sábado, 3 de julio de 2010

La alegrías latinas y las centroeuropeas

Holanda y Uruguay avanzaron ayer a las Semifinales del Mundial de Fútbol. Cada cual lo celebra como es:
Entretanto, el órgano de la Revolución Socialista de Uruguay no descansa y evita toda referencia al nuevo opio del pueblo: ¡el fútbol! Me pregunto cómo lo consiguen:

Creo que el truco es cerrar con lo que haya una hora antes del partido. Luego se marchan a casa o a un bar del otro extremo de la ciudad para alienarse un rato con esa pasión pequeñoburguesa que es el fútbol. Digo.
Publicar un comentario en la entrada