viernes, 9 de enero de 2009

Lo fácil que es vender diarios

Hoy llegué tarde a mi oficina. Cuando pasé por el quiosco de la esquina de San Martín y Viamonte (pleno centro de Buenos Aires) le pedí al vendedor Clarín y La Nación, como hago muchos días con éstos u otros diarios. Confieso que intento mirarlos un poco y me llevo los que quiero ver con más tiempo (y conste que soy un buen cliente). Hoy quería esos dos diarios por los infográficos sobre el rescate de unos andinistas italianos y la muerte de uno de ellos y de un guía en el Aconcagua. Pero no había más ejemplares en el quiosco...

Cuando el canillita notó mi extrañeza me recordó que ayer mismo le había inistido que debía ponerlos en exhibición. Es cierto: al revisar la prensa de garrón, me quejé varias veces porque estaba toda amontonada. Para ver la portada de Crítica tenía que apartar las pila de Clarín y La Nación, encima de las más pequeñas de Página 12 o Ámbito Financiero o de cualquiera de los doce diarios de la ciudad. Para colmo suele poner los coleccionables arriba de toda la pila: películas, coches en escala, libros... Y siempre argumento que no compraría nunca un diario, o un libro, que no me dejaran probar.

Pues hoy, justo hoy que necesito Clarín y La Nación, los puso en el costado del quiosco en exhibición ¡Y los vendió todos!

Es fácil vender diarios. Sólo hay que proponérselo...

Hace ya muchos años, para demostrar esto mismo, salí una noche a vender diarios en Junín (provincia de Buenos Aires): se me agotaron en la terminal de ómnibus.

Por la vereda no se puede ni pasar y en el frente que ve el viandante, revistas aburridas y sobrecargadas. Los diarios, bien gracias, apilados en el banco del costado, imposibles de ver.

9 comentarios:

mastmas dijo...

Para aumentar las ventas de los diarios en papel, sería interesante testear la incentivación a los vendedores finales en los kioskos, dar cursos de formación, así como trabajar mejor el Lineal de Punto de Venta (como hace las grandes empresas de la industria alimentaria en los supermercados).

mastmas dijo...

Y más en un momento, en que el negocio de la prensa, ha de reinventarse.

GP dijo...

Gracias Mastmas. Con los diarios en la Argentina no se hacen ni programas de fidelización, ni descuentos, ni promociones, ni incentivaciones, ni se trabaja el canal, ni se visita a los lectores a quienes ni podemos conocer.

TP dijo...

De eso se queja Phil Bronstein en la tertulia con Kurtz, Warren y Downie que mencionaba un par de posts más abajo. Que no conocemos a la audiencia. La conocemos muy bien, pero no queremos atenderla. Y chicos, alégrense: en Italia los diarios NO se exponen en el quiosco (los extranjeros, sí): hay que pedírselos al quiosquero/canillita. Tal cual.

Gustavo Flores dijo...

Este problema veo siempre en ciudad de Buenos Aires, los diarios está ocultos en los kioscos!!! me parece increible que haya buscarlos tapados entre revistas y fasciculos para encontrarlos. Incluso hay muchos quioscos que no los venden. La verdad no se cual es la política de los diarios con las cadenas de distribución, pero como decis vos se están perdiendo de vender muchos diarios de forma fácil.

GP dijo...

Gracias Gustavo. Lo dicho: no hacemos nada o casi nada por vender más ejemplares. Los periodistas creemos que los diarios se venden por las noticias que escribimos y los de circulación dicen que no se venden porque no las tienen. Las dos cosas son ciertas, pero unos y otros deberían ocuparse más de vender, vender, vender y vender. El vendedor que se queja del producto que vende no es vendedor...

kioskero dijo...

Si me permitis una apreciación, (como vendedor de prensa desde hace más de 25 años),la sensación que tenemos los vendedores es que a los editores no le interesamos absolutamente nada, sus referencias hacia nosotros son para proporcionarles más beneficio, y no se dan cuenta o no se paran a pensar, que aunando sinergias y esfuerzos se obtiene mas rendimiento.Y como bien decis,y yo comparto, la mayoría de las veces es tan importante la exposición como la venta.Pero con los margenes,condiciones y procedimientos que tenemos actualmente e objetivo principal es la rentabilidad del espacio y vender un libro o un dvd nos proporciona el mismo beneficio que la venta de diez periodicos, eso sí con mucho menos esfuerzo y sin tener que cortar cupones, ni cartillas, etc.
Un saludo y felicidade por el blog.

kioskero dijo...

Perdon por el doble post pero se me ocurre una pregunta para demostrar lo anterior,como vendedores autonomos que somos (Empresarios, pequeños pero Empresarios)deberiamos conocer los productos que vendemos, y en todos estos años que llevo con mi negocio, nunca ningún editor, y lo repito, nunca ningún editor se ha ofrecido a enseñarme las ventajas de su producto o sus instalaciones, por ejemplo.
Un saludo.

GP dijo...

Gracias Kioskero. Algo así me decía tu colega de Buenos Aires. En esas fechas lo que más rentabilidad le dejaba eran los libros de horóscopos del año. Los periódicos, poco y nada, aunque sea de lo que más vende. Con respecto a la relación con los editores, algo hay que cambiar, porque ellos tampoco pueden conocer a los lectores como vosotros los kioskeros. Y eso sí que les hace muuuuucha falta.