sábado, 10 de julio de 2010

La portada es el espejo del alma

MR* dice que el verdadero editorial de un diario es su portada. De acuerdo. La portada es el espejo del alma, diría el refrán adaptado a la prensa. La portada es la persona real, que luego es presentada o disimulada, agrandada o disminuida, manifestada o escondida en el resto de páginas. Cada diario dispone de su propio guardarropa: la selección de asuntos, su secuencia y tamaño, el modo de titular, las firmas seleccionadas, el tono del lenguaje, la edición gráfica… y el resto de mentefacturas y manufacturas que emplea para vestirse.
También la portada manifiesta el carácter del diario. Hay diarios osados, audaces, valientes y diarios astutos, calculadores, especuladores; diarios adolescentes y diarios maduros; diarios pusilánimes y diarios temerarios, diarios trabajadores y aplicados y diarios desganados y perezosos… y toda la gama de virtudes y caracteres que se puedan dar entre las personas.

El Tribunal Constitucional español hizo pública ayer su sentencia sobre el Estatut [algo así como la constitución catalana]. Es la noticia del día aquí. Para hacérsela corta a los no españoles: el Estatut tiene 78 páginas y pesa 268,62 Kb; la sentencia 881 páginas y 2,47 Mb. Es una forma gráfica de decir que el tribunal se ha empleado a fondo, obviamente para recortar el Estatut y reinterpretarlo a la baja para hacerlo constitucional, según ellos. Ese es su trabajo y lo han hecho. Hoy se celebra en Barcelona una manifestación convocada para protestar contra esa interpretación constitucional bajo el lema "Som una nació. Nosaltres decidim".

Me choca La Vanguardia. Me comentan unos cuantos: "Si La Vanguardia –siempre tenida como modelo de moderación– titula de ese modo… España ha perdido a Catalunya", parafraseando el affaire Johnson-Cronkite.

Puede ser –o no. No le toca a este blog entrar en esa. Le toca decir esto: esa portada tiene poco periodismo y mucha víscera. A un diario así hay que pedirle que explique y titule con la sustancia y no apele a un juicio de intenciones sobre un aspecto tan intrascendente como el día en que se publicó una sentencia, cuyo contenido y consecuencias son muy, pero que muy graves. Esa gravedad es el asunto y es lo que falta en esa portada. Lo demás es víscera, rabieta o astucia –no creo que sea pereza: en páginas interiores la cobertura es extraordinaria.


A juicio de uno, acertaron más Regió 7, Diari de Tarragona y Diari de Girona, tres locales que le hablan a la gente del meollo de la cosa. Si llegan a echarle a la portada una pizca más de sal... quizá no tanta como El Periódico.

Releo y dudo. ¿Es más periodismo El Periódico y La Vanguardia que esos locales? ¿La cosa estaría entre unos y otros? A ver, esos comentarios.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy sale a la calle, Montilla el president de la Generalitat, el representante del Partido Socialista y ex -ministro de España, envuelto con la bandera de todos los catalanes diciendo: Somos una nación tenemos el derecho a decidir. Utiliza el dinero de las arcas públicas y los medios de comunicación oficiales y subvencionados para LEGITIMAR EL ASALTO A LAS NORMAS DEMOCRÁTICAS

Es el mismo discurso y los mismos medios que empleo Franco, diciendo claramente que había que saltarse las normas.

Vídeo, ha pasado más de 50 años, hay un mismo discurso:

http://www.youtube.com/watch?v=G9cCwPGZXZk

(unir en una línea si sale el enlace cortado, quitar espacios blancos)

¡Hay un reconocimiento internacional que era una dictadura. Hoy en una Comunidad Autónoma de España ha pasado de la democracia al totalitarismo nacional-socialista . ¡Los pelos como escapias!

Si lo deseas, Pásalo, ponlo en tu blog, o envía a tus contactos preferentemente en Cataluña. Por la democracia. Gracias

de la dictadura al totalitarismo socialista dijo...

los que se unen a la fiesta, mira mi nick

Anónimo dijo...

No es periodismo; es caspa. Y punto. La misma caspa que algunos vemos estos días en 'Abc' y 'La Razón', con la salvedad de que 'Abc' y 'La Razón' (o ese 'Madrid') jamás se las dieron de modernos, vanguardistas y otros mitos del 'oasis catalán'.

J.

Anónimo dijo...

En mi opinión, todos los diarios españoles comparten alma. Prosaica, pero realista: vender. Cualquiera tiene días mejores y otros peores; aunque lo que ilumina las decisiones cotidianas es el cálculo (a distintos plazos) de las ventas posibles o cesantes. Algunas veces, también es el miedo el que se lleva el gato al agua. Espero que descanses. Abrazos sinceros, JL

TP dijo...

Dale. Gracias, JL otra vez. Anónimos: se trataba de periodismo, no de política. Gracias, pero esfuérzense más.

Anónimo dijo...

Una lección de periodismo sería atreverse a contestar unas preguntas: ¿cuántos asistentes a la manifestación prometerán lealtad a ese Estatuto tan recortado su próxima proclamación como cargo público¿ ¿Cuántos dejarán de cobrar el sueldo garantizado por un "Estado tan opresor como España"? ¿Cuántos de esos medios que se muestran tan indignados sobreviven gracias al espolio de los presupuestos públicos? ¿Cuántos de los manifestantes se ganan la vida con su esfuerzo y no chupando de la teta de la Generalitat o el Ayuntamiento de turno? Eso sí sería periodismo.

Una manifestación a la que a muchos que tienen un sueldo de dinero público les obligan a asistir.

Anónimo dijo...

Los diarios nacionalistas catalanes no tienen la necesidad de vender porque viven de la teta. Informen, por favor, de cuánto se gastan en suscripciones y campañas a esos diarios la Generalitat y los Ayuntamientos. O mejor, informen de las facturaciones en venta directa, en kiosko. En Cataluña no hay prensa libre e independiente, lo que hay es una extensión de los partidos. Por eso algunos editores son acérrimos franquistas: llevan 50 años viviendo de los diferentes regímenes.

José María dijo...

Toni, en el intento de dar contexto cometes dos errores, y quizá bastante gruesos. Planteas una cierta crítica al TC porque su sentencia sea 10 u 11 veces más larga que el Nou Estatut. Conozco algo de las sentencias del TC, y eso es lo normal.
La sentencia que más me interesa del TC es la referente a la ley del aborto de 1985. Esa sentencia contiene 164.500 caracteres con espacios, mientras que la ley del aborto de 1985 sólo tenía 1.688 caracteres (ratio de 100 a 1). Podrías haberte molestado en saber que el TC expone en cada sentencia las alegaciones de las dos partes en litigio (en este caso, Grupo Parlamentario Popular y Abogacía del Estado), los motivos, fuentes, etc. Por eso siempre las sentencias son tan largas. No es una excepción este caso. En tu explicación hay un cierto toque victimista que carece de motivo.

El segundo error de contexto viene en tu apostilla de "para hacerlo constitucional, según ellos". Lo de "según ellos" es un pleonasmo, Toni. La constitucionalidad de una ley --guste poco, mucho o nada-- la decide el TC, que es la institución política del Estado en la que se delega esta labor. No es parte del Poder Judicial. En la Constitución viene todo muy claro.

Tengo la discutible e irrelevante opinión de que no estás aportando tus análisis en edición de prensa, sino tus inclinaciones políticas personales.

Abrazo, como siempre ;)

TP dijo...

Y dale con la política.

José María: gracias por aclarar mis errores a los usuarios. Para eso están los comentarios. Gracias, gracias, gracias.

Mario Benito dijo...

Toni, estás pidiendo algo imposible, no sé si de manera deliberada o no. Si en alguna ocasión es cierto ese viejo dicho de que “la política y el periodismo son dos caras de una misma moneda" (y con el que en muchos casos, pero no en todos, estoy de acuerdo) es ciertamente en este. Porque todo este periodismo que pones de muestra está impregnado de política hasta el fondo... y posiblemente no se pueda hacer de otra manera, ni sea interesante. Y porque, ciertamente también, todo tu planteamiento es asimismo “política", como bien te lo han hecho notar y como tú mismo podrías ver al considerar como “política" todas las respuestas que te dan. Un abrazo politizado... y cariñoso

Anónimo dijo...

¿Cómo hablar de periodismo si en lugar de portadas de periódicos parecen panfletos de partidos políticos?

Un saludo,

JRG

Anónimo dijo...

La portada de La Vanguardia es periodismo, porque la noticia es precisamente que la sentencia se ha acelerado para que esté la víspera de la manifestación. La mayoría del contenido era ya conocido, no era noticia.
Por otra parte, no creo que sea este el lugar de entrar en el fondo político de la cuestión, tampoco, pero vamos, no es una sentencia jurídica sino política. Y la manifestación no es nacionalsocialista ni antidemocrática, no lo fue en absoluto, manifestar una opinión no es antidemocrático... Franco hizo un golpe de Estado, que no es lo mismo... Perdón, pero según qué comentarios calientan, sí...