jueves, 2 de septiembre de 2010

Monumento a Magnetto

Creo que fue el lunes que oí a Elisa Carrió hablar del monumento a Héctor Magnetto, el CEO del Grupo Clarín, blanco de la furia del matrimonio gobernante en la Argentina. Compruebo que cuando se refieren a Magnetto en buenos términos (cuando no lo insultan), todos, también Elisa Carrió en esa ocasión, se esfuerzan por excusar su mención anunciando que no lo conocen, que nunca o casi nunca lo vieron, que no es santo de su devoción o cosas por el estilo.

Ahora quiero hablar yo de Héctor Magnetto y aclaro que tampoco lo conozco ni leí El hombre de Clarín, la biografía autorizada escrita por José Ignacio López. Apenas le he dado la mano un par de veces en encuentros casuales con varias personas. Solo una vez me lo impidió un gerente de Clarín a quien prefiero no identificar. Sé que es un hombre de perfil bajo y conozco a varias personas que trabajan a su lado. Nunca nadie de los que lo conocen me habló mal de él ni en público ni en privado. La última vez que lo saludé estaba visiblemente enfermo y a la vez visiblemente fuerte y hablaba gracias a un artilugio colocado en su garganta.

Esa fortaleza de Héctor Magnetto me sigue sorprendiendo hoy, cuando lleva en silencio a la vez su lucha contra el cáncer y la pelea con un poder que lo ataca por todos los flancos con una ferocidad descomunal. Pero lo curioso de este ataque es que está borrando sus errores del pasado, los que todos conocemos y los que no, pero que él mismo reconocerá a estas alturas como una equivocación. Jorge Lanata, Jorge Fontevecchia, Elisa Carrió y tantos otros ya se han puesto del lado del débil. Es que no solo es la parte débil: es quien defiende -con todas sus fuerzas y en una pelea desigual- la libertad de la que todos vamos a disfrutar si no pierde la pelea.

El último acto fue la denuncia de la presidenta contra Papel Prensa del martes 24. Ese día Clarín y La Nación le devolvieron el golpe a Kirchner aprovechando la misma potencia con la que venía, como si fuera una toma de judo. Los durmieron en la lona. Ahora hay que esperar el próximo acto y después el siguiente, porque a esta historia todavía le faltan unos cuantos.

Solo quería avisar que si esto sigue así, vamos a tener que lanzar una suscripción pública para levantar el monumento a Magnetto. Mientras no aparezca otro lugar propongo la plaza principal de Chivilcoy, su ciudad natal.

Ya hemos dicho también en este blog que algún día tendremos que agradecer a los que abusaron del poder que hayan despertado al periodismo. Pero a esos solo les tocará el homenaje del olvido.

13 comentarios:

JCD dijo...

Yo ya no sé si estas cosas las escribe GP para provocarme o si realmente las piensa. Sinceramente, dudo que sea así. Pienso que lo hace para alimentar el debate y para que algún que otro energúmeno le salte a la yugular. Lo cual no está para nada mal.
Basta de extorsiones morales estimado GP. Basta de "tenemos que bancarnos una basura para evitar a una basura mayor". Basta de la lógica de la dictadura ("Si no fuera por la dictadura hoy seríamos Cuba", aún dicen algunos dinosaurios), basta de las histerias de Carrió, basta de "si Duhalde no volteaba a De la Rúa, teníamos que aguantar dos años más". Basta. Basta de aferrarse a lo que livianamente se consideran "Diques de contención", que no son tales.
El tipo que mayor daño le hizo al periodismo argentino, y que a su vez pervirtió conceptos como el de libertad de expresión, no se merece un monumento. Ese que es un ejemplo de como no se debe manejar una empresa periodística (negociando con gobiernos, apretando, sacando provecho y negocios, luego cuestionando y voltearlo para que venga otro más afín, etc). "Ehhh pero mirá cómo creció el grupo Clarín gracias a él" dicen los cínicos. Sí, creció en volumen, pero descendió al sótano en términos de periodismo. No necesitamos más MAgnettos, no más custodios de nuestra "libertad", no más gerentes del pensamiento, no más "garantías de libertad de prensa". Hay que hacer una construcción diferente. Kirchner se va, mis estimados. La libertad de expresión y el periodismo, deberían quedar, si no se los carga Clarín, claro.
¿Cómo podés pensar que este enfrentamiento con el Gobierno es "volver al periodismo"? Es más de lo mismo!!!! Una pelea entre dos socios poderosos que se separaron. Lo que hoy vibra en las tapas de Clarín no es periodismo, es pura defensa de posiciones dominantes. No me jodas GP.
Así que no. No cuenten conmigo para el monumento. Ni un centavo.
Sí pondré plata para hacerle un monumento al periodista desconocido. Ese que no hace marketing del oficio, que no necesita estar alardeando de nada. Que día a día sale a la calle a buscar algo nuevo para publicar. Ese que va a cubrir los partidos de básquet del equipito de su pueblo, vuelve corriendo al diario y escribe la crónica. Ese que investiga a los poderes públicos y privados, al sólo efecto de intentar tener una sociedad mejor, no para que la FNPI le de un premio. A esos, va mi monumento.
Y por favor, antes de que ocurra, no me pidan "sustento" o "matices" a mis afirmaciones temerarias. Ya lo dije, es un comentario en un blog. Si usteden lanzan afirmaciones temerarias, sus lectores tienen el derecho también de hacerlo. No es lo más apropiado para una conversacion, como no lo es tampoco un monumento a Magnetto.
Saludos, con el respeto de siempre.

GP dijo...

Gracias JCD. Es verdad que intento provocar (deporte favorito de todo periodista) pero también que lo hago de buena fe y amparado en la ironía de Lilita Carrió. Mientras, creo que no tenemos ni idea de las barbaridades que hicieron muchos que sí tienen monumentos estupendos en Buenos Aires, pero ahí están.

TP dijo...

En catalán hay una expresión que literalmente se traduce "entre poco y mucho" (entre poc i massa) y que viene como anillo al dedo. En general, significa que está uno de acuerdo en el principio pero no en la conclusión, que el otro exagera.

Creo que les pasa a ambos, GP y JCD.

De lejos, uno lo ve así: los K se irán (…veremos y ojalá…) y Clarín saldrá muy debilitado. Seguramente marchándose unos y quedando más débiles los otros les/nos harán un favor a todos… si la Argentina logra aprender que ni unos ni otros son aceptables en una república que se quiera republicana. Y si Clarín., con el ambiente en calma, vuelve en sí y deja de comportarse como el gamberro del barrio al que todos detestan aunque alegue que un día te libró de los asaltantes de tu casa. Porque Clarín es reconvertible. Los K, todos los K de este mundo, no lo son. ¿O conocen alguno?

Hasta que eso ocurra –si ocurre, ojalá…– la parte mejor está del lado de Clarín. Aunque sea mordiéndose los puños de rabia o callada con un disgusto catedral por tener que defender valores tan delicados con tan pésimo instrumento.

JCD dijo...

Bueno, ambos comentarios de TP y GP podría firmarlos al pie, con pequeñísimos retoques.
Abrazo

TP dijo...

¿Cómo "pequeñísimos"? Intolerable.

TP dijo...

Otro abrazo, sí.

JCD dijo...

Y TP dejó dos maravillosas frases:

1) "si Clarín, con el ambiente en calma, vuelve en sí y deja de comportarse como el gamberro del barrio al que todos detestan aunque alegue que un día te libró de los asaltantes de tu casa".

2) "Aunque sea mordiéndose los puños de rabia o callada con un disgusto catedral por tener que defender valores tan delicados con tan pésimo instrumento".

Por último, una recomendación: vean la serie The Wire. En la 5ª temporada hay una clase de periodismo que no se aprende en ninguna facultad.

GP dijo...

Algo más: en este blog sostenemos que eso del periodismo es cosa de sangre y fuego. Por eso creo que vale la pena rescatar a quien pone un par (la sangre y el fuego) en la industria. Sea Magnetto, Lanata, Fontevecchia o Bonadeo.

Además quién te dice si dentro de 100 años la familia patricia propietaria de medios de la Argentina no ban a ser los Szploski o los Hadad o los Magnetto, que habrán lavado sus pasados con buenas peleas por causas justas.

O Terror Do Paper Papers dijo...

Foco, foco, foco en la noticia gritaba en mis inicios un editor en medio de la dictadura del cierre donde la democracia desaparece, la tension esta en su maxima expresion y la presicion puede nos deja a merced de los discurso sibilinos autoreferenciales del yo periodista que lo se todo.

Y si algo distingue a la Argentina es el lio conceptual que tenemos. La mediocridad, la libertad, la etica, el celibato y permitanme un ejemplo extremo, la violacion son absolutos, a medias no son.
Supongamos que se hace realidad: Magneto tiene su monumento. Me pregunto a San Martin que le hacemos?, A Messi que le hacemos...bueno, en realidad ya lo tiene y se llama Camp Neu (espero que TP sea del barça), a Belgrano, a Dorrego, a Alberdi y a tantos otros que le hacemos?

Cuando reina la confusion y las redacciones se llenan de soldados y los cuadros politicos son soldados rasos, puede pasar cualquier cosa: desde un monumento a Magnetto como uno para los K. Por que no? Y postulo uno para, mi tia de Burzaco puede tener un monumento a la gran ama de casa con changuito ecologico y ole.

Magneto no es ni un defensor de la libertad ni de la democracia, por el contrario es defensor de sus intereses, de los puestos de la gente que trabaja en sus empresa y de la libertad de sus empresas de prensa y esta muy bien, es legitio. Merece respeto pero al mismo tiempo es su deber y responsabildad.
Y no es EL debil, es parte de EL poder. Y aqui la gran confusion: no es Magneto contre El poder, es Magneto, una parte de EL poder, contra otra parte de EL poder. Si hay algo que distingue a nuestros heroes que tienen monumento es no haber tenido el poder real: San Martin en el exilio, Belgrano muere enfermo y sin dinero. Magneto de heroe, no tiene nada. El propio poder que tiene y demuestra es suficiente monumento. Mas que un monumentio seria una tautologia.

Da la senacion de que a la mayoria de los periodistas los unicos medios que supuestamente informan son La Nacion y Clarin. Solo en capital hay once diarios circulando que en muchos casos sufrieron en carne propia, la vision muy particular y corporativa que tiene el Sr. Magneto d ela libertad de presa y de empresa. Incisto, de heroe, nada.

Si queremos de verdad ser una republica en serio, habra que pasar por estos dolores de parto, habra que pasar por gobiernos con autoridad, casi al limte del autoritarsimo como este, habra que ver como los grupos economicos se desprenden de medios de comunicacion Y NO PUEDEN TENER UN CONGLOMERADO que les asegure una posicion dominante.
Si queremos ser una republica mas o menos seria, hay que separar no solo a la iglesia del estado sino a la prensa, a la prebenda empresaria y al clientelismo politico. Llevara decadas de lucha. Si, lucha y muy dura.

La libertad no es a medias o para algunos si y otros no. El Sr. Magneto se preocupo en crear empresas que es crear riqueza pero muy poco de crear conciencia ciudadana, ni mucho menos se preocupo en crear medios de difusion de produccion cultural que promuevan el bien comun que difundan volores republicanos y ciudadnos, ni se preocupo en que tengan una vision de aquello de "un nacion hablandose a si misma", sino que siempre primero busco consolidar una matriz de opinion concreta de una sociedad que no se mira a si misma sino a traves de sus propios medios, los de grupo Clarin, y ha producido medios con un nivel de difusion intelectual de bajo a la nada incluido el mas mediocre de sus medios: el diario Clarin, pesimamente o Canal 13. Que aporte ha hecho Magneto a la sociedad? Muy poco por no decir ninguno.
Ahora esto lo hace acreedor a un ataque por que si o por venganza, odio o envida, no en lo absoluto. Es apenas un ciudadano mas con mucho poder y pocos escrupulos.

GP dijo...

Muy bien, O Terror, muy bien.

Quizá aclararlo ahora no sirva, pero estaba dicho en el post de otro modo. San Martín y Belgrano son indiscutibles (no sé por qué), pero Urquiza, Mitre, Roca... Intentá levantar un monumento a Urquiza en Corrientes o a Sobremonte en Buenos Aires. Joseph Pulitzer hoy es un premio y un prócer del periodismo... pero andá a preguntarle a sus contemporáneos.

La historia de los próceres se lava con la persecución. Si lo siguen persiguiendo a Magnetto, lo van a convertir en prócer y terminará teniendo una estatua en Chivilcoy.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Mirá que era interesante este blog, eh.

O Terror Do Paper Papers dijo...

GP, seria bueno discutir a los proceres sin ponerles los valores de nuestra epoca como se hace con Roca.

Si, Belgrano y San Maryin y cualquier procer es discutible pero para desde los valores de su epocas.
Soy Fan de San Martin y no por eso no se lo puede discutir al maximo. Es una forma ademas de sacarlo del bronce y el marmol.

Si, sirve tu aclracion por que esto es una conversacion no algo monolitico como esta afirmacion de Perez Esquivel

"Una de las grandes conquistas de las luchas sociales fue la libertad de prensa, el derecho de informar y ser informado, pero los grandes monopolios económicos, ideológicos y políticos que controlan los medios de información han matado la libertad de prensa y quieren confundirla y reducirla a la libertad de empresa, y no son sinónimos... "

http://alainet.org/active/40567

Increible pero no estoy de acuerdo con el enfoque ideologico que el le da, es decir la libertad de prensa es valida solo si, defiende, representan o son legitimadas desde algunas, y solo algunas, tribunas de pensamiento
y que es todo lo que estamos hablando aqui, no creo ni en la sociedad unidireccional by Magneto, by Perez Esquivel, by los politicos, by quien sea sino la sociedad plural, como la blogosfera por ahora el unico espacio mediatico donde hay verdadera libertad de prensa.

Y eso que he dicho mil veces de que existe libertad de empresa no de prensa.

GP dijo...

OK. Está buena la discusión...

Yo también creo que el mundo marcha hacia más libertad y las tecnologías lo están demostrando. Internet es una piedra en el zapato para los dictadores y los autoritarios. También lo fue la prensa, la radio y la tv, pero para eso han encontrado el remedio universal: comprarlos.

Con libertad de empresa o de prensa podés contribuir con tu diario a una sociedad más justa. O podés hacer el juego a los autoritarios, que quieren que la gente se degrade para seguir usándola. Seguramente Magnetto tomó la decisión de dejar el lado oscuro cuando advirtió que si seguía apoyando a los Kirchner perdía más lectores que si los abandonaba, pero creo que igual hay que celebrarlo.