lunes, 22 de diciembre de 2008

Posh Paper

No dejen ustedes de leer la crónica de esta visita a la redacción de The Guardian. La escribe una periodista de tomo & lomo. ¡Es la solución a la crisis! Se titula El diario más feliz del mundo. Dejo aquí un avance:

Muy cerca de King's Cross Sant Pancrass y justo al lado de la British Library, los del Guardian acaban de estrenar su nueva y flamante sede. El exterior, pero sobre todo el interior, harían palidecer de envidia a los periodistas de medio mundo: sillas de diseño, máquinas Nespresso (gratis), agua mineral, alfombras mullidas de lana de colorido cálido, decoración gráfica muy cool, restaurantes para paladares exigentes y mucho espacio donde Alan Rusbridger (el director) puede guardar su cello.

Lo del cello hace referencia a la crítica de un coche híbrido-ecológico-sostenible de la que se encargó Rusbridger y que comenzaba quejándose de que su violoncelo no cabía en el maletero. Las fotos son una del interior y otra del exterior de ese edificio ma-ra-vi-llo-so, ¿sabes?
Publicar un comentario en la entrada