sábado, 28 de agosto de 2010

La distribución también es de interés público

El papel no es el único insumo básico para hacer diarios. También habrá que declarar de interés público a la tinta, el agua, las rotativas, la electricidad que usamos para moverlas, los periodistas y los gráficos, las computadoras, las antenas, las líneas telefónicas... y la distribución y la venta.

En la Argentina la distribución y venta de diarios y revistas todavía es rehén de un sistema mafioso, mucho más grave que monopolio de la producción de papel. Y está defendido por una ley que otorga privilegios sindicales a pequeños y medianos cuentapropistas. No solo son sindicales esos privilegios, también son antirepublicanos: las paradas se trasmiten hasta el quinto grado de consanguinidad, como si fueran condados.

Todos los diarios están secuestrados por ese sistema perverso que impide que haya verdaderos populares y gratuitos en la Argentina. Además es la causa principal de la escasa circulación y del alto precio de los diarios y revistas ya que siempre han preferido vender menos ejemplares a mayor precio para trabajar menos.

Deberíamos aprovechar el ímpetu igualador y humanitario para ir por más.

¿Peleará la prensa proveedora del poder por esta bandera? Debería hacerlo.

NOTA: Página 12 podría informar de dónde tomó esa foto para que el gremio gráfico denuncie a esa empresa por no cuidar normas elementales de seguridad.
Publicar un comentario en la entrada