lunes, 28 de junio de 2010

Sofismas de un cínico

Van dos perlas de las muchas de Héctor Timerman en Twitter (@hectortimerman)

Bonito diálogo de sordos propone el ministro: uno habla de una cosa y el otro le contesta con algo que no tiene nada que ver (ya se le ve la hilacha autoritaria). Y si cualquiera de los aprendices de dictador que defendió Timerman en La Tarde denuncia la ESMA a la OEA, o si descubren que su padre fue torturado, lo dejan libre. Perdón: lo nombran ministro.