miércoles, 19 de noviembre de 2008

Una pena y dos preguntas

The NYT cierra Play, el trimestral sobre la vida en el deporte que lanzó en febrero de 2006. Su definición me encantó: a Magazine that celebrates how sports are played and tells the big, rich human stories that emerge from the world of sports.

Por ejemplo, la toma del pirado imperdible David Foster Wallace sobre Roger Federer: La búsqueda del tenis perfecto. Es, además, uno de sus últimos escritos. Acá dejo la portada.

Guillermo Nagore estaba detrás del diseño, de todo o de parte. Y un montón de buenísimos periodistas y escritores que hacían El Deporte Como Nunca Lo Has Visto. En su primer año de vida ya quedó finalista del National Magazine Award. La revista es ¡mucho mejor que ESPN! ¡Más cool que Sports Illustrated! Pero se ve que no hay manera de venderla y que este tipo de periodismo no tiene tanta audiencia.
Ha sido un cierre preventivo porque la revista empataba, según el propio Times, pero el mercado publicitario está fatal y la previsión es peor.

El Times quería ampliar la fórmula de The Sophisticated Traveler: revistas trimestrales, cuatrimestrales o bianuales extremadamente cuidadas para atraer publicidad de artículos de lujo y alta gama. Siguen vivas T Styles y Key. No son tan buenas como Play, ni de lejos.

Es inquietante la dificultad que supone vender el periodismo de calidad a las centrales de compra y a los anunciantes a su justo precio. ¿Será que no hay manera? ¿Sobrevivirían en los diarios de hoy Tom Wolfe, Jimmy Breslin, Günther Wallraff, Ryszard Kapuscinski, Oriana Fallaci…? Mejor dicho: ¿crecerían tipos así en los diarios de hoy día?
Publicar un comentario en la entrada