martes, 18 de noviembre de 2008

Libé salta hacia atrás

Los temas del día (L'Èvenement) pasan a ser varios y no sólo uno. Y cada uno se despliega con gran aparato analítico y de contexto. Lo hacen los diarios italianos en su Primo Piano, donde encadenan uno tras otro los asuntos más importantes del día, normalmente en dobles páginas y muy desplegados.

Me llama la atención. Eso mismo era parte de la reforma que Serge July emprendió en septiembre de 1994, aquel proyecto ma-ra-vi-llo-so que llamaba Quotidien Citoyen o, como le llamo yo, Libé III. Una de las decisiones de entonces fue ampliar y desplegar el número de Temas del Día. Aquello se lo llevó por delante un subidón de los precios del papel prensa, un mal marketing y… bueno… un cierto gigantismo. Libé estaba entonces en la cresta de la ola, saliendo de su mejor época. Nos mataron un ídolo.

Laurent Joffrin, el director actual, explica que la movida responde a la competencia tremenda de la prensa gratuita. Es cierto que Libé es siempre la primera víctima de los gratuitos. Su público es más joven y con menos recursos. Ser un Diario Con Causas tiene esos peajes. Así editadas, esas piezas se distinguen de la oferta de los gratuitos, comenta el directeur.

Cuando apareció Metro en Francia, July editó está portada: Gratuitos: Desconfíe de las falsificaciones. Ahora, dice Joffrin, les quotidiens payants sont les seuls, dans l’offre de tous les jours, à disposer d’équipes de journalistes nombreuses et compétentes. L’information, on le sait, a un coût et donc un prix. En échange de cet effort demandé au lecteur, nous mettons tout en œuvre, avec nos 140 journalistes permanents, pour fournir une expertise qu’on ne trouvera nulle part ailleurs. Verdad.

Estrenan nueva secuencia con una investigación muy buena sobre las cloacas de Chirac. Así se hace.

¡Aguante Libé!

[Gracias a El Gran Carlos]
Publicar un comentario en la entrada