miércoles, 7 de enero de 2009

Otro chantajista

Las broncas se contagian entre los presidentes sudamericanos. Se enojan con quienes dicen la verdad. Pero lo que en realidad ocurre es que los acorralan sus propias mentiras. El sábado pasado Rafael Correa se despachó contra El Universo de Guayaquil porque el viernes había publicado las cifras de la publicidad oficial. En Enlace Presidencial (el programa de radio y televisión de los sábados que dirige Correa y al que obliga a asistir a sus ministros y colaboradores) los desafió a que aclaren si quieren seguir recibiendo publicidad oficial.

El Universo le contesta hoy con este editorial en portada, por si le quedaba alguna duda.

La conducta del presidente Correa, en castellano y en todo el mundo, se llama extorsión.

3 comentarios:

TP dijo...

Steiner dice que el heroísmo no es exigible. De acuerdo. Eso es, precisamente, aquello que lo hace valioso. Adelante, El Universo.

javier dijo...

En el Perú es exactamente al contrario, el gobierno mantiene una prensa adicta a golpe de publicidad oficial. Por eso en el 2008 echaron al director de una de uno de los principales periodicos peruanos (Peru21) por su tono "excesivamente negativista", cambiaron toda la unidad de investigación del decano de la prensa escrita por encontrar demasiados escándalos gubernamentales y han arrinconado al mejor y más influyente periodista peruano amenazando a los productores. Y al revés, el gobierno influye para que suelten a una paparazzi tercermundista para ganarse parte de su audiencia.

A ver si te marcas un post sobre las miserias de la prensa peruana.

maj dijo...

Correa... Pues acaba de comprar una rotativa para su diario...