lunes, 8 de diciembre de 2008

Una señal gravísima

Está en Expreso de Guayaquil del viernes. El Jefe de la CTG (Comisión de Tránsito del Guayas) se presentó en la Universidad Católica de Guayaquil y mandó descolgar un cuadro de una exposición. Puede verlo todo aquí, hasta con la secuencia fotográfica de la bravuconada del déspota. Expreso lo tuvo en exclusiva y yo creo saber las razones. Bien hecho. Grave es lo que hizo el señor Antón y es una señal terrible del autoritarismo que se está instalando en nuestras sociedades. Pero creo que es más grave todavía que el rectorado de la Universidad le haya pedido disculpas a este hijo de puta (me censuró el señor de la CTG).