lunes, 12 de enero de 2009

Engraçadinho con moraleja

Lula bromeó ayer con los periodistas como recoge la secuencia de AFP. Simpatía, etc. Bien. El gesto de Muthathar al Zaidi se impone. Es un fenómeno mediático. Como este: desde hoy, en Barcelona, dos autobuses urbanos recorren dos líneas de la ciudad con aquel mensaje Probablemente Dios no existe, etc. Ya saben. Los promotores de la campaña han gastado 2.500 euros en eso. Bueno. Pues llevan los medios de acá horas y metros cuadrados de papel prensa con el asunto. Y el arzobispado que sí, que no, que caiga un chaparrón... ¡Una inversión publicitaria magnífica para los propagandistas! Porque Transports Metropolitans de Barcelona tiene ¡1.086 autobuses en 109 líneas! Qué papanatismo mediático.

Y más. Hasta hoy continúan los columnistas, tertulianos de radio y tv y todas las luminarias médiaticas y políticas comentando el traje chaqueta y el moño que la ministra española de Defensa lució el Día de la Pascua Militar (el día 6 de enero, Día de Reyes, es la fiesta del Ejército español). Y todo por que no les dejaron entrar a la recepción con el Rey, los políticos y tutti quanti (¡Nos Quedamos Sin Chismes! ¡Sin Copa Con El Ministro!) y porque no se les ocurrió matar la dichosa fiesta con una fotonoticia. Qué vergüenza.

¿Creen que la gente somos idiotas, que nos damos cuenta?

Y así vamos llorando por las esquinas sobre la muerte de los diarios. Los estamos matando nosotros. A los diarios y al periodismo.
Publicar un comentario en la entrada