domingo, 22 de agosto de 2010

Lo mejor que nos puede pasar

Acabo de comprar Clarín, La Nación y Perfil en el quiosco de la esquina de mi casa. La canillita me pregunta qué pasa y yo le pregunto por qué.
—Se llevan todos los diarios. Hoy todo el mundo quiere La Nación y Perfil o Clarín y Perfil. Mire, son las diez de la mañana y casi no me queda Perfil.
—¿Y estos de acá abajo? le pregunto mientras hurgo en la pila y pellizco los del gobierno.
—A esos no los quiere nadie. No vendo ni uno.
—Bueno. Eso es lo que pasa. La gente quiere saber la verdad.
Le explico que hoy es un día para leer los diarios en Buenos Aires. Y también que el poder apuesta más fuerte cuando menos le queda y que los diarios del gobierno son como los vendedores de armas: cuando hay guerras, las aprovechan; cuando no, las provocan.

Vienen días duros para el periodismo en la Argentina. Pero eso no es una novedad.

La novedad es que serán días fantásticos, de esos que se recuerdan para siempre. El periodismo se templa cuando tiene que defender las libertades. No hay mejores días que los heroicos para los periodistas de verdad.

Entonces el periodismo cumple su papel primordial y la gente sabe quién es quien, a pesar de sus flaquezas.

El periodismo no es de papel. Es de sangre y fuego.

6 comentarios:

José Soriano dijo...

No es verdad. Papel Prensa vendido bajo tortura fué entregado a Clarín y Nación que formaron un monopolio del papel con el que compraron mas de 300 medios. Por ello en Argentina prácticamente hay una sola voz. En democracia es necesario que haya muchas voces y aplicar la misma justicia a TODOS por igual.
http://tiempo.elargentino.com/notas/venta-fue-despojo-parte-de-los-tres-diarios-y-dictadura
Si miran hay muchos otros medios invisibilizados por los medios hegemónicos. Investiguen no se plieguen a la desinformación.
fraterno

Jorge-Z dijo...

En democracia lo que debe hacerse es que el pueblo gobierne a través de sus representantes.
O sea, que los gobernantes se ocupen de defender el interés de sus representados, y no los suyos.
El resto viene por añadidura.
Y ESTE GOBIERNO en especial es el menos indicado para hablar de aplicar justicia a todos por igual. Y MENOS TODAVÍA si hablan de los años '70.
¿Clarín y La Nación son paladines de la Justicia? No, desde luego. ¿Y qué? Mucho menos lo van a ser los diarios de Szpolski, pescadores que cuando este río se tranquilice o se seque aguardarán que venga otro río con sus propios torbellinos...

JuanCO dijo...

¿Cuánto vende cada diario? ¿Todos los diarios juntos? ¿A cuántas personas llegan? ¿Cuántos son los entusiasmados por esta lucha por la "libertada de expresión"? ¿Más que los pocos que ven a Tinelli y a Fort?
Esta pelea solo les gusta darla a los políticos y a los medios. La distancia con la sociedad es abismal.
Es absurda y autorreferencial.
No te ilusiones; no habrá ningún héroe y los diarios seguirán siendo papel para envolver huevos al día siguiente.

GP dijo...

Gracias José, Jorge y JuanCO.

No hablaba de Papel Prensa ni de la legitimidad o no de su compra. Solo del embate evidente del poder sobre los que piensan diferente y sobre los que pueden denunciar sus abusos.

Otra cosa: justicia no es dar a todos lo mismo ni tratar a todos igual. Ese es la definición más cabal de la injusticia.

A pesar de tu escepticismo, JuanCO, el periodismo saldrá fortalecido.

José Soriano dijo...

Creo que hay una confusión conceptual. El Poder en la Argentina son los diarios y los medios concentrados. El gobierno lo que hace por primera vez es sentarse a discutir ese poder desde el Estado, no servirlo obedientemente. No se equivoquen. Miren un diputado NO peronista hablando del tema: http://www.youtube.com/watch?v=PObcl6h31DE
Los juicios de intención, la descalificación sin argumentos no sirven en momentos como este.
fraterno
js

paco dijo...

Señor José Soriano:
¿y Perfil es la voz hegemónica que domina la Argentina gracias a la dictadura militar?

La gente no es gobernada ni estupidizada. La gente es estúpida, y cae en el populismo peroncho de kirchner o de De Narvaez y mientras se entretiene con Tinelli, lo demás, a la mayoría le chupa bien un huevo.