lunes, 5 de enero de 2009

Ya nada es como antes

O no lo será para los diarios. El faro del periodismo ha abierto su portada a la publicidad.

Culmina así la caída de otro viejo muro. Otros irán tras la decisión del NYT y seguramente se acerca el fin de esas bellísimas 1A sólo noticiosas. Pero, si con esos ingresos el diario sostiene algunos periodistas y algunas temáticas ¿qué más da?
(Vía The Huffington Post)
Publicar un comentario en la entrada