miércoles, 20 de octubre de 2010

Con Carlos III estábamos mejor

Se aprobó el dictamen para declarar de interés público el papel para periódicos en la Argentina. Ya dije alguna vez que con el mismo criterio habría que declarar de interés público la distribución y venta, la tinta y otros insumos básicos...

Sumada a la nacionalización de los medios, la presidente argentina nos mete de cabeza en la máquina del tiempo. Es la vuelta al siglo XVIII. A las licencias reales para imprimir periódicos.

Cuando el estado impone lo que hay que decir y cómo hay que decirlo y además se mete en los insumos, está demostrando su vocación totalitaria. Estamos peor que en la época de Carlos III, el rey que terminó con esas licencias antes de la independencia de los países sudamericanos.
Publicar un comentario en la entrada