lunes, 9 de agosto de 2010

Ego del fotógrafo

No es un error de información. No hacía falta corregir nada que cambiara lo que se decía sobre una cometa con luces confundida por media ciudad con un ovni dos días antes. Además en ese diario nadie firma sus crónicas, solo Sus Excelencias los Ilustres Fotógrafos. Para colmo a esa foto la podría haber tomado mi tía la de Banfield con su telefonito (ya se ve que no es una foto de Robert Capa en el desembarco de Omaha). Y también se entrevé que estas cosas ocurren cuando los fotógrafos tienen el ego más desarrollado que su capacidad para hacer fotos.

Hay que suponer que el masculino de cometa es la firma del fotero.

Le descontaría el espacio de publicidad del próximo salario y sin el descuento de empleado.
Publicar un comentario en la entrada