domingo, 24 de octubre de 2010

Con fotos de Facebook no sale ni media nota


Señores editores de la prensa independiente argentina... Esto es un golpe bajo en cualquier lugar del mundo y ustedes lo saben. Cualquiera se puede hacer una foto con un ministro (sobre todo con uno al que le gusta que le saquen fotos) o una periodista que aparece en la televisión (aunque sea Canal 7). Es evidente que son todas de la misma reunión y Perfil lo dice (La Nación también). Con fotos de Facebook no sale ni media nota en la página 43. Esas fotos solo prueban que un sospechoso de un crimen se sacó fotos con gente conocida. Mi tía de Banfield tiene fotos con Duhalde, Scioli, Cristina, Moyano, el cardenal Samoré, Hebe de Bonafini, Alfonsín y Cavallo. Les aseguro que no tuvo nada que ver con las Malvinas, la guerra con Chile, la hiperinflación, la crisis del 2001, el narcotráfico, la motonáutica ni las Madres de Plaza de Mayo.

[Nota agregada el 25/10]

El gobierno intentó responsabilizar del asesinato de Mariano Ferreyra a Eduardo Duhalde con una maniobra del mismo estilo. Eso no autoriza al contragolpe bajo de la prensa, pero hay que decirlo, como pide el comentarista R más abajo. Por eso transcribo también aquí un párrafo de la columna de Carlos Pagni en La Nación de hoy:
El miércoles por la noche, la Presidenta y su esposo dispusieron -con la misma liviandad con que le imputan un delito aberrante a Bartolomé Mitre y a Héctor Magnetto- que la bala que mató a Ferreyra debía ser atribuida a un ex presidente de la Nación, Eduardo Duhalde. Hugo Moyano lo repitió por televisión, demostrando que está adherido al matrimonio, entre otros pegamentos, por un candor infantil. Ahora pagan cara esa martingala: el presunto responsable de la muerte del joven militante, Cristian Favale, es un barrabrava que asiste a las fiestas de Amado Boudou. Sería un disparate responsabilizar a Boudou por una foto. Pero si alguien lo cometiera el ministro debería quejarse ante sus jefes, fundadores de esta lógica. Favale se entregó ayer, alegando inocencia. Dio detalles sobre quien, según él, fue el verdadero killer . ¿Alguien quiere encubrir al autor de los disparos? Nadie debería sospechar del Gobierno si no fuera porque desde la Casa Rosada lanzaron aquella fábula inicial sobre el duhaldismo.
[Fin de la Nota del 25/10]

La prensa del gobierno pone las fotos del mismo sospechoso (necesitan urgente un culpable) y de la misma fuente, pero sin funcionarios...


De yapa les paso este desahogo de Jorge Lanata. De lo mejor que he visto y oído:

Publicar un comentario en la entrada