miércoles, 24 de marzo de 2010

Desinformación nuclear

Después de la nevada de hace dos semanas en Catalunya, más de 50.000 usuarios pasaron una semana sin suministro eléctrico. Se cayeron 33 torres y más de 300 postes de la compañía eléctrica Endesa. Recuerden: hablo de Europa Occidental en pleno siglo XXI. La compañía apenas recibió algunos rasguños en los diarios de por aquí.

Claro. ¿Cómo contar la verdad de la milanesa si la publicidad de esa compañía, por ejemplo, paga el suplemento cultural del diario? Hace falta valor y otras virtudes profesionales y personales que, de momento, escasean.

Así que la prensa se dedica a dar leña al Govern de Catalunya, desafortunadísimo e incompetente, sí, pero ni culpable ni responsable de que Endesa atienda en precario a sus clientes. Es otro éxito de la eléctrica, a la que resulta más barato pintar la boquita a los diarios con publicidad y patrocinios que tener en buen estado sus instalaciones y servir a los ciudadanos que pagan. Así son los monopolios: no hay competencia, reina la incompetencia.

La gente no nos tragamos ese cuento del culpable único. Los que viven en la burbuja de los diarios lo saben, aunque no lo parezca. Por eso las encuestas preelectorales que estos días publican La Vanguardia y El Periódico no preguntan sobre el asunto –y sí sobre otros. Podían haber incluido esta cuestión:
"¿Cuál es el grado de responsabilidad de Endesa en el apagón que tras la nevada dejó una semana sin luz a más de 50.000 personas? Muy alto, Alto, Bajo, Muy Bajo, Ninguno".
U otra similar. Pero no lo han hecho. En fin. Sólo faltaba lo de ABC de hoy, que ya es demasié:

Es una exclusiva (¡Enhorabuena!) pero abrir así, en ese tono de defensa de Nuclenor (Endesa+Iberdrola, los dueños de Garoña)… Al margen de demostrar la falta de sensibilidad del diario con la gente –se ve que la portada del otro día defendiendo a la banca no era casualidad ni despiste–, la información omite elementos de hecho que son clave para que el lector se haga un juicio claro de la situación:
[La central nuclear de Garoña] tiene una potencia instalada de 460 MW. Es la central nuclear en activo más antigua de España. […] fue inaugurada en 1970 [iniciada en 1966]. La vida útil inicialmente prevista para la central (40 años en las centrales españolas), finaliza el año 2011. La última autorización de funcionamiento tenía su alcance hasta julio de 2009, fecha en la cual el gobierno autorizó una prórroga hasta el 2013. Ese año Nuclenor, la empresa propietaria, presentó la documentación necesaria para solicitar la extensión de su vida útil 10 años más (2019). El 5 de junio de 2009 el organismo regulador español (el CSN) estimó adecuada la autorización de dicha extensión de la vida útil basándose en cuestiones técnicas de seguridad. Esta extensión, sin embargo, debe ser emitida por el Ministerio de Industria de España, siendo imprescindible (pero no vinculante) el informe favorable del CSN.
[…] la situación de su piscina de combustible, la cual alcanzará su máxima capacidad, con el diseño actual, hacia el año 2015. […]
¡Y era tan fácil encontrarlos! Están aquí mismo. Faltan esos datos y otros. Hablamos de un asunto delicado: 300 empleos directos.

Subrayo en negrita imprescindible pero no vinculante porque afecta al meollo de la demanda de la nuclear. ABC no explica ni eso. Los datos que ofrece como complemento no los habría redactado mejor ni el mismo gabinete de prensa de Garoña. No dicen ni la proporción que representa su producción eléctrica sobre el total, que es poquísima… Búsquenlo.

ABC es muy dueño de estar donde quiera respecto a la energía nuclear, de tener una sensibilidad pro-business tan ciega que le impida distinguir las baladronadas de un monopolio (¡Pobres!) y el ejercicio la libre competencia; que le lleve a menospreciar a la gente y a promocionar el argumento de que el Gobierno de España –el que sea, pero electo– no puede hacer política y tomar las decisiones que había anunciado en su programa electoral. También puede omitir el comentario sobre el perfume de chantaje al Gobierno o de desvío de responsabilidades que tiene esa demanda. O no plantearse preguntas como: ¿Piensa Nuclenor que la tecnología nuclear de los años 60 tiene licencia infinita?

ABC –y quien sea– se puede pasar todo eso por el Arco de Douglas. Pero al menos que informen a sus lectores contándoles todo y no sólo los argumentos de una parte, omitiendo material relevante para que la gente decida libremente. Esto se llama engañar. Si es en exclusiva se llama engañar en exclusiva.

[Full disclosure: uno es partidario de la energía nuclear. Pero aún más del periodismo].
Publicar un comentario en la entrada