miércoles, 10 de diciembre de 2008

Menudo cacao

Todo esto está muy bien, Scott. Muchísimo. Link Journalism, Contenido y/O Redacción Distribuido/a, Crowdsourcing… Los nombres, además, son geniales. Digo: hay que hacerlo, sí, así es. Pero es mera técnica. Y gratis –lo cual no es un gran argumento.

Ahora bien, where's the beef?

Al final del final del final, at the end of the day, entre todo este torrente, esa catarata, ese volcán ¿quién me dice qué es hecho y qué no? ¿qué es valioso y qué no? ¿quién me resume y valora? ¿quién me dice por qué pasa lo que pasa y qué pasará? ¿quién me da contexto, escenario, perfiles…?

Se echa de menos el periodismo –que no es amontonar automáticamente todo lo que se dice, lo que se dice sobre lo que se dice y lo que se opina sobre todo ello. Tampoco es lo que el conjunto de usuarios juzga. No se echa de menos que esté impreso, pero el periodismo requiere un poco más de criterio y desplegar ese criterio requiere más tiempo. Para hacerse y para digerirse. Cualquiera que sea su plataforma.

Selecciono una escena doméstica. De un colega. Un post de Luis Aguirre en BloodyHell:

¿He querido borrar posts? Pues claro, como a todos nos ha pasado. A veces corrijo errores ortográficos o aclaro líneas que en la relectura tienen la fluidez de estilo de un chiquillo de quinto grado. A veces he querido reescribir todo o simplemente olvidarlo. Es normal: es el problema de la rapidez. Pero también es el problema del rollo web 2.0: no tenemos editor: the gatekeeper, diría Keen, is gone.

¿El criterio se puede agregar a través de un algoritmo? ¿Se puede RSSear el buen juicio informativo? ¿La credibilidad y la relevancia pueden linkearse o el mero hecho de linkear me da crebilidad y relevancia?

¿No deberíamos estar hablando más de información y menos de contenidos?

¿No estaremos dejando de hacer lo que les gustaba a los periodistas viejos para hacer lo que les gusta a los jóvenes Newsnerds [este palabro es mío –creo]? En fin: ¿salimos ganando? ¿no la estaremos pifiando igualmente? O sea: ¿es esto lo que salvará a Tribune Co? Lo peor: parece que no queda mucho tiempo.
Publicar un comentario en la entrada