lunes, 22 de diciembre de 2008

Nik

Los políticos aguantan miles de editoriales pero se bancan mal las caricaturas y los chistes, quizá porque van directo al corazón, porque dan de qué hablar o porque todo el mundo los ve. Cuando empieza la chacota no hay como pararla: ejemplos y casos hay a montones. No encuentro ninguna diferencia entre los periodistas y los artistas (es parte de la historia de este blog). Unos y otros dicen lo que nadie se atreve o lo que solo ellos son capaces de decir, entre otras cosas porque ven más allá y saben cómo decirlo. La viñeta de Nik se publicó en la página editorial de La Nación de ayer. Hizo furor.

Picasso y el periodismo, en Paper Papers, 27/4/08
Publicar un comentario en la entrada