jueves, 11 de marzo de 2010

Hacer el ridículo y hacer periodismo

Es verdad. No todos los diarios deben ser como The New York Times. Ni falta que hace. Pero todos los diarios deben hacer periodismo. España no tiene esa suerte.

Vean. Ayer, el Olympique Lyonnais eliminó al Real Madrid Club de Fútbol de la Champions League por el resultado global de 2 a 1.

Algún bribón dirá que menuda novedad, si así ocurre desde hace seis años. No hagan caso. Los periodistas con sentido común, sentido de la justicia y sentido profesional se dan cuenta de que es un notición. Que aunque sea lo habitual no es un breve, vamos. Si algún director de diario, con aquel argumento –verdadero, sí– matara el asunto en una notita fuera de portada/tapa lo consideraríamos una mala decisión profesional. Muy mala. Malísima.

Del mismo modo ¿no deberíamos considerar igual de mala-malísima la cobertura de los diarios deportivos madrileños? Vean lo que vienen haciendo desde el lunes, excitando a sus lectores, y lo que hoy se han visto obligados a hacerles tragar:


Marca pide la destitución del bueno de Pellegrini, el técnico del Real Madrid Club de Fútbol. Por el mismo motivo ¿no es lógico que destituyan al director de ese diario? Una de las historietas divertidas de ayer es que el jefe de prensa de Kaká, uno de los fichajes estrella del Real Madrid Club de Fútbol, pasó este tuit:
Tecnico covarde sempre tira um jogador cobrado para tentar tirar o foco da propria incompetencia...
A la vista de esa portada/tapa, a uno le vienen ganas de retuitearlo así:
Diretor de jornal covarde sempre tira um tenico cobrado para tentar tirar o foco da propria incompetencia...
Este periodismo visceral, de tripas y de rabia, no es periodismo. Será otra cosa que saben los médicos o los jueces. Pero periodismo… no.

Periodismo es lo de Olé, en su línea popular, que le pega bien:


Y L'Équipe, claro. Impresionante hoy en el quiosco, tan sábana:


Enorme titular de Deia: (aviso de MAJ*)

Pero sobre todo, periodismo es lo de José Sámano en El País, que en un título y una primera frase abre en canal todo lo que ocurrió dentro y fuera, antes y después del partido:


Mire, Sámano, usted es un monstruo. Ayer sus jefes de usted debían haber tenido los arrestos de dejar su crónica en el título y la primera frase. Porque usted hace todo el periodismo sobre la cosa en esas doce palabras. Otros hacen todo el ridículo posible. Y mucho daño.

[Si quieren ver cómo llevaron los tabloides ingleses el 4 a 0 del ManU sobre el Milan pulsen aquí.]
Publicar un comentario en la entrada