miércoles, 7 de julio de 2010

El fútbol pone a cada cual en su sitio

Es una de las lecciones de la cobertura de este Mundial de Fútbol. Por ejemplo, Luis Inzaurralde, que ya era un crack del periodismo deportivo uruguayo, ha demostrado ser un natural de la televisión en Observa.tv. Otro ejemplo: se confirma que las crónicas de elpais.com son de Pulitzer y las únicas que deseas leer en estos tiempos de Twitter. También las de canchallena.com.

Otro caso es el Frankfurter Allgemeine Zeitung (¡Otra Vez! ¡Qué Pesado!). Hoy su foto de portada/tapa es:
La Marcha Real es el himno de España, que no tiene letra (bueno, una que le hicieron durante la última dictadura no cuajó o la anularon, no sé bien. Luego han aparecido otras). Ohne Worte significa, precisamente, "Sin Palabras". [Para los despistados/as: hoy juegan las selecciones de fútbol de Alemania y España la semifinal del Mundial.]

Dirá usted: no tiene emoción, es muy cerebral. Bien. No hay problema. Si quiere fuego, furia, honor, etc. sólo tiene que acudir a la prensa patriótica española:
En Alemania estas cosas, estos montajes, los editan los tabloides sensacionalistas en lugar (o además) de las chicas desnudas. Cierto: lo hacen con menos solemnidad. Seguramente porque no les da vergüenza ser tabloides ni sensacionalistas:
No sé si tratan los asuntos llamados serios del mismo modo (la prensa patriótica, digo; los tabloides ya sabemos que sí). Hay lo que hay. Pues eso, que el Mundial de Fútbol pone a cada cual en su lugar.
Publicar un comentario en la entrada