domingo, 24 de mayo de 2015

Greatest missed sports photo of all times


Ya sabe. Hay como 50 peleas del siglo en cada siglo. También hay unas cuantas greatest sports photo of all times, como titula Slate. No lo voy a discutir, que cada uno tiene sus gustos y sus exageraciones.

En esta foto del knock-out de Muhamad Ali a Sonny Liston que mañana cumple 50 años, atrás de los boxeadores hay cinco fotógrafos congelados en el mismísimo momento de perderse the greatest sports photo of all times.

No sé si Neil Leifer, de Sport Illustrated, sabía lo que hacía o tuvo un día de suerte. Ojalá haya sido profesión lo que lo llevó a colocarse del lado bueno.

Por lo pronto déjenme calificar entonces la foto de Leifer como la mejor foto, jamás sacada, de fotógrafos que se pierden la mejor foto deportiva de todos los tiempos.

viernes, 22 de mayo de 2015

Cómo leer periódicos manejando

Mejor que leerlo es que te los lean. Y hay un modo de leer un diario o una revista mientras maneja el auto o hace otras cosas que requieren su atención. A los publishers de la revista Time se les ocurrió hacerlo leer lo mejor de cada edición desde una emisora web, que hoy está al alcance de cualquier fortuna. Por caso, conectando una pantalla móvil -que algunos todavía llaman teléfono- por Bluetooth a la radio del auto; eso mientras los coches no tengan receptores 4G o lo que venga después.

jueves, 21 de mayo de 2015

Del ómnibus a los zapatos


El lunes 11 de mayo El Territorio de Posadas lanzó TTV su canal de televisión vía web. Esto que sigue se publicó el domingo 10:

Bienvenidos a la convergencia

Nos acostumbramos rápido a los cambios tecnológicos y sociales. Tanto que después de unos años nos cuesta imaginarnos cómo era el mundo antes del agua corriente, la electricidad, el teléfono o los automóviles. Hay infinidad de ejemplos, pero alguno de esos inventos significaron giros copernicanos en el trayecto de la humanidad. El fuego, la rueda, el alfabeto o la imprenta son casos indiscutidos a los que ahora, todavía sin la perspectiva de los siglos, se está agregando LA RED.

Déjeme que llame así, en castellano y sin más vueltas, a la posibilidad que hoy nos da la digitalización de los datos para recibir, procesar y distribuir información que ha permitido la interconexión en tiempo real de las personas, estén donde estén. Pero la red no es una buena metáfora porque las redes de carne y hueso son un entramado de cuerdas o alambres que dejan espacios en el medio, mientras que el ciberespacio es aire puro, el espacio que nos conecta desde las antenas de la telefonía celular o las antenitas de los routers de wifi. Ya no hay cables que formen redes en ese espacio.

Para bien o para mal, la mayoría de nosotros tenemos a mano una pantalla que nos permite averiguar el año de nacimiento de Aristóteles o el resultado de cualquier evento deportivo. Además, desde esa pantalla podemos hacer lo que hacían nuestros abuelos cuando hablaban por una cosa que se llamaba teléfono… Estamos conectados entre nosotros como si todo el mundo fuera una sala de estar, un living en el que compartimos asuntos familiares entre millones de personas.

En el ciberespacio está el archivo más descomunal que pueda haber existido. En un aparatito que entra en el bolsillo puede caber más información que toda la que había en el mundo hace apenas 200 años. Cualquier dato de la realidad puede ser chequeado en segundos y hay tantos en la red que ya se ha inventado la licenciatura en data-mining, minería de datos: periodistas que escarban en la profundidad del ciberespacio como mineros con casco y linterna. Se acabaron -o duran poco- los que mandan fruta, pero a partir de internet hay otra consecuencia que creo fundamental para los periodistas: la red ha distinguido periodismo de información, como las señales de humo distinguieron un día información de transporte. Se lo explico:

Los zapatos

Durante siglos el único modo de difundir ideas fue transportar el soporte en el que estaban escritas o la persona que trasmitía la novedad. Con el tiempo aparecieron tecnologías capaces de trasladar mensajes sin necesidad de transportarlos, de aumentar la voz o hacerla llegar a lugares lejanos. Suele decirse que fue el telégrafo el que provocó la separación de transporte y comunicación pero se olvidan de las señales de humo de los indios sioux. Bueno, resulta que ahora la red ha distinguido con claridad lo que antes estaba bastante entreverado en la industria: el periodismo y la información. La información dice lo que pasó, el periodismo dice porqué pasó; la información usa las palabras, el periodismo hace cosas con las palabras; la información son datos sueltos, el periodismo vincula los datos y saca conclusiones; la información es la realidad, el periodismo ayuda a construir la realidad; la información muestra cómo está el mundo y el periodismo quiere mejorar el mundo; a la información la puede manejar un robot, al periodismo solo un ser humano con el uso de su razón.

La inmensa cantidad de información ha ampliado las fronteras del mundo conocido, pero además lo ha vuelto caótico y desconocido. Es un mundo nuevo, como lo fue América para Cristóbal Colón o Asia para Marco Polo. Todos sabemos todo o podemos saberlo, pero cada día necesitamos más brújulas para explorar ese mundo. Por eso, a quienes se ha abierto más la nueva realidad es a los periodistas que navegan en el mar de los datos y nos dan a conocer el nuevo continente que está ahí nomás, detrás de cada pantalla, sea del tamaño que sea.

Pero como todos tenemos acceso a todo aquí viene lo más interesante: el periodismo ya no es un colectivo al que uno se sube y lo lleva a paradas preestablecidas sino un taxi con el que vamos a donde nosotros queremos ir. Ahora la profesión de los periodistas es multilateral: no deciden lo que otros van a saber porque quienes deciden son las audiencias y los periodistas actúan exigidos por ellas. Son como taxis… o algo más cómodo todavía: un par de zapatillas para ir a donde cada uno quiera sin importar la calle, el piso o la picada a la que quiera llegar.

Esto es así para un medio tradicional como el diario de papel, o más modernos, como la radio, la televisión o las redes que han cambiado nuestro modo de ver el mundo. Hoy no vemos televisión como la veíamos hace 20 años porque la TV ya no es lineal, pero eso pasa con los diarios desde que existen tal como los conocemos. Todavía no hay un medio más interactivo que el papel, que usted puede leer cuando le dé la gana, llevarlo a donde le plazca, doblarlo, recortarlo, fotocopiarlo, prestarlo, guardarlo en un cajón, escribir encima, hacer un birrete de pintor, usarlo para madurar paltas… Es la televisión la que ha sido más colectivo que zapatillas durante los últimos 50 años, pero eso también se acabó y hoy la TV se parece a los diarios y los diarios a la TV y a la radio también, porque el soporte, el medio, es el mismo para todos: eso es la convergencia. Ya no vemos televisión linealmente, del principio al final: vemos lo que queremos cuando queremos y lo vemos unas cuantas veces o ninguna o vemos sólo la parte que nos interesa y desechamos lo que no.

La convergencia

Durante casi un siglo El Territorio ha sido la fábrica de periodismo más importante de Misiones y del Nordeste argentino. De aquí han salido y seguirán saliendo los periodistas que nutren otros medios, pero mejor decirlo así: están en El Territorio o han salido de su casa quienes establecen de qué se habla en Misiones. La redacción de un diario –de un medio periodístico- es gente pensando: un ejercicio constante de inteligencia colectiva que provee de contenidos a las audiencias por los medios que sea. Quiero decir que el medio es lo de menos: lo que importa es esa gente que piensa colectivamente para interpretar la realidad y trabaja para mejorar el mundo en esta parte del Nordeste de la Argentina.

Dicho de este modo, ahora, parece fácil de entender. Pero no fue así durante los años -muchos- en los que el diario y El Territorio era todo el periodismo que había en la provincia. Bienvenida la competencia, pero ellos mismos aceptarán -aunque sea a regañadientes- que en algún momento de sus vidas la influencia de El Territorio fue determinante en su profesión. En la época de oro de la prensa impresa era difícil distinguir periodismo de periódico, tanto que un sustantivo deriva del otro. Pero a pesar del sustantivo, hace mucho tiempo que los periodistas no somos los que escribimos en periódicos, como tampoco son periodistas los que cuelgan en una pared el título de periodista.

Periodista es cualquier persona capaz de descubrir y contar historias donde los demás mortales pasan de largo. Unos ven un fósforo quemado, una ventana abierta o un recibo doblado en cuatro y los periodistas ven una historia detrás del fósforo, del recibo o de la ventana. Bueno, una redacción es una colección de esas personas que ven lo que los demás no ven. Escritores de la historia actual del mundo y artistas de la verdad que se juntan todos los días para contarle qué es lo que pasa detrás de lo que pasa, por los medios que tenga a su alcance, para que usted lo vea cuando quiera, donde quiera y como quiera o no lo vea para nada porque le importa un comino. Esa ha sido siempre la misión del periodismo, a la que se suma la de El Territorio: iluminar los sitios oscuros, mostrar lo que no se ve, contar lo que nos pasa a todos y también documentar lo que ocurre todos los días, registrar acontecimientos para la historia, celebrar los triunfos de todos, abogar por los más débiles, denunciar los abusos de los poderosos… en Misiones, en la región y en el mundo. Pero eso no es todo; desde la convergencia de las tecnologías en este único medio con muchos modos que es internet, también es misión del periodismo acompañar a sus audiencias, entretenerlas, contenerlas y divertirlas.

En su ya larga pero también corta historia, lo central del periodismo y de El Territorio nunca han sido los medios sino los contenidos que trasmite por esos medios. La diferencia es que las redes han ampliado también los límites del alcance de los medios, que ya no son las fronteras del espacio y del tiempo sino las del idioma.

Decía al comenzar que las transformaciones tecnológicas y sociales nos cambian a todos: nos adaptamos a ellas como todas las especies vivas. Y cuando vienen los grandes cambios a los medios de comunicación, algunos se adaptan y otros desaparecen. En sus jóvenes 90 años El Territorio nunca ha estado entre los que se adaptan o desaparecen sino entre los que provocan los cambios, y El Territorio está llamado desde su fundación a provocar cambios todos los días. Sí. Tenemos 90 años, pero recién estamos empezando.

sábado, 9 de mayo de 2015

Se viene la noche en The New York Times


Ya sé que esto no es economía del link, pero como supongo que no estará por siempre en ese lugar, copio el artículo de Paolo Mastrolilli en La Stampa de anteayer. Lo curioso es el verbo tramonta del título. Su traducción literal sería atardece el mito de la portada (grazie FV)
Da lunedì, sparirà un rito del giornalismo. Il New York Times toglierà la riunione per fare la prima pagina di carta dall’agenda degli impegni del direttore, derubricandola ad un affare gestito dai vice. Le menti migliori del giornale, invece, si applicheranno a pensare la copertura costante delle notizie, che beneficerà soprattutto il sito internet e la versione mobile del quotidiano. Ad annunciare questa rivoluzione è stato lo stesso direttore, Dean Baquet, con un messaggio inviato martedì alla redazione.

Da lunedì, sparirà un rito del giornalismo. Il New York Times toglierà la riunione per fare la prima pagina di carta dall’agenda degli impegni del direttore, derubricandola ad un affare gestito dai vice. Le menti migliori del giornale, invece, si applicheranno a pensare la copertura costante delle notizie, che beneficerà soprattutto il sito internet e la versione mobile del quotidiano. Ad annunciare questa rivoluzione è stato lo stesso direttore, Dean Baquet, con un messaggio inviato martedì alla redazione.

La riunione per definire la prima pagina era la più importante nella giornata del New York Times, il momento in cui tutti i capi spingevano per avere i migliori articoli dei loro colleghi in vetrina. Il Times però sta accelerando la transizione verso il digitale, e Baquet ha deciso che dedicare tutte queste energie alla edizione cartacea era uno spreco. Il giornale deve puntare ad essere più veloce e reattivo, privilegiando il sito internet e le versioni per smartphone e tablet, dove i lettori arrivano la mattina presto. Questo significa non concentrarsi più sulla prima pagina, che viene realizzata alla fine della giornata, ma sulla copertura delle notizie e sugli articoli che vanno nelle versioni digitali e richiedono di essere aggiornati in continuazione.

Da lunedì, quindi, la prima riunione di redazione avverrà alle 9,30 del mattino, per avviare subito il lavoro, e la seconda sarà alle 16,30, per definire gli impegni nel resto della giornata, e cominciare già a preparare la prossima. La prima pagina verrà decisa durante un’altra riunione, alle 15,30, che però sarà guidata dalla vice direttrice Susan Chira, già capo degli Esteri del Times, e non da Baquet. Il direttore invece chiederà ai collaboratori di inviargli quella che ha definito la “Dean’s list”, ossia la lista dei migliori articoli prodotti da tutti i settori, per promuoverli nelle varie edizioni.

Baquet ha cercato di tranquillizzare i colleghi, assicurandoli che “il giornale di carta resta una parte cruciale di ciò che facciamo”. Però “vogliamo assicurare che la nostra copertura digitale sia di uguale qualità. Il nostro ampio e crescente pubblico del settore mobile viene da noi sempre prima, e dobbiamo trovare il modo di soddisfare questa audience, così come i lettori che ci trovano sui loro desktop durante il giorno”. In altre parole, la parte digitale avrà la precedenza. La rivoluzione è cominciata. Da lunedì, sparirà un rito del giornalismo. Il New York Times toglierà la riunione per fare la prima pagina di carta dall’agenda degli impegni del direttore, derubricandola ad un affare gestito dai vice. Le menti migliori del giornale, invece, si applicheranno a pensare la copertura costante delle notizie, che beneficerà soprattutto il sito internet e la versione mobile del quotidiano. Ad annunciare questa rivoluzione è stato lo stesso direttore, Dean Baquet, con un messaggio inviato martedì alla redazione.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Murdoch y The Sun, acción y reacción

El otro día Rupert Murdoch echó una bronca a sus periodistas de The Sun porque no le daban bastante leña al candidato Laborista Ed Miliband, que tiene opciones de ser el más votado en las elecciones generales que este jueves 7 celebra el Reino Unido:


En The Sun no se lo han tomado a broma y han hecho la portada/tapa más miserable que se les ha ocurrido:


Asoma por el hombro Nicola Sturgeon, la jefa de los nacionalistas escoceses del SNP. The Sun ha hecho portadas/tapas mezquinas y las que usted quiera, pero mucho más inteligentes. Esta del pobre Ed Miliband es muy amarga comparada con la famosa contra Neil Kinnock de 1992:


El Daily Mirror, sombra de lo que fue y aún menos, también hace su trabajo, no crea. Este año le ayuda la ingenuidad del primer ministro actual, David Cameron:


El Daily Express dice que hay que votar al partido antieuropeo y xenófobo UKIP y lo hace con todo el descaro. Se co noce que les dio una vergüencilla al final y lo embalaron como si fuera una "información" ("dice Nigel Farage"). Este Farage es el jefe de ese partido. ¿Qué noticia es esa? Noticia sería si Farage declarara que se debe votar a otro partido ¿no? Se puede ser partidista y sectario, pero hay que tener mucho nervio para, encima, tomarle el pelo a la gente:


The Guardian y The Times tienen editores de fotografía buenísimos y, claro, no se resistieron a poner en portada al (casi) siempre fotogénico alcalde de Londres, Boris Johnson, otro conservador. A él o a su pelo. Vea cómo una buena foto gana muchas partidas: esta ahí por ser buena, no porque sea noticia-noticia lo de Boris. Ya ve que acompaña a dos asuntos diferentes:



Exitazo de Toby Melville, de Reuters. Dos portadas mayores para su trabajo de ayer. Enhorabuena, hombre.

El Daily Telegraph, que navega con una vía de agua de buen tamaño, lleva titulando con películas de terror desde hace semanas. Hoy no podía fallar, aunque se cuida bien de asustar selectivamente. A sus lectores ingleses les entrega el titular más gore:


En cambio, a sus lectores escoceses no los asusta tanto o prefiere evitar que piensen que les está insultando o menospreciando. A ver si por criticar a los nacionalistas escoceses del SNP se le van a calentar el resto de escoceses. No es plan:


Es verdad: es muy molesto el tono condescendiente y patronizing del Torygraph. Pero quizá es peor la pésima edición que han hecho. Si lo que querían es asustar ¿cómo mezclan esos titulares que hacen UH UH con esa foto tan cándida, tan agradable y tan Te-Quiero-Tanto-Mamá de la líder del SNP con unos niños nescafé en una casita de muñecas que representa el 10 de Downing Street (la dirección londinense de los primeros ministros británicos)… La foto, que no engaña, desmiente tanto al titular que para qué.

Si yo fuera del SNP, hoy difundiría esa portada/tapa con mucho ahínco, como diciendo miren cómo somos y miren cómo nos tratan.

Es otra demostración de que el sectarismo es el camino más corto a la incompetencia.

PS: Una posible explicación de las portadas del Telegraph son estas ocho páginas de publicidad del Partido Conservador que llevan hoy. El titular de portada/tapa parece sacado de la publicidad. ¿O será al revés?





Algunas portadas via JPB* y otras no. Las páginas de publicidad via Conservatives.

lunes, 4 de mayo de 2015

La horrible manía de preguntar a los lectores (capítulo 14.582)

Eso. ¿Por qué "Por qué", caramba? Si esa es exactamente la pregunta que los lectores (usuarios, amigos, socios, colegas, público, compañeros, asociados, audiencia, colaboradores, ciudadanos, gente… como K se llamen ahora) quieren ver respondida a cambio de lo que pagan. ¡Hombreya!

La foto muy linda, eso sí.


"¿Por qué?"

La horrible manía de preguntar a los lectores, en PaperPapers 27/03/2015.
Periodismo y antiperiodismo, en PaperPapers 26/07/2013

domingo, 3 de mayo de 2015

"He sido víctima de la digitalización"


Publica hoy El Mundo de Madrid la última Hoja de Ruta de Casimiro García-Abadillo, dimitido como director el jueves pasado. Atribuye su despido a ser demasiado papelista y poco digital. Eso de echarle la culpa a las tecnologías muestra por lo menos dos cosas: poca autocrítica y menos capacidad de adaptación. ¿No habrán sido esos los motivos, don Casimiro?

Perú21 celebra el Dia del Cómic con… cómic

Esta Casa les ha avisado reiteradamente que deben estar atentos a Perú21, no importa cuántos Libés, Páginas21 y Correios Brazilienses hayan visto. El día 2 de mayo salieron à la Libé por el Día del Cómic, con una doble de Andy Warner (nada menos) en la que dibuja un explainer sobre Boko Haram, la filial nigeriana de Estado Islámico. Es esta doble:

Clic> Amplía


La portada/tapa (atención a la cabecera) la tiene acá abajo entera, por si no sabía de qué va el diario. A uno le gustaba muuuuucho la propuesta original de Perú21 y parece que la actual jefatura periodística de la cosa va en el camino de recuperarla. Ojalá salga bien.

sábado, 2 de mayo de 2015

The New York Times obliga a cerrar la versión .cat de su web

The New York Times ha obligado a Brian Abelson a cerrar la versión .cat del diario. Pero no es lo que cree. No se trata de la edición en lengua catalana de la cosa. En realidad se trata de una parodia donde todas las fotos y vídeos de la web original del diario eran sustituídas por imágenes y clips de gatos. Lo que lee. Fíjese:



Abelson explica a Jim Romenesko que compró la url hace un tiempo y que enseguida se la revocaron, porque el dominio .cat está reservado a páginas en lengua catalana. El pasado miércoles volvió a adquirirlo para seguir con la broma. Se lo revocaron de nuevo el viernes. Además, el departamento legal del diario le remitió este solemne protocolo de parar y abandonar:


Los abogados. Su sentido del humor. Grandes.

Pero usted no sabe o mejor. Ahora nytimes.cat redirige a… Buzzfeed!. La verdad, no sé que es peor. A ver cómo acaba la cosa.

La captura es de las 13.30 del sábado 2 de mayo, hora de Barcelona



Gràcies, IvanLQF

miércoles, 22 de abril de 2015

Newsweek isn't working

Lleva uno varios días de despiste con esta entrada, que es un purparlé, una butád, una kermés. Se conoce que existe aún una versión impresa de Newsweek y la semana pasada salieron con esta portada/tapa:


Blair se apunta a la moda de algunos acá que enredan con esa idea del titular. Digo enredan porque no ofrecen nada mejor a cambio y hay que volver a recordar lo de Churchill («La democracia es la peor forma de gobierno, excepto por todas las otras formas que han sido probadas de vez en cuando»), etcétera… Ya sé que Blair no es antidemócrata ni piensa que China ofrece un modelo mejor que el nuestro, tan descascarillado…

A lo que vamos. Inevitablemente, ese titular me recordó la campaña de los hermanos Saatchi que llevó a Margaret Thatcher y sus Tories a la victoria en 1979:




…es un concepto que el Partido Conservador británico explota una campaña y otra y otra:



…y que ha sido utilizado en mil otras ocasiones por los de arriba, los de abajo, la derecha, la izquierda, el centro…





Austerity ya sabe de qué va. El "Boris" del antepenúltimo cartel es el alcalde de Londres, el conservador sui generis y colega Boris Johnson. El Socialist Worker es el semanario del Partido de los Trabajadores (curiosidad: ahí empezó Christopher Hitchens). La "Page 3" se refiere a esa de The Sun donde viene una señora desnuda.

Eso. Le explico el chiste: Blair era o es laborista. Y lo de Newsweek no es muy creativo –o sí.