domingo, 29 de agosto de 2010

Síndrome de Estocolmo

¡Otra vez Videla en la tapa de Página 12!
¿No será síndrome de Estocolmo?

Clarín publicó ayer una relación de los medios del poder. La lista es discutible y no son todos iguales, aunque todos ellos le saquen dinero al gobierno para alimentar su mesa del desayuno con prensa adicta.

Lo paradójico es que los Kirchner perdieron la elección de junio del año pasado en Santa Cruz, la provincia que manejaron como una finca, con todos los medios a su favor. Por lo que habría que concluir que los medios a favor no sirven para nada a los políticos.

Pero a eso deberíamos preguntárselo a Sergio Szpolski o a Rudy Ulloa o a otros dueños de PPP (Prensa Proveedora del Poder). A ellos sí que les sirven. Y les viene maravillosamente bien que el matrimonio presidencial desayune todos los días con Clarín y La Nación y que oiga a Nelson Castro a la mañana y a Jorge Lanata a la noche. Son lo que la inseguridad para las empresas de seguridad. Al final somos rehenes de los guardias que nos desvalijan para que los ladrones no nos desvalijen.

Para colmo al criticar a esos diarios y periodistas les hacen publicidad. En cambio si hablaran bien de Tiempo Argentino o de Página 12 les harían perder lectores si es que tienen alguno (y ahora aclaro que si Página 12 vendiera 13.000 ejemplares estaría en el IVC).

Deberían liberarse del secuestro de la prensa adicta. Dejar de leer diarios y preocuparse por gobernar. Y dejar de darle dinero a los que lucran con la ansiedad y la codicia del poder. Pero ya no sé si es tarde para este consejo. Por lo menos me queda el consuelo de haberlo dado muchas veces en este blog.

Publicar un comentario en la entrada