sábado, 6 de diciembre de 2008

Las estrellas dan lecciones de management

Quizá lo Chic & Cool es seguir como si nada. Ignorar que el iceberg está delante del barco. Es lo que practicaron el otro día en la competente Escuela de Periodismo de la Syracuse University tres de los editores más enrrolladetes: Anna Wintour (Vogue), David Remnick (The New Yorker) y Graydon Carter (Vanity Fair), de la cuadra Condé Nast.

Algunas perlas:

::
WINTOUR: "It's very important not to overreact to what's going on and to remain true to the heart of your magazine". Bien. Pero al menos reaccionar a secas ¿no?

"We've been in difficult times before, and we've come out of them". Qué bonito.

"I think all of us are looking forward to a recovery next year."

:: REMNICK: A propósito de la escasa dedicación a la lectura de los jóvenes: "I say just wait eight years until they're 29. At a certain point, people just start reading newspapers."

"Magazines that mean something, that have carved out a space in the culture, will persist". Como Time Inc. que ya ha previsto eliminar entre 300 y 700 posiciones en 2009. Por ejemplo.

Más ciegos y más sordos no pueden ser/estar. Les pierde la frivolidad, la arrogancia, la ignorancia o las tres cosas a la vez. Porque ingenuos no son.

Joe Nocera, dueño de la columna Talking Business del NY Times estaba allí. Quedó flipado ante este despliegue de superficialidad y petulancia. Aún no ha publicado nada al respecto. Lo espero con ansiedad.