sábado, 29 de noviembre de 2008

Sin que sirva de precedente…

Italia gravará con un 25% sobre el precio de venta todos aquellos materiales y expresiones relacionadas con la pornografía. Es el artículo 31 del paquete de medidas anticrisis aprobadas por el Gobierno Berlusconi.

Ya lo propusieron en 2002 y era también una de sus promesas electorales de este año. Han aprovechado que el Pisuerga pasa por Valladolid para camuflarla de medida anticrisis. Creatividad legislativa italiana.

El impuesto se aplicará a periódicos y revistas especializados, incluidos DVDs y material adjunto, y a "toda obra literaria, teatral y cinematográfica, audiovisual o multimedia, también realizada o reproducida sobre soporte informático o telemático, en la que estén presentes imágenes o escenas con actos sexuales explícitos y no simulados entre adultos", según señala ese artículo 31.

Sin que sirva de precedente y a la espera del reglamento, estoy a favor de esta regulación. Dar a la ponografía el mismo tratamiento que el tabaco. Me fastidia que no hayan incluido en el gravamen los anuncios de prostitución en los medios.

[en el teletipo de Efe escriben que el impuesto recaerá sobre aquellos materiales y expresiones artísticas. Vaya lapsus freudiano. Y no ilustro este post por motivos obvios :D]
Publicar un comentario en la entrada