sábado, 15 de noviembre de 2008

Los que no se prostituyen merecen premio

The New York Times tampoco publica anuncios de películas pornográficas ni de los cines donde las pasan. En España, Público, La Gaceta de los Negocios y 20 Minutos, que yo sepa, no publican anuncios de prostitución. En Catalunya Avui hace lo mismo desde hace mucho tiempo. En abril del año pasado, el Congreso de los Diputados español solicitó a los medios de comunicación que rechazaran esos anuncios, una medida que, según los señores diputados, contribuye a solucionar y reducir ese negocio.

Más del 60% de los clasificados en los diarios españoles corresponden a contactos, es decir, prostitución. El País, por ejemplo, ingresa 13.000 euros diarios –cinco millones de euros al año– según una información de la revista Capital publicada en abril de 2007. No he encontrado nada mejor. En los casos que conozco, la cifra de ingresos por este concepto equivale al 20 por ciento de los ingresos.

El País es, de hecho, el diario con mayores ingresos por estos anuncios: en la fecha citada publicaba entre 800 y 900 diarios. El Mundo, unos 800; El Periódico, 600; La Vanguardia, 500; ABC, 400; La Razón, 250.

Con este volumen de negocio será complicado que los medios acepten la recomendación del Congreso.

Pues aquí propongo una idea para que los señores próceres no sean tomados por el pito del sereno en asunto de relieve. Los medios que publiquen esos anuncios (todos, incluidas teles locales) no podrán recibir publicidad oficial ni entrar en las campañas institucionales de cualquier nivel: desde ayuntamientos hasta el Gobierno central. Se puede ofrecer como moneda de cambio, en la negociación, una rebaja en la cantidad de publicidad de las televisiones públicas. Por ejemplo.

Así el Legislativo sería respetado, los medios honestos tendrían su premio y los avaros verían salvada su libre decisión de ganar dinero promoviendo la prostitución que, como todo el mundo sabe, está en manos de honestos y modélicos empresarios y se nutre de trabajadoras que libre y conscientemente han decidido comerciar con su cuerpo.

En fin, cada cual tendría lo que se merece.

Pero no creo que nuestros próceres tengan redaños o dignidad suficientes para embarcarse en esta pelea. Al final, con quien toman copas es con los directores y los dueños de los diarios, no con las prostitutas que aparecen en esos anuncios ni con sus chulos. ¿O también las toman con ellas y por eso mismo tampoco les interesa entrar mucho al asunto y les basta quedar bien con una recomendacioncilla inocua?

PD: Material para reflexionar: clic aquí.

Putas por palabras en Paper Papers, 11/4/08

17 comentarios:

Ramon dijo...

Genial!! Es una buena propuesta. Creo que el Avui de Barcelona -aunque hablo de memoria- fue el primero que rechazó este tipo de anuncios, antes incluso que Público.
Y aunque no toque aquí, creo que algo parecido habría que hacer con las televisiones (autorregulación = fraude).

Jaumet del Pirla dijo...

Apoyo total a esta propuesta, a ver si los políticos se atreven a mojarse en este tema.

lluïsa dijo...

Desde luego, totalmente a favor de la propuesta que proponéis en el blog. Una vergüenza que El País, tan moralizantes ellos, tengan esa cifra tan elevados de anuncios que promueven la prostitución.

Anónimo dijo...

Nunca es tarde para cualquier propuesta que defienda la dignidad de la mujer. Prostitución y prensa han ido desde antaño demasiado unidas, y no sólo por los anuncios de "contactos" o "relax". Sin necesidad de anuncios, el cuarto poder –la Prensa–, pilar del poder económico-político-mediático–, se prostituye a diario. Yo terminaría con los anuncios de prostitución y con la Prensa subvencionada. Los cuerpos, las ideas y el derecho a la información han de estar fuera del comercio.

GP dijo...

Hay un post en este blog, Putas por palabras, que tiene unm link a un artículo de Juan Manuel de Prada en el Semanal: http://paperpapers.blogspot.com/search?q=putas

Lo agregaré al post.

Francesc dijo...

Recolço plenament la idea. Jo compro l'Avui que ja ho fa i la Vanguardia que no ho fa... Trobo que publicar aquests anuncis és d'una incoherència flagarant, tota vegada que cíclicament els mateixos diaris fan reportatges sobre el "problema de la prustitució". Ara be, entenc que no ha de ser trivial renunciar al 20% dels ingressos ... Per tant suposo que son de conya les iniciatives que ho enfoquin per aquí: aportant ingressos alternatius. Avanti!

Anónimo dijo...

Estic totalment d'acord amb el contingut d'aquest article. No n'estic gens en què l'hagi de llegir en castellà. ni tampoc en què catalans facin els comentaris en castellà.

Santiago dijo...

Qué tendrá que ver el idioma con las putas, la prostitución. Si es el oficio más antiguo del mundo.
Qué no sabes el chiste del maricón y el sordo?

GP dijo...

Bueno, contanos el chiste, Santiago.

Santiago dijo...

Simplemente, quería apoyar la propuesta, que me parece espectacular y que está por encima de polémicas que aquí no vienen, creo yo al caso.
El chiste es muy antiguo, llama la atención que no lo sepas.
Uno se hace el sordo y el que queda, pues eso.

Felicidades por el blog. Lo pienso difundir a todos los que tengo en mi agenda.

Alfonso dijo...

Salomónica propuesta

Anónimo dijo...

SANTIAGO, ERES UN ORDINARIO Y UNA PERSONA SIN BASE DE NADA A JUZGAR POR LAS PALABRAS QUE HAS ESCRITO. CARECES DE PROFUNDIDAD PARA ARGUMENTAR. NO ENTIENDES NADA.

Álvaro Mª dijo...

Totalmente de acuerdo.La verdad es que es una buena idea. No se trata de juzgar si eres bueno o malo, únicamente se "fuerza" a que no lo hagas.
Siempre he pensado que, en el fondo, los diarios tienen una doble moral. Son los mismos que defienden los derechos humanos en las editoriales.

Santiago dijo...

Anónimo, gran nombre, he esperado casi 46 años para conocerte. Eres el foco de luz que alumbra la fría noche, no sé que haría la humanidad sin ti.
Sigue destapando el tarro de las esencias y seguro que habrá alguno que te siga.

Anónimo dijo...

Si us plau, no utilitzeu un blog on se suposa que esteu recolzant un proposta, per cert, molt bona, per a comportar-vos com nens, ok? Quedeu a fer un cafè i ja està.

Anónimo dijo...

todo suena muy bien y muy digno y noble y justo y tal... pero por otro pequeño lado, ni el periodismo va hoy en día para editar al mundo, ni los periódicos para rechazar anunciantes que pagan...

Santiago dijo...

Gran observación la tuya. Has pensado que con el culo también se gana dinero y con la oreja?