jueves, 4 de marzo de 2010

No son fallas, son pasos

Me apuro antes de que se confunda con las fallas valencianas y los pasos de Semana Santa...

Decía que Soitu, Factual y otros proyectos que fracasaron y fracasarán no son fallas aunque las tengan. Son pasos necesarios de una industria que nace y debe despegarse de su madre. Hasta que no se reinvente el medio sufrirán estos dolores de parto. Después solo quedará el parecido en algunos nombres, del mismo modo que la industria de los automóviles todavía muestra señales de los coches tirados/jalados por caballos.

Ese paso es necesario y alguien lo tiene que dar. Es el precio de la transición y lo pagan los pioneros ansiosos.

Gracias por darlo, en nombre del periodismo del futuro.

Diarios y bicicletas, en Paper Papers, 17/11/08
Publicar un comentario en la entrada