martes, 22 de junio de 2010

Ni miran las fotos (2)

No creo que sea de Reus ni florista. Pero cualquiera se da cuenta de que esas flores no son claveles revolucionarios. Apenas un detalle y hasta una perla, pero resalta la deformación de quien no acepta otra verdad que la de su propia visión de la realidad.

¿Cómo va a tener Saramago otras flores que no sean claveles rojos? ¡Habráse visto! Pues no: son rosas, que le van mucho mejor a un corazón enamorado.

En Clarín de ayer: todo el pie de foto está de más.
Publicar un comentario en la entrada