viernes, 26 de marzo de 2010

La guerra de las abejas


Pueden hacer la prueba con cualquier nota de La Nación en la que aparece la palabra clarín... por decir una cualquiera. Esta tiene 403 comentarios 24 horas después de su publicación.

Es swarming. Así lo describe Indianopedia:
El swarming es la forma específica del conflicto en la sociedad red: distintos grupos y tendencias, no coordinados explícitamente entre sí y apenas centralizados más allá de una mínima doctrina común dentro de las filas de cada uno de ellos, van aumentando el alcance y virulencia de sus acciones hasta aislar y acantonar las posiciones del contrario sin dejarles posibilidad real de respuesta.
Y así lo relata Matías Ruiz en El ojo digital.

El gobierno argentino usa agentes de inteligencia para contrarrestar el swarming civil, espontáneo y también el no espontáneo -que también hay swarming del otro lado y para contrarrestar el que contrarresta a los contrarrestados.

Esto es posible gracias a un artilugio que les permite cambiar el IP con solo apretar un botón. Lo tiene la Secretaría de Inteligencia y parece que se comercia entre ese tipo de servicios. Los contrarrestadores contrarrestan a los agentes de inteligencia cambiando chips en sus computadoras o blackberries a toda velocidad, como se cambia el de un teléfono móvil.

La Secretaría de Inteligencia esconde los mensajes enemigos en un mar de mensajes amigos y lo hace con su dinero y el mío...

Si alguno de nuestros comentaristas es agente de inteligencia o conoce a alguno, sería muy interesante que nos cuente desde su anonimato su versión de primera mano. Va a ser un scoop.

Después de esto, debería replantearme lo que he sostenido siempre sobre los comentarios.
Publicar un comentario en la entrada