miércoles, 3 de diciembre de 2008

CNN quiere relevar a AP

PaperPapers juzgó desgraciadísima la decisión de cancelar los servicios de AP tomada por varios diarios de EEUU en su afán por reducir gastos. Pero la competencia y la innovación siempre acaban dando soluciones. A veces, las menos, son un horror que pagamos caro. Pero en general la mano invisible acaba por resolver mal que bien. La esperanza es lo último que se pierde.

Para empezar, AP ya ha prometido reducir sus tarifas. Bien. Para hacerse una idea, el Columbus Dispatch, un diario mediano, abona anualmente 800.000 dólares a la agencia. Y yo me quejaba de los 72.000 euros anuales que debía abonar por el servicio mínimo de Efe en Diari de Tarragona…

Para seguir, CNN mostrará la próxima semana su servicio de noticias para diarios, CNN Wire. Y prometen que será más barato y de tanta calidad como el de Associated Press (AP) –salvo en el campo del fotoperiodismo. Bueno, todo eso no se dice, se hace. Así que ya lo veremos. Pero, en fin, amigos, reconozcamos que la CNN no es The Manteca Bulletin ni el Aullido de Villarobledo. Entienden de periodismo.

Tom Curley, el Presidente de AP se alegra de que haya quien "tenga millones para gastar en breaking news. Es una operación muy, muy cara". Lo cual nos lleva a Sir Andrew Mango, antiguo preboste de la BBC: los hechos son caros, las opiniones baratas.

Explica Jim Walton, Presidente de CNN Worldwide: “Lanzamos la cadena en 1980. Hoy es más que un cadena. Tenemos un negocio enorme de radio. Y otro online. Somos todo contenido”. Bien.