jueves, 17 de junio de 2010

Editores y sicarios distraídos

No es un problema de objeto directo ni de desconocimiento de las preposiciones o las contracciones. Es el efecto mundial. Suelo decir que cuando hay grandes eventos deportivos se cometen errores a causa de las distracciones: un efecto que hay que calcular para poner más atención.

Aclaro que las fotos no tienen relación entre sí y que solo me sirven para ilustrar el efecto mundial. Ambas pertenecen a periódicos muy cercanos a los autores de este blog...

Ya se ve que los editores se distraen, como los sicarios.
Publicar un comentario en la entrada