martes, 18 de noviembre de 2008

Nos irá mejor con menos talento (o Léalo Antes...)

El imperdible David Carr mete el estoque hasta la bola: los diarios lo pasarán todo lo mal que quieran pero se equivocan si confían en sortear la crisis librándose de sus mejores espadas (hoy estoy torero) porque perciben los salarios más elevados –y también porque son los tipos más conflictivos (discuten más porque saben de qué va).

Circuit City, la franquicia de informática, hizo eso en marzo del 2007 y la semana pasada decidió liquidar –así, liquidar– el negocio. No confían ni en acogerse al bankruptcy chapter.

The Wall Street Journal reproducía ayer la desilusión de algunos expertos ante las decisiones del G20 y, algunos, de lado, advertían que liquidar a los banqueros que nos han llevado al presente huerto financiero es lo peor: sólo ellos saben cómo sacarnos del jardín. Ya les cortaremos la cabeza luego.

Pues eso mismo aplíquese a los diarios. Ojo, no digo que ser veterano te hace bueno –jamás. Porque si por viejos hay que ser sabios, como decía aquel amigo mío, todos los carcamales serían los siete sabios de Grecia.

Newspapers, which began the race with a huge lead in terms of human assets, may end up just another part of the underinformed commodity of clutter, dice Carr. Y a eso se refiere el director de Libé cuando anuncia la reforma del diario.

Y este lector del Tampa Bay Tribune:

“Fire your best employees and watch your business go out of business, just like Circuit City is finding out right now. Who wants to read old news when one can find quality articles outside of the TampaTribe. Bye Bye TampaTrib, you have fired one too many of your excellent personnel and now I am firing you!” said a reader, Bob, in a comment posted to The Feed blog at TampaBay.com.

Y, además, todo esto, y más, lo dijimos aquí antes que David Carr. Bienvenido al club, David. Léalo antes… etc.

Ciegos y sordos en Paper Papers, 26/07/08
Publicar un comentario en la entrada