viernes, 5 de diciembre de 2008

El mundo cambia

Este es el último eslógan del Partito Democratico italiano, lanzado junto con una foto de Obama. Sugestivo. Bien, ya veremos cuánto cambia el mundo. De momento, lo que cambia a toda velocidad es el sistema informativo tradicional. Las señales son inequívocas en EEUU y sus efectos no tardarán en llegar a nuestras costas:

::
Politico.com anuncia que ya son 67 los diarios norteamericanos incorporados a Politico Network: politico.com reproduce las informaciones de esos títulos, que se benefician de la intensa & extensa cobertura del Beltway del sitio web y de espacio para la publicidad.

:: Newhouse (26 diarios) cierra su oficina en el DC y elimina su agencia de noticias, abierta en 1961. Ya es parte de Politico Network.

:: McClatchy (30 diarios) se ha incorporado esta semana a Politico Network. Y ha anunciado que compartirá la cobertura de noticias internacionales con el Christian Science Monitor. De momento, sigue en AP, pero su dependencia de la agencia es menor. Parece el primer paso para abandonarla.

:: Cox (17 diarios) también echa la persiana en el DC. La sucursal se abrió en 1974, en la estela de Watergate, que hizo ver a los diarios regionales que era necesario tener a uno de los suyos en la capital. La política era importante, vendía. ¿Cuánto tardará Cox en sumarse a Politico Network?

:: Tribune Co. (10 diarios), The Columbus Dispatch, el Star Tribune de Minneapolis y otros diarios regionales han cancelado su abono a Associated Press. Ocho diarios de Ohio han creado su propio sistema de noticias y sus colegas de Pennsylvania estudian dar también ese paso.

>>> En consecuencia, AP recortará el 10% de su plantilla el año que viene. Son 400 empleos. Tres cuartas partes del personal son periodistas, así que… perderemos todos.

>>> En consecuencia, otros se espabilan. Por suerte es CNN, que presentará la semana que viene CNN Wire, su propio servicio de noticias para diarios.

Se mueren los proveedores tradicionales de información. Y deseo que quede preservada –en sus periodistas o en el nuevo orden informativo– toda su experiencia, sus redes de contactos y relaciones, su potencia de fuego informativa y su capacidad de estar presente allá donde ocurren cosas.

Lo deseo pero lo dudo. ¿Quién contratará a los buenos periodistas que AP ya ha comenzado a despedir? Ojalá que sea CNN. ¿Le importa a alguien la información estos días de crisis? ¿Alguien demostrará que está en el negocio por algo más que por un margen de beneficios del 25%?

Dos inquietudes:

··· Fastidia la cantidad de copydeskers que todavía calientan silla en los diarios de EEUU, poniendo puntos y comas, reescribiendo textos que ya se entendían, etc. Estamos en lo de siempre: los hechos son caros; los buenos reporteros también. El copydesk es barato.

··· No tengo nada contra Politico.com ni similares. ¡Al contrario! Pero me inquieta pensar que el blog de autor puede relevar al reportero, al redactor que levanta y presenta los hechos –para que la gente podamos pensar como queramos y no como el bloguero quiera.