domingo, 26 de septiembre de 2010

La piedra en el zapato


La foto de arriba es el ángulo inferior izquierdo de la tapa de La Nación de hoy. La de abajo la encontré en el sitio de El País de Madrid y en ella se ve una pila de Clarines del 11 de diciembre de 2007.

Lo que le molesta al gobierno de la prensa independiente -y sobre todo de estos dos diarios- es su influencia. Por más prensa adicta que tengan, jamás conseguirán los números de los periódicos independientes ni el efecto agenda de los del interior. Es la idea que impulsó al matrimonio que gobierna la Argentina a reunir en un buena almuerzo a directivos de diarios del interior el miércoles 15 en la Quinta de Olivos (la residencia oficial de los presidente argentinos). Pelean contra Clarín y La Nación, pero en el interior los diarios que se leen son los locales. De esa reunión puedo contar pormenores más adelante. Ahora solo uno extraído de conversaciones entre colegas que asistieron al convite: a todos los políticos, sin excepción, y a casi todos los periódicos  también, les viene bien esta pelea que debilita tanto al Grupo Clarín como a los Kirchner.
Publicar un comentario en la entrada