miércoles, 26 de noviembre de 2008

Otra nostalgia argentina, la libertad

Ayer miembros del Sindicato de Camioneros impidieron la salida de los dos diarios de más circulación de la Argentina, Clarín y La Nación de Buenos Aires. El sindicato responde a Hugo Moyano, Secretario General de la CGT y principal socio político del gobierno de los Kirchner. Además de un acto de censura contra la libertad de prensa consagrada en la Constitución Nacional, impedir la circulación de publicaciones es un delito tipificado en el artículo 161 del Código Penal. Esta es la noticia en La Nación y esta la de Clarín. Esta es la columna Ricardo Kirschbaum en Clarín y esta la de Joaquín Morales Solá en La Nación de hoy (de la última frase tomé el título de este post). ADEPA, como siempre, condena ¿Nadie perseguirá en los tribunales a los delincuentes?

Denuncia por impedir la venta de un diario, en Paper Papers, 13/4/07
Crónica de una batalla anunciada, en Paper Papers, 7/4/07
Publicar un comentario en la entrada