Times evidencia que el papel mantiene un peso sin equivalentes a la hora de definir la identidad de un medio gráfico. Si una conclusión parece desprenderse de este hecho es que en tiempos de polarización política la sensibilidad de los lectores se exacerba, y que aunque la gran audiencia es digital, la posición editorial aún se fija en letra impresa. Subestimar esa realidad fue el error. 
Otra reflexión plantea el vínculo de un medio y su audiencia. Un diario no debe definir sus posiciones por el apoyo o el enojo de los lectores, siempre múltiples y variados en sus ideologías. Pero también es verificable que sostener hoy una idea resulta para algunos mucho más difícil que antes de la explosión de las redes sociales. Los medios nunca estuvieron bajo un escrutinio y una presión tan inmediata y extendida. Una ola de tuits es capaz de generar la sensación de crítica masiva (aunque los números absolutos sean menores). Pero el riesgo aparece en las dos puntas. Desoír las opiniones puede resultar tan peligroso como dejarse empujar por ellas.

viernes, 26 de julio de 2019

La torre Eiffel y la edición fotográfica

La Nación (Buenos Aires)


The Wall Street Journal (Nueva York)


El Día (La Plata, Argentina)

The New York Times

¿Hace falta que la torre Eiffel esté completa en la foto de calor de París? Claramente no y por varios motivos. El primero es que la leyenda (el anclaje semántico) de cualquier fotografía basta y sobra. La segunda que aleja la foto de lo que se quiere mostrar. Y la tercera es que termina siendo una foto del cielo de París, que es igual al cielo de todo el mundo.

jueves, 25 de julio de 2019

El corral de la endogamia

Ayer fue el estreno –con gran vértigo– de Boris Johnson en el número 10 de Downing Street. Aquí lo tiene, entrando en la sede del Primer Ministro en casi todas las portadas de los diarios de hoy del Reino Unido, que se esfuerzan por mostrar el número 10 de la puerta...


El Daily Telegraph parece reírse de todos ellos y de sus fotógrafos amontonados en el corral de la endogamia. De paso remarco la cabecera calada en blanco sobre la foto, una interesante idea que también suele ocupar The Scotsman (aquí arriba, sin ir más lejos).

martes, 23 de julio de 2019

Cerró Diario sobre diarios


Tan en crisis están los diarios que cerró Diario sobre diarios. Parece que no era buena idea un medio especializado en una industria en crisis. Este de abajo es el último post, a las 23.53 de anoche. Su inventor/fundador era Dardo Fernández.


domingo, 14 de julio de 2019

Alberto Fernández y el periodismo


La nota de hoy (empieza en la portada y ocupa casi toda la contraportada) vale la pena para documentar la relación de Alberto Fernández (candidatos a presidente de la Nación) con la prensa y los periodistas. Aquí queda.

viernes, 12 de julio de 2019

Jeff Jarvis puede ser un farsante


Buena entrevista de Jordi Pérez Colomé a Jeff Jarvis en El País

La macana es ser el Cleveland Plain Dealer...
Nos engañamos si creemos que (los muros de pago) son la salvación. Siempre esperamos al próximo mesías: tabletas, publicidad programática, muros de pago. Acabo de ver un estudio del Instituto Reuters de Oxford y han encontrado que la mitad de los pagos de suscripciones digitales van a tres marcas: New York Times, Washington Post y Wall Street Journal. Así que si eres el Cleveland Plain Dealer, va a ser un reto salir adelante: no tienes la misma audiencia ni alcance, la misma conversión lector-suscriptor, no puedes cobrar lo mismo, vas a perder más suscriptores porque no eres tan valioso. Los muros no te salvarán.
Pero lo bueno está aquí:
Tenemos un rol diferente. Ya no es solo producir contenido. Hay que pensar qué hacer con la sociedad. Mi consejo es ser valientes y probar nuevas ideas locas.
Necesitamos ampliar la definición de comunidad. Cuando les pregunto a mis alumnos de periodismo social en Nueva York de qué comunidades son miembros, empiezan con obviedades: vivo en Queens, soy estudiante. Entonces alguien en la clase dice: 'Tengo problemas de salud mental'. Boom, cambia la discusión. Hay otro que lo dice y, de repente, hay una conexión. Es una pequeña comunidad. Tenemos que ampliar el concepto de comunidad más allá de lo obvio de la geografía y la demografía. Una comunidad no son los millennials, sino propietarios de gatos o los padres jóvenes. No hay muchas noticias nuevas sobre la caca de bebé o los pañales, pero por qué no podemos ofrecerles un mapa de tu ciudad accesible para carritos.

lunes, 8 de julio de 2019

Adiós a Don Draper


Buen artículo de El País sobre la inversión publicitaria. Léalo si puede en el link que le paso (si no, siempre puede entrar de incógnito). 

Por las dudas y para que le quede bien claro, le recuerdo que los tiempos de Don Draper y los Mad Men no van a volver. Eso quiere decir que el periodismo debe mantenerse por sus propios contenidos y que las audiencias no quieren pagar por contenidos que no usan.

domingo, 30 de junio de 2019

Ni objetividad ni imparcialidad


El Confidencial publica esta entrevista a Robert Picard, que está en Pamplona (España) con motivo de recibir el doctorado honoris causa de la Universidad de Navarra.

Confirmado: la pasión es la única garantía del buen pel periodismo.

domingo, 16 de junio de 2019

Nueva Jornada

Ayer


Hoy


Hoy salió rediseñado el Diario Jornada de Trelew (Chubut, Patagonia Argentina). El diseño es de Sebastián Parmigiano y aquí puede leer la explicación editorial (igual a la de todos los diarios del mundo). Lo mejor de todo es que se libraron de el círculo horrible que trababa el logotipo y de los títulos bicolor sin sentido.

lunes, 10 de junio de 2019