miércoles, 20 de octubre de 2010

Con Carlos III estábamos mejor

Se aprobó el dictamen para declarar de interés público el papel para periódicos en la Argentina. Ya dije alguna vez que con el mismo criterio habría que declarar de interés público la distribución y venta, la tinta y otros insumos básicos...

Sumada a la nacionalización de los medios, la presidente argentina nos mete de cabeza en la máquina del tiempo. Es la vuelta al siglo XVIII. A las licencias reales para imprimir periódicos.

Cuando el estado impone lo que hay que decir y cómo hay que decirlo y además se mete en los insumos, está demostrando su vocación totalitaria. Estamos peor que en la época de Carlos III, el rey que terminó con esas licencias antes de la independencia de los países sudamericanos.

5 comentarios:

paco dijo...

Es como la ley de medios. Discurso para la gilada, pero la praxis es OBSCENA.
Si cumplieran por lo menos la mayoria de las leyes previas existentes no habrían "monopolios" ni "grupos imperiales".
Pero el ejército de progres suma-cero siguen al ritmo del discursito.

Anónimo dijo...

Si no me equivoco, la autoría del proyecto votado fue de Proyecto Sur, el del FPV quedó relegado.
Saludos

GP dijo...

Gracias Paco y Anónimo.

Para colmo el proyecto salió con un error.

Creo que lo mejor es que ni las empresas editoras ni el estado tengan nada que ver con la producción de papel. Pero tampoco entiendo las razones para impedir a una empresa, cualquiera que sea, a no producir un commodity, mientras se mantenga esa condición de commodity para todos los consumidores.

Rafael dijo...

¿La vuelta al siglo XXVIII? ¿Veintiocho? Esto es 'Regreso al Futuro'... (Sí, ya sé: soy como un corrector de cierre, lo siento)

GP dijo...

Perdón. Ya se sabe que prefiero el árabe para los números. Ya lo corregí. Gracias