lunes, 29 de diciembre de 2008

El átomo de la información

Por una circunstacia que sería larga de explicar, me volví a topar con el texto original de Jeff Jarvis sobre el building block del periodismo (por lejos, de lo mejor que he visto en 2008). Quien lo citaba sin conocerlo hablaba del átomo de la información y se refería a una entrevista a Juan Varela que apareció en el blog de Mario García. Allí Juan dice que la noticia ya no es más el átomo de la información.

Cuando los amigos de Dixired tradujeron a Jeff Jarvis en 233Grados, metieron la palabra pilar donde decía building block. Está bien. Se entiende, aunque sigo sin encontrar la palabra justa. Para otro blog se me ocurrió traducirlo como piedra angular, pero quedó mejor el pilar. Cualquiera puede valer. El texto más interesante de Juan Varela sobre la cuestión, con Jarvis incluído, es el post de Periodistas21 sobre el nuevo modelo de negocio para la información.

La presentación New business models for news de Jeff Jarvis en la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia es una pieza de colección. Hay que estudiarla despacio y tomarse al final una copa de buen vino, que lo vale (siempre hay una buena excusa desde Gonzalo de Berceo). Supongo que es pura coincidencia la conexión entre la última diapositiva de Jarvis y los gustos de mi tocayo, pero la coincidencia es graciosa. Es que la metamorfosis que están sufriendo los medios es casi tan revolucionaria como lo fue la invención del fonema para los lenguajes y para el progreso del pensamiento.

Los fonemas -signos que representan sonidos- son el invento más fascinante de la humanidad. Nadie lo ha superado ni ha estado cerca de algo parecido. Gutenberg apenas trasladó los fonemas a los tipos móviles ¡unos 2.500 años después! Pero ahora estamos empezando a vislumbrar que el bit es quizá tan revolucionario como los fonemas. Y si es revolucionario, el futuro de la difusión de las ideas -que eso es la información- será completamente distinto de lo que pensamos o hacemos hoy.

Mientras llega, vale la pena conocer a Jeff Jarvis en carne mortal y atender lo que tiene para decirnos en su libro What Would Google Do?



No es cuestión de adaptar nada. No es que ahora las redacciones tendrán anillos como Saturno o forma de espiral ascendente. No es cosa de poner más o menos computadoras ni se trata de más o menos páginas. No es cuestión de papel ni de árboles vivos o muertos. No tienen nada que hacer la convergencia ni el rediseño. Hay que pensar en otra cosa, tan otra que no tenemos ni idea de cómo es.

Lo que realmente sirve -servirá siempre en el periodismo- es apostar a los mejores.
Publicar un comentario en la entrada