sábado, 20 de marzo de 2010

Cómo hundir los diarios

En España la jurispridencia aceptada sostiene que los periodistas no están obligados a comprobar la información procedente de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Ayer, la Gendarmerie francesa distribuyó un vídeo el que identifica a cinco hombres de compras en un supermercado como los etarras que mataron a uno de sus agentes el pasado martes.

En la madrugada de hoy, la Generalitat de Catalunya informó que se trata de cinco bomberos de su Departament d'Interior de vacaciones en la misma localidad donde se produjo el tiroteo.

Son las 08:16 de la mañana en Viena (04:16 en Buenos Aires) y la Policía Nacional Española aún tiene ese vídeo en su canal de You Tube, con este título:

No sé si la jurisprudencia se verá afectada, pero los cinco bomberos lo deben estar pasando fatal. ¿El departamento de Prensa de la Policía todavía vive el mundo de la prensa que cierra a las 11 de la noche?

Pues debe ser eso. Vean lo que ha ocurrido con las portadas/tapas de El Correo. Mientras sus ediciones de Álava y Guipúzcoa daban a los bomberos por etarras, la edición principal, Vizcaya, pudo corregir:

El País tampoco ha tenido suerte con su edición nacional y El Mundo, en su tradicional línea de seriedad, rigor y profundidad tuvo suerte pero decidió arrojarla por la ventana y pone un titular por los que el profe te suspendía en Redacción 1. Una pena:

Publicar un comentario en la entrada