martes, 2 de marzo de 2010

Así no hay quien pague por contenido online


Columbia Journalism Review acaba de publicar un estudio sobre prácticas elementales de periodismo en los sitios web de diversas revistas. Principales conclusiones:
Se edita poco o mal online respecto al impreso (59%).

La verificación es menos rigurosa cuando los editores online están a cargo de la tarea (40%) y a veces ni se verifican los datos cuando los editores web toman las decisiones sobre el contenido (17%).

No se indica a los lectores (vaaaale: usuarios) que se ha hecho una corrección y cuál es el error que la originó.
El estudio dice montones de cosas más. Descárguelo aquí (.pdf).

Es terrible. Uno piensa que la prensafobia/periodismofobia que abunda entre los digitales les lleva también a machacar los estándares del oficio, que en su talibanismo o su inconsciencia asocian al soporte y no a la profesión. Una pena. No es difícil mejorar todo esto pero, entretanto, pierde crédito el oficio, se empobrece la sociedad y el personal se aborrega. Menos twitter, flash y 3.0 y más periodismo.

Para que los Hooligans 3.0 no se me enfermen, otro dato que nos deja mal a los clásicos: las decisiones sobre los presupuestos de los periodistas de papel son las menos rentables –aunque todos conocemos excepciones ¿no?

Publicar un comentario en la entrada